Reseña de Yu Yu Hakusho - ed. Kanzenban - vols. 3 y 4, de Yoshihiro Togashi - Ivrea

  Yu Yu Hakusho de Yoshihiro Togashi

Ivrea continua con su maravillosa edición de Yū Yū Hakusho (幽★遊★白書) de Yoshihiro Togashi, con una kanzenban absolutamente maravillosa que hace honor a este clásico del shonen de los 90. En esta ocasión nos encontramos ante los tomos 3 y 4.

Reseña de Yu Yu Hakusho - ed. Kanzenban - vols. 3 y 4, de Yoshihiro Togashi - Ivrea

Para aquellos jóvenes o despistados que andéis algo perdidos, Yū Yū Hakusho (幽★遊★白書) de Yoshihiro Togashi es uno de esos títulos mágicos de la época dorada de la Shonen Jump de Shueisha durante los '80 y '90, como Dragon Ball, Hokuto no Ken, JoJo's Bizarre o Slam Dunk.

A nuestras tierras llegó en el 2004 siguiendo con la avalancha de anime en las cadenas autonómicas, cuando el canal 33 estrenaba en Cataluña este maravilloso shonen, abriendo la puerta a que más tarde se estrenara también en la cadena local Urbe tv y la Sexta, y así trayendo esta serie a nuestras vidas para quedarse.

Ahora gracias a Ivréa esta serie llega a nosotros este pasado diciembre en el formato que se merece, una edición kanzenban que recopilará toda la obra en 15 tomos con portadas nuevas dibujadas por Togashi con su estilo mas actual, varias páginas a todo color y otras en bicolor, teniendo un tamaño A5. 


Reseña de Yu Yu Hakusho de Yoshihiro Togashi - Ivrea

Con una cadencia bimestral, la sobrecubierta de esta edición incluye detalles en plata y dorado e incluyen una ilustración en el lomo que se completará con los 15 tomos, tal y como os mostramos en la fotografía de abajo de la edición japonesa.

Reseña de Yu Yu Hakusho - ed. Kanzenban - vols. 3 y 4, de Yoshihiro Togashi - Ivrea

Además, en el interior encontramos el dibujo de portadas en una preciosa combinación de dorado sobre negro... ¡Vaya sobrada!

Reseña de Yu Yu Hakusho de Yoshihiro Togashi - Ivrea

El manga de Yū Yū Hakusho nació en 1990 bajo las sabias manos de Yoshihiro Togashi, siendo publicado en la revista semanal Shōnen Jump de Shūeisha hasta 1994 y siendo recopilado en un total de 19 volúmenes formato tankoubon. La adaptación anime a cargo del estudio Pierrot inició su emisión japonesa el 12 de octubre de 1992, finalizando el 17 de enero de 1995 con un total de 112 episodios, dos películas y dos OVAs. Este año además se está celebrando el 25 aniversario de la serie, motivo por el que se lanzará en tierras niponas una nueva OVA.

La historia la protagoniza Yusuke Urameshi, un gamberrete de instituto que muere atropellado al intentar salvar a un niño. Al parecer, el pequeño no iba a morir y desde el mundo espiritual se sorprenden de su altruismo. Botan, una shinigami, la lleva hasta Koenma, hijo del Enma, el gobernante del mundo espiritual. Como su karma está completamente equilibrado, no pueden enviarlo al cielo y al infierno a la vez, así que Koenma decide darle una segunda oportunidad haciéndole cierto encargo para que pueda recuperar su vida. Viendo la nobleza de su carácter, Koenma le da la oportunidad de recuperar su cuerpo convirtiéndose en un detective espiritual que tendrá que resolver casos de lo más peliagudos hasta para los seres del mundo espiritual, enfrentándose a demonios y seres de lo más formidables. Su antiguo rival por ser el más malote del instituto, Kuwabara, acabará siendo un gran amigo, junto a los carismáticos aliados del mundo de los demonios, Kurama y Hiei.

Reseña de Yu Yu Hakusho - ed. Kanzenban - vols. 3 y 4, de Yoshihiro Togashi - Ivrea

Yu Yu Hakusho - ed. Kanzenban - vols. 3 y 4

En estos volúmenes continúa definiéndose el grupo de protagonistas de esta famosa historia, por lo que antes de ello tenemos que presenciar el final del enfrentamiento entre Yusuke y Hiei el del Ojo diabólico... Quien a pesar de aparecer al inicio al igual que Kurama como un enemigo, no tardará en unirse al reparto que encabeza esta historia.

Reseña de Yu Yu Hakusho - ed. Kanzenban - vols. 3 y 4, de Yoshihiro Togashi - Ivrea

Con este arco argumental que daba inicio en tomos anteriores ya cerrado, nos encontramos con el desarrollo casi obligatorio del gran Kuwabara, el macarra que en inicio era el rival de Yusuke en la ciudad pero que recientemente ha ido desarrollando poderes espirituales.

La trama nos lleva de cabeza a uno de los clásicos de este manga: un torneo en el que se enfrentan diversos rivales y que esta ves tiene como objetivo convertirse en el discípulo de Genkai, una humana poseedora de toda una serie de técnicas secretas capaces de destruir a monstruos y demonios que se encuentra buscando a un sucesor.


Reseña de Yu Yu Hakusho - ed. Kanzenban - vols. 3 y 4, de Yoshihiro Togashi - Ivrea

Siguiendo las solicitudes de Koenma una vez más, Yusuke accederá a participar en dichas pruebas para localizar a alguien muy peligroso: un demonio muy beligerante llamado Rando, que se especializa en robar técnicas y que, de hacerse con las de Genkai, se convertiría en alguien demasiado poderoso.

En dichas pruebas, Yusuke coincidirá con Kuwabara, quién se ha presentado a las pruebas para conocer mejor sus propias habilidades. Estas pruebas y el encuentro con Rando darán pie a toda una serie de combates en la que los personajes protagonistas evolucionarán tanto en poder como en su relación, ofreciendo además duelos de lo más emocionantes.

Reseña de Yu Yu Hakusho - ed. Kanzenban - vols. 3 y 4, de Yoshihiro Togashi - Ivrea

La siguiente saga, que se alarga durante el final del tercer tomo y el cuarto, nos ofrece el arco de las Bestias Sagradas, en el cual veremos colaborar por fin por primera vez a los cuatro héroes que todos recordamos: Yusuke, Kuwabara, Hiei y Kurama.

Con los cuatro reunidos al fin, nos da la sensación de que realmente la historia ha dado inicio, lista para ofrecernos lo mejor de Yoshihiro Togashi de aquí en adelante.

Todo esto por supuesto en compañía del trazo firme y clásico del Togashi de los años 90, con ese toque clásico shonen que nos enamora.

¡Una maravilla!