Review: Dungeon Universalis de Ludic dragon Games


Bueno, Bueno, Bueno... ¡Lo que traigo este mes! Nada más y nada menos que Dungeon Universalis (o DUN), un juego de mazmorras clásico capaz de rivalizar con el todopoderoso Gloomhaven por la cantidad de contenido que tiene. La caja es tan voluminosa y pesada que podría tener lunas girando alrededor suyo.

Abrimos la caja y hay muchas, muchas cartas (más de mil) y personajes y bestiario dividido en bandas (ladrones, hombres rata, orcos, etc…) en cartón troquelado (en torno a 200), tableros en forma de mazmorra y tokens.

Dungeon Universalis está hecho (durante 10 añacos) por Óscar Bribian, un escritor de género fantástico y de terror. El juego está basado en el mundo de Arasca de su novela fantástica Raazbal. Por tanto, tenemos un cuidado producto hecho por el mismo creador de su novela, así que poca broma.

Dungeon Universalis
Jugadores: De 1 a 6 (recomendable 4)
Tiempo: 60-180min
Edad: 12+
Clasificación BGG: 2875 de 17854

La caja
Ilustración espectacular con una criatura terrorífica enfrentándose a guerreros, como mandan los cánones. A nivel de tamaño, comparado con su competidor, Gloomhaven, son igual de grandes.

Dentro encontramos varias bandejas para guardar cartas y las miniaturas en 2D (¿Se llama así? No sé, me lo acabo de inventar); cada bandeja se guarda sobre la otra y da para guardar mucho cartón.


Dungeon Universalis de Ludic dragon Games

Comparado con su otro competidor, Gloomhaven, no hay mucha diferencia.

Dungeon Universalis de Ludic dragon Games

El juego


Es difícil empezar a describirlo debido a la gran cantidad de contenido que tiene, a ver que me sale...

La exploración es algo muy visual, como no podría ser de otra manera, tiene unos tokens que se ponen en las losetas muy acertados que indican que ahí no hay pared y que hasta que no asomes la cabeza no sabrás lo que hay, en el momento en el que un personaje llega al token, se desvela la siguiente parte del dungeon, normalmente en forma de pasillo: Fácil y realista. Desconozco si Gloomhaven tiene ese sistema, no lo he jugado aún, pero, por ejemplo, otros de un estilo similar como Imperial Assault o Blackstone Fortress no lo tienen, el mapa está desplegado en su totalidad. Punto para DUN.


Dungeon Universalis de Ludic dragon Games


Dungeon Universalis de Ludic dragon Games


El combate, por ejemplo, se hace de forma muy sencilla… aparentemente: 2D6+habilidad de armas, si gana el atacante hace daño, si gana el defensor, no. Hasta aquí la parte fácil: Los encuentros son algo aleatorios, no saldrá cualquier bicho del bestiario, limitándose a un par de facciones en función del argumento, por ejemplo, en una partida donde unos ladrones se han aliado con unos goblins y los personajes deber recuperar las posesiones de los aldeanos de Random village, encontraremos como enemigos a ladrones y goblins, fácil ¿no? Cada facción tiene desde la clase más baja en su escala social hasta el final boss de turno, así que cada enfrentamiento da una referencia de un combatiente, para averiguarlo, deberás buscar en el bestiario que rival es, además del equipo que lleva y coger las correspondientes cartas de equipo para aplicarles las reglas correspondientes, no olvides las habilidades, de eso también habrá que buscar en la caja. Eso, lo hace más lento y difícil que cabría esperar. Imperial Assault, por ejemplo, cada enemigo tiene su carta, con sus habilidades y su capacidad de hacer daño, sin tener que buscar otras cartas extra. Creo que ese es el elemento que más flojea en Dungeon Universalis. Llevado por un director de juego algo experimentado puede ser se lleve bien, pero a mi modo de ver, es complicarse la vida en algo que se podría haber solucionado fácilmente. Nuestro director de juego, cuando acabó, parecía que salía de un examen de física aeroespacial avanzada.

Dungeon Universalis de Ludic dragon Games
Bestiario de ejemplo. Los del punto rojo son los jefes, los de amarillo jefecillos y los de blanco, matones

Dungeon Universalis de Ludic dragon Games
Personajes de todo tipo arriba, abajo, cartas, muchas cartas
El resto de tiradas, las de habilidad, también se realiza con 2D6+habilidad y se lucha contra una tirada prefijada: 10.

La baraja del director de juego permite una buena cantidad de contratiempos, desde enemigos, hasta trampas, pasando por ladrones que se llevan tu equipo (casi prefieres morir a que se lleve tu mandoble partecraneos), el sistema de juego permite que se juegue también sin director de juego, y ese es un gran punto a su favor. ¿Cuántos juegazos nos hemos comido con patatas porque no hemos encontrado con quién jugarlo? Pues eso ya no pasará con DUN. 

Tema personajes, hay muchos, MUCHOS: 20 profesiones y 25 razas: Más de mil cien combinaciones. Cada raza tiene su limitación en habilidades, donde puede llegar, por así decirlo. Algo justo para mi gusto, puesto que en la característica principal puedes llegar al máximo desde el mismo inicio del personaje, no obstante, las habilidades (talentos o dotes desde el punto de vista D&D) sí que se adquieren con experiencia y sí le dan el toque que merece cada profesión, hay 120, así que consideraremos que se podrá personalizar el personaje.

Una vez hecho al personaje, toca equiparlo… ¡y madre mía si puedes equiparlo! Hay todo tipo de armaduras, escudos, armas cuerpo a cuerpo y de proyectiles, cada una con su peculiaridad. Además, el equipo tiene reglas fáciles y lógicas, algo que es de agradecer.

El juego trae un libro y mapa de campaña con 12 partidas además de escenarios simples (20 partidas simples más otro libro solo para kickstarters). Según que versión de Kickstarter sea, hay otro libro de bestiario hecho además del primero.

Respecto a las losetas creo que anda la cosa por 35 habitaciones más 110 conexiones como pasillos, distribuidores y escaleras, un total de 145 (Imperial Assault, por ejemplo, tiene 59).

Una cosa que cabe destacar es el hecho de la gran cantidad de contenido que tiene la caja. Cualquier empresa de las “majors” que conocemos, pondría una tercera parte del contenido y el resto lo vendería aparte por el mismo precio o más. Se nota que el autor le ha dedicado gran esfuerzo y cariño a su producto. Pocas veces, que digo pocas, NUNCA encontrarás tanto contenido en una caja por el precio que tiene hasta que llegó Dungeon Universalis.

El nivel de acabados es bastante bueno, las losetas cumplen su función y hay de todo: desde el típico dungeon de piedra, hasta césped o madera, pasando por barcos y entornos acuáticos. Cierto, no hay miniaturas, pero seria imposible tener miniatura de todo. Prima más tener muchos personajes que tener pocos pero muy bonitos. Podríamos decir que Dungeon Universalis es el ejército de goblins e Imperial Assault, Altos elfos.

Eso implica que necesitas una mesa grande para poder ir poniendo el tablero que se irá descubriendo además de espacio para jugadores y sus personajes y espacios auxiliares para tokens, enemigos retirados o a la espera de entrar y mil y una cosas más.
Dungeon Universalis de Ludic dragon Games
En esta mesa jugamos habitualmente a warhammer 40,000


Lo demás
Bueno, el juego tiene menos de un año en el mercado y ya hay partidas hechas por fans, traducciones para otros idiomas, guías de referencia y otras movidas. Un éxito en toda regla. De aquí a unos años, estoy seguro que el trabajo de los fans será digno de ver.

Valoración
Lo bueno:
-          Una cantidad de material brutal.
-          Casi se podría considerar que hay varias expansiones en la misma caja.
-          La personalización de los personajes

Lo malo:
-          El director de juego debe manejar demasiada información en algunas ocasiones.
-          A los personajes les falta algo de progresión.

Y ya, mira que he intentado buscarle más pegas, por aquello de compensar, pero si no hay, no hay.

En BoardGameGeek lo valoran con un 9,5 sobre 10 y opino exactamente igual, es un juego excelente pero no es perfecto. Eso sí, se nota que hay mucha dedicación y mucha afición por parte del creador, donde ha primado más ofrecer un producto de calidad que obtener suculentos beneficios vendiendo cualquier juego pasable y luego ofrecer expansiones a precio de oro.

Valoración final
Originalidad: 4. Los dungeon crowler son la vainilla de los juegos de mesa.
Rejugabilidad: 10. Jugar una campaña es gloria y eso implica rejugabilidad.
Aleatoriedad: 6. Es un juego de dados, así que siempre implica un poco de aleatoriedad, pero es un juego con bastante carga de estrategia.
Jugabilidad 2 jugadores: 8. Se juega muy bien con 2 jugadores, algo más difícil que con 4, pero se puede arreglar llevando dos personajes.
Jugabilidad 3 jugadores o más: 10. Lo ideal es 4, es la forma más dinámica de jugar, con más de 4 se vuelve algo larga la partida y el tiempo entre turnos.
Jugabilidad muggle: 5. Todo el mundo sabe lo que es Dragones y Mazmorras, podría colar en el mundo muggle.
Calidad acabados: 10. No trae miniaturas, pero la cantidad de personajes en cartón que hay lo suple.
Facilidad: 7. A los jugadores no les costará pillar la dinámica del juego, pero el director de juego lo habrá pasado mal en algunas partes de la partida.
Preparación (tiempo): 4. Pues se tarda un poco en prepararlo todo, ya no digamos si hay que diseñar personajes.
Expansión: 5. Oficial no hay mucho, pero ha salido hace poco y viendo el éxito está claro que sacarán más expansiones.
Comunidad: 8. Muy activa y muy flipada. Era el juego que estaban esperando.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...