Pandemic Legacy. Temporada 0 de Devir

 Hola ¿Qué tal? ¿Todo bien? Pues aquí estamos otro mes más. Esta vez traigo un juego que hace un par de años tenía por ahí guardado y al que tenía bastantes ganas y que por fin le hemos metido caña en casa para poder hacer una reseña. Se trata de Pandemic Legacy temporada 0. Sí, ya sé que no es actual ni nada de eso, pero… La vida es así. Se hace lo que se puede. ¿Recuerdas el especial padres que hice hace casi seis años? pues imagina intentar jugar con una niña de casi seis años un juego de mesa con fichitas pequeñas y llamativas, ¡verás lo divertido que és! En fin... 

Para poder hacer esta reseña hemos tenido que hacer diversas partidas, puesto que… Bueno, es Pandemic, a eso ya hemos jugado muchas veces, de lo que trata esta review es de ver como funciona la parte Legacy de este juego en concreto.

La caja

Pues muy en sintonía con las otras dos partes. A nivel grafismo e ilustrador. Vistas las 3 cajas quedan muy chulas y no desentonan. El interior nos trae componentes más chulos a nivel estético. Si antes había cubitos como enfermos, aquí hay espías del bloque soviético en forma de miniaturas pequeñitas (El Temporada 1 es cierto que también aparecen minis, pero no al principio).

Respect!

El tablero tiene estética retro (se juega en los años 60, así que ya es lo suyo) y tiene unos toques de desgaste muy logrados en las articulaciones del tablero (estaban tan logrados que pensaba que los había hecho yo accidentalmente). 

Yo veo esto y me da que huele a tabaco del malo

Por supuesto trae consigo las barajas del juego básico y las Legacy tan características. Pero lo que lo hace muy especial son los “pasaportes” con los que hacer nuestro personaje. Este pasaporte tiene una foto al que personalizaremos con mil y un pegatinas muy molonas que me enamoraron desde el primer momento que las vi y que te ayudan a montarte un personaje. No, en serio… Este tipo de detalles son los que marcan la diferencia.





El juego

Y vamos a lo que nos interesa: El juego es un Legacy con lo que nos facilita aprender lo básico si ya has jugado el Pandemic original o las temporadas 1 y 2. Pero con matices. Aquí no hay 4 enfermedades de las que hay encontrar una cura, no. Hay espías del telón de acero que tratarán de descubrir nuestro agente. Eso se traduce en algunos pequeños cambios en la mecánica del juego original. Así pues, los brotes de enfermedades que, al sobrepasar el tercer cubito que podía soportar una ciudad se expandía a las ciudades vecinas pudiendo crear una cascada de colapsos de ciudades que nos destruía nuestra partida en el Legacy (y que luego vivimos en la vida real con el maldito Covid)… Bueno, pues aquí no ocurre, aquí se pondrá un espía permanente que por mucho que hagas limpieza seguirá estando ahí dando por saco para el resto de partidas Legacy. Si acabas el turno en una casilla con un espía, en lugar de contagiarte, descubren una identidad secreta y rascas una de ellas en tu pasaporte (un punto de vida, vamos).


Otra mecánica que cambia respecto al juego base es que uno de los objetivos tiene una localización secreta y debes ir descartando localizaciones hasta dar con la “X” del lugar. Por ejemplo, una muestra de “Medusa” el virus chungo de la temporada 1 está en un lugar indeterminado de Europa, pues tienes que ir descartando lugares en función de las cartas que previamente han salido (el lugar exacto se extrae de la baraja de los jugadores antes de la partida). Una de las formas de agilizar el tema es yendo al piso franco y eliminando cartas mediante una acción, pero como la cosa va por tiempo no siempre podrás descartar todas las pistas falsas. Por nuestra experiencia en la primera partida se obtenía la “X” fácilmente, pero en la de febrero fue un infierno aquello, nos la tuvimos que jugar entre tres posibles ciudades (y cogimos la que llegaba nuestro equipo táctico porque no había más opción… Y mira ¡sonó la flauta!). Pero a partir de abril las cosas se empiezan a poner bastante más complicadas (o eso, o somos unos maluzos).



Lo cual nos lleva a otro cambio en la mecánica Legacy. En la temporada 1 había que cumplir TODOS los objetivos para dar por ganada la partida, en la temporada 2 creo recordar que también (ni acabamos la campaña), pero aquí no, aquí con un objetivo ya vale para “ganar”, obteniendo otro párrafo diferente y otra rama por donde se desviará nuestra historia.


En el argumento la cosa mejora bastante. Ya el 1 nos sorprendió por su historia chulísima con traiciones y cambios de argumento y cosas así… Pero es que aquí ¡Ay amigo! ¡Es una historia de espías! Y tira de tópicos y clásicos como el manido “No confíes en nadie” y que es el que te lo va a clavar por detrás (el puñal, ¡malpensado!), o contarte el plan maléfico antes de dejarte en una pecera con tiburones con moto sierras para irse y dejarte solo… En fin, eso no pasa en la campaña, pero tú ya me has entendido, ¿verdad?


Ahora en serio, la historia (hasta mayo, que es hasta donde hemos jugado nosotros) está realmente lograda. Y el nivel de dificultad está bastante equilibrado, hasta el punto de celebrar un objetivo cumplido cuando estás a punto de perder como si tu equipo hubiese acabado de marcar un gol. Eso es algo que pocos juegos de mesa consiguen y eso aquí pasa bastante, porque te adentras en la partida y sabes que un fallo tendrá consecuencias en las siguientes partidas y eso… ¡Eso está genial! Notas que las consecuencias del éxito o del fracaso tienen una repercusión y eso lo hace muy interesante.


Por poner una pega (y mira que me cuesta), sería el tan manido “efecto líder” que le ocurre a la saga Pandemic. Es decir: Un jugador manda y el resto obedece. Suele pasar mucho con los juegos colaborativos. También cierta aleatoriedad con las cartas. Hay gente a la que no le gusta demasiado este tipo de cosas y es comprensible. 


Me obligué a mí mismo a buscarle algún punto en contra más… Para compensar y eso, así que busqué en BGG valoraciones malas y, excepto por gente que estaba en desacuerdo en destruir el juego o que se enfadó porque los rusos eran los malos, no había mucha cosa más. Lo cual, dice mucho del juego en sí.


Lo mejor

- Los acabados. Desde el “pasaporte” y personalización del personaje hasta las miniaturas de espías o equipos de operaciones pasando por la estética retro de los años 60.

- La historia está chulísima y ese: “vamos a jugar a ver qué ocurre” que tanto mola en los Legacy.

- La dificultad tan bien equilibrada en este juego.

- La duración de la partida. En torno a una hora.


Lo peor

- Aleatoriedad. Las cartas es lo que tienen.

- El efecto líder. ¡Cuidado con quién juegas!


Lo demás

Pues no hay mucho más “demás” en un juego Legacy en el que el final del juego está tan cerrado y tan completo, ¿no? ¡Pues no! Aun así, hay gente que se curra continuaciones del juego en otra mini campaña hecha por jugadores. Esto me recuerda al comentario cuñado ese que dice que en las autopistas hay que mirar si hay camiones aparcados en los restaurantes para ver si el sitio es bueno o no… Pues con esto igual, si hay gente que se trabaja ampliaciones del juego es que están lo suficientemente motivados. Llamadme “cuñado” si queréis, pero hacedme caso que yo sé de esto (y te puedo conseguir un Iphone más barato que yo hablo con uno que conozco que ya verás…)

Madre mía que cosas encuentro en internet, la peña está fatal, ¿eh?

En definitiva

Es un Pandemic y es un Legacy, en el ranquin general de Board Game Geek está en el puesto 53… ¿Qué más quieres que te diga? Los datos hablan solos.


(Edit). Buscando imágenes para poner en la review he visto que el juego llega a los 80-90€ porque está descatalogado!!!!! A ver... Modestamente no sé si vale la pena ese precio para ir "rompiéndolo" poco a poco. Yo casi esperaría a una reedición. Pero en fin... El juego es bueno y por eso tiene los precios que tiene imagino. No sé, estoy en shock, permitidme que acabe con un meme que resume mi estado de ánimo en estos momentos...




Venga, ¡nos vemos el próximo mes con otro juego! ;)