Comic: Review de Escuadrón Suicida: La cámara negra de Rob Williams y Jim Lee - ECC Ediciones

Nuevamente aquí llegamos con otra review, en este caso una perteneciente al universo de DC Comics y protagonizada por el equipo más gamberro que se puede encontrar. El llamado Escuadrón suicida llega pisando fuerte en este tomo que nos presenta ECC Ediciones bajo el nombre de Escuadrón Suicida: La cámara negra Vol.1, y que ha sido creado por el escritor Rob Williams y el legendario dibujante Jim Lee, presentando historias ilustradas por un elenco de dibujantes de primer nivel como Philip Tan, Jason Fabok, Ivan Reis, Gary Frank, Stephen Byrne, Carlos D’anda, Christian Ward, Giusseppe Camuncoli y Sean “Mejillas” Galloway

Comic: Review de Escuadrón Suicida: La cámara negra de Rob Williams y Jim Lee - ECC Ediciones

En cuanto a la edición de este volúmen, se presenta como un tomo en cartoné de 296 páginas a todo color que recopila los números americanos de  Suicide Squad: Rebirth núm. 1 USA (one-shot), Suicide Squad núms. 1-8 USA y Harley Quinn and the Suicide Squad April's Fool's Special núm. 1 USA (one-shot). Para aquellos que quieran hacerse con este volúmen, el precio es de 32€ y está a la venta en librerías, tiendas de cómics y en la web de la editorial.

Escuadrón Suicida: La cámara negra Vol.1
Harley Quinn. Deadshot. Killer Croc. Capitán Bumerán. Encantadora. Katana. 
Por separado, son una verdadera lista de los “más buscados” del FBI. Juntos, a las órdenes del coronel de férrea voluntad Rick Flag y la indomable Amanda Waller, son una de las fuerzas de combate más eficaces del mundo, ideal para los trabajos brutales pero necesarios que son demasiado sucios para los superhéroes normales. Son los operativos secretos de la Fuerza Especial X, el Escuadrón Suicida. Y están a punto de dar la bienvenida a un nuevo miembro.

Cuando Waller da orden a su equipo de recuperar un objeto conocido como la Cámara Negra de las manos del enemigo, el Escuadrón desconoce por completo que en el interior de sus oscuras profundidades se oculta el loco genocida kryptoniano cuyo poder y furia casi derriba al propio Superman, el General Zod.

Sin embargo, más allá del desafío de someter a su recién adquirido cautivo, la Fuerza Especial X se enfrenta a peligros aún mayores llegados de la siniestra esfera que fue su prisión. A medida que sus oscuras energías comienzan a causar estragos en la cordura del equipo, únicamente su miembro más chiflado, Harley Quinn, es capaz de resistirse a su insidiosa influencia. Pero, ¿podrá una psicóloga que acaba de recuperar la cordura detener la locura de la Cámara Negra, derrotar a Zod y evitar que el Escuadrón Suicida haga honor a su nombre?

Muchas tortas, chistes malos y un gran liderazgo es lo que encontramos en este número en el que no, Harley Quinn no es la indiscutible protagonista, si no que todos los miembros del escuadrón lo resultan un poco, consiguiendo una serie equilibrada que no deja ese regusto a más de lo mismo. La verdad es que es de agradecer este tipo de volúmenes, porque sabemos que aunque la chica loca de Gotham esté de moda, hay muchos otros personajes a los que sacar provecho y personalmente me encanta la química que tiene con Deadshot, quien además de preocuparse por su cabeza también se preocupa por la de su compañera de equipo.

En cuanto a la trama esta es muy interesante, mezclado a un grupo de locos y criminales, algunos de ellos sin poderes, contra una de las más grandes amenazas que ha sufrido la tierra. Podríamos pensar que su muerte está asegurada o que la única forma de sobrevivir es gracias a un guionista que es demasiado bueno con sus personajes, pero la verdad es que Rob Williams consigue crear una situación muy provechosa para todos los bandos y esto desemboca en un final muy bien orquestado

En cuanto al apartado artístico que podemos decir? Lo ha creado el mismo Jim Lee así que es sublime y perfecto, a veces incluso demasiado perfecto, pero para equilibrarlo encontramos el arte de otros grandes dibujantes que se suman a este volumen y que le dan un toque mas de cachondeo y menos serio o de obra de arte, ya que admitámoslo, nos encanta el dibujo de Lee, pero su solemnidad no siempre encaja con todas las historias.

Como curiosidad, el volumen incluye una serie de historias cortas sobre el pasado de los miembros de este Escuadrón suicida y nos sirve para ponernos en situación y para que el resto de dibujantes creen a su gusto el universo de los protagonistas, algo muy acertado ya que no entorpece visualmente el centro del tomo, pero permite dar rienda suelta a otros autores.

En conclusión, este tomo es divertido, cañero y muy emocionante. Tiene todo lo que se necesita para que una historia de este equipo triunfe y no necesitas conocer con demasiada antelación a sus integrantes. ¿Que más se le puede pedir?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...