Reseña de Fairy Tail: 100 Years Quest vol. 8, de Hiro Mashima y Atsuo Ueda.

  Reseña de Fairy Tail: 100 Years Quest, de Hiro Mashima y Atsuo Ueda.

Tras lo que pareció el final de Fairy Tail, llegó la secuela oficial Fairy Tail: 100 Years Quest escrita por el propio Mashima y con dibujos de su ayudante Atsuo Ueda. Este pasado mes de enero se lanzaba su octavo volumen, que sigue con esta nueva aventura de Natsu y sus amigos y que, hasta la fecha, ha logrado estar a la altura de la saga principal.

Reseña de Fairy Tail: 100 Years Quest vol. 8, de Hiro Mashima y Atsuo Ueda.

Fairy Tail (フェアリーテイル), obra original de Hiro Mashima, comenzó a publicarse el 23 de agosto de 2006 en la revista Shōnen Magazine, de la editorial japonesa Kōdansha, y en el país del sol naciente alcanzaba su final en 2017 con la friolera de 64 tomos publicados.

Fairy Tail: 100 Years Quest empezaba su publicación el 25 de Julio de 2018 en la Shōnen Magazine.

Norma Editorial nos ofrece esta secuela en una réplica exacta de su formato japonés, un rústica sobrecubierta de 11,5 x 17,5 cm en cuyo interior encontramos 188 páginas en blanco y negro.

Fairy Tail: 100 Years Quest vol. 7
Continúan las aventuras de Natsu, Lucy, Elsa, Wendy y Gray en una nueva misión que lleva vigente desde hace cien años y nadie ha logrado completar jamás en el continente llamado Guiltina, misión que en tomo anteriores los llevaba a una ciudad dónde deben encargarse de sellar al Dragón Divino de Madera.

Tras lograr derrotar al Dragón de Madera Aldoron, los miembros de Fairy Tail se toman un merecido descanso con un par de aventurillas repletas de fanservice gracias a Brandish y sus poderes espaciales de cambiar de tamaño las cosas a voluntad. Pero el descanso no toma demasiado tiempo.

Reseña de Fairy Tail: 100 Years Quest vol. 8, de Hiro Mashima y Atsuo Ueda.Reseña de Fairy Tail: 100 Years Quest vol. 8, de Hiro Mashima y Atsuo Ueda.

Cuando la maga blanca despierta, en un movimiento desesperado, realiza un hechizo de transferencia que arrastra con ella a los miembros de la misión hasta Edolas, el mundo paralelo al de nuestros amigos que no posee magia. Allí encuentran una vez más a sus contrapartidas, para las cuales ha pasado bastante más tiempo dejando una serie de... consecuencias... que volverán locos a nuestros protagonistas.

Ya situados en este otro mundo, comenzarán a investigar que se encuentra tras las intenciones de la Maga Blanca, solo para terminar dando con el auténtico peligro que se encuentra tras todos los sucesos que les han ido sucediendo desde que empezó esta mision: Selene, la dragona Divina de la Luna.

Reseña de Fairy Tail: 100 Years Quest vol. 8, de Hiro Mashima y Atsuo Ueda.Reseña de Fairy Tail: 100 Years Quest vol. 8, de Hiro Mashima y Atsuo Ueda.Reseña de Fairy Tail: 100 Years Quest vol. 8, de Hiro Mashima y Atsuo Ueda.

De momento, las aventuras continúan para nuestros protagonistas, mientras nuevas amenazas nacen y la historia se vuelve cada vez más interesante en esta misión de cien años...

Fairy Tail: 100 Years Quest logra su cometido y se siente como una digna continuación. Los personajes protagonistas se sienten exactamente igual, con sus marcadas personalidades y sus escenas totalmente idas de la olla, algo que es de agradecer. 

La historia de Mashima ayuda mucho, pero es el dibujo de Atsuo Ueda lo que termina de convencernos, con un estilo de dibujo exactamente igual al del sensei.