Review del manga Reverberación Vol.1 de Tsutomu Takahashi - Norma Editorial


Review del manga Reverberación Vol.1 de Tsutomu Takahashi - Norma Editorial

El pasado mes de enero la editorial Norma nos sorprendió incluyendo en su catálogo de lanzamientos del mes una nueva serie manga de Tsutomu Takahashi autor de Neun y titulada Reverberación, una obra de lo más madura que nos ha dejado gratamente encantados con su primer número.

Review del manga Reverberación Vol.1 de Tsutomu Takahashi - Norma Editorial

Como siempre, el tomo cuenta con un formato en rústica con sobrecubiertas extraíbles y tapas blandas que tiene un tamaño de 13 x 18.2 cm y un interior formado por 182 páginas en blanco y negro siendo las primeras 10 a color. Una obra absolutamente necesaria para los fans de este autor. Para aquellos que se quieran hacer con el primer tomo de esta serie, se encuentra a la venta en librerías, tiendas de cómics y a través de la web de la editorial por 9€

Reverberación Vol.1
Review del manga Reverberación Vol.1 de Tsutomu Takahashi - Norma Editorial
Al lado del cuchitril en el que reside Satoru vive Segawa, un anciano ex-miembro de la Yakuza que es incapaz de valerse por si mismo. Tanto que permanece postrado en la cama y una vez a la semana le llevan a un centro de día donde le asean, día que a su vez llama a Satoru para charlar de sus años mozos.

Un buen día, su vecino le pide el más extraño de los favores: Mátame y te dejaré cinco millones. Con la condición de que lo haga con una pistola que el mismo anciano le proporciona y que una vez esté cadáver, acuda a ver a las familias de aquellos a los que el antiguo Yakuza mató, para entregar una cantidad de dinero.

Al joven le corroe la duda y su corazón comienza a ceder ante sus deseos más oscuros. La muerte del anciano le da absolutamente igual, pero mancharse las manos de sangre es otra cosa. Aunque cuando se plantea lo poderoso que podrá ser con el arma en su poder, sus tapujos no tardan en desaparecer, fantaseando con lo que vendrá.

La locura que habita en su interior empieza a aflorar… y siendo capaz de su verdadera naturaleza ya no tendrá un camino al que volver, si no que irá directo, en línea recta, eliminando a todos aquellos que se crucen en su camino. No importa que sea la Yakuza, él se deshará de todos y cumplirá con el deseo del anciano.


Review del manga Reverberación Vol.1 de Tsutomu Takahashi - Norma Editorial
La crudeza de la mente humana explorada de una forma simple y sin tapujos. Eso es lo que nos muestra este manga de Tsutomi Takahashi, una historia protagonizada por alguien que no se arrepiente del camino que ha decidido tomar. Curiosamente en esta historia el concepto del bien y del mal no tienen líneas fijas, si no que se desdibujan a capricho de su protagonista.

Este claro está, puede parecernos odioso a simple vista, ya que su moral dista mucho de la de una buena persona o ejemplo de la sociedad actual, pero es precisamente ese el punto fuerte del personaje, lo rastrero que puede llegar a ser, siendo esto lo que lo convierte en humano y lo que le aporta las luces y sombras en la historia que nos quieren contar.

No mucho después, acompañando a este personaje encontraremos su contrapeso, aquel que consigue aportar algo de ligereza a la trama no por la comedia si no por el aspecto de bondad o más bien de víctima que representa. El dúo creado por estos dos personajes equilibra la carga cruel de la historia y personalmente esperamos que sigan apareciendo habitualmente.

Así pues, en conjunto estamos ante una historia dura, algo macabra y muy cruel, que trata a los personajes de formas sorprendentes, todo para que el lector sea consciente de que en el mundo en el que vive su protagonista, las líneas del bien y del mal son muy difusas. No recomendado para mentes frágiles o muy escrupulosas, porque puede revolver el estómago o dejarnos con mal sabor de boca. Aunque todavía tenemos que ver cómo sigue la historia para valorarlo completamente.


Review del manga Reverberación Vol.1 de Tsutomu Takahashi - Norma Editorial
En cuanto al apartado artístico, este mantiene el mismo estilo de dibujo de sus obras anteriores, con grises y tintas difuminadas, dándole un aspecto de decadencia a las primeras páginas que la verdad queda muy logrado y ayuda a entrar en materia. Un buen ejemplo de un autor que hace sus obras de forma que se retroalimentan con su dibujo.

Si nos fijamos en el diseño de personajes, estos permanecen muy sencillos y sin apenas nada que llame la atención, podrían ser unos cualquiera totalmente anodinos si nos los encontráramos en la calle, pero queda claro que este concepto es buscado, ya que nos recuerda que no todas las personas son buenas por naturaleza, y menos todavía si les das las armas para dejar de serlo.

En cuanto a los fondos, no son demasiado detallados, ni en la residencia en la que vive el protagonista ni en la casa de los Yakuza, pero sí que lo son aquellas cosas que caen en las manos de los personajes, como por ejemplo la calavera que se encuentra en la habitación del anciano o la pistola que este le entrega. Un claro uso del detallismo marcado en puntos específicos.

En conclusión, estamos ante un manga muy cruel y con cierta dosis de realismo, lo que le hace el ejemplo perfecto de una historia madura y solamente apta para los más curtidos. Claro está que muchos otros lectores podrán disfrutar de esta obra, pero hay que saber dónde nos metemos para no llevarnos sustos indeseados.