Manga: Reseña de Food Wars: Shokugeki no Soma vol.22 - Panini Manga

Este mes de septiembre Panini Manga lanzaba el volumen 22 del manga Shokugeki no Soma (食戟のソーマ), obra original guionizada por Yuuto Tsukuda e ilustrada por Saeki Shun, el cual en esta ocasión lleva por nombre "Reencuentro con un duro rival".

Reseña de Food Wars: Shokugeki no Soma (食戟のソーマ) vol.22 - Panini Manga

Panini Manga lanza en nuestro país esta colección en una edición tankoubon idéntica a la japonesa, o lo que es lo mismo, un rústica con solapas de 11.2x17.5cm en cuyo interior encontramos a lo largo de 192 páginas en blanco y negro recopilados los capítulos 182 al 190.

El manga original inició su publicación en la revista japonesa Weekly Shonen Jump de Shueisha el 26 de noviembre de 2012, y ya lleva publicados 31 tomos recopilatorios.

Además, recibió una adaptación anime cuya primera temporada anime se emitió en 2015.
La segunda temporada titulada Shokugeki no Soma: Ni no Sara, se estrenaba el 2 de julio de 2016. La tercera llamada Shokugeki no Soma: San no Sara se estrenaba el 4 de octubre a las 00:30 en Tokyo MX y contará con un total de 24 episodio, estando aun ahora en emisión.

Antes de ir a por los acontecimientos de este volumen, hagamos un breve repaso a de que va esta obra.

Reseña de "Food Wars: Shokugeki no Soma" (食戟のソーマ)
La historia sigue la vida de Yukihira Soma y su camino para lograr que sus habilidades culinarias reinen sobre todas las demás. Y no hay mejor lugar para cimentar esta habilidad que en Totsuki, una escuela enfocada en la educación de la próxima generación de chefs de clase mundial. Estudiantes de todo el planeta con la suficiente destreza culinaria se inscriben para probarse a sí mismos, ganar una reputación y formar una base para su futuro en la cocina.

Pero en Totsuki, la cosa está difícil. Como escuela de élite, Totsuki debe mantener un estatus entre sus alumnos y lo hace con un régimen totalmente fascista en el cual si un alumno "falla" de alguna manera, es irremediablemente y unilateralmente expulsado del centro. Una expulsión que por supuesto, arruinaría tu carrera como chef.

Y esto no es todo. En esta escuela, los estudiantes son libres de desafiarse entre sí en Shokugekis (Batallas Culinarias), un enfrentamiento de cocina uno contra uno donde se puede apostar cualquier cosa: objetos, dinero, rango, honor, la expulsión del contrario... ¡Cualquier cosa!

En este infierno culinario es en el que veremos a Soma desarrollarse como cocinero mucho más allá de lo que lo había hecho en el pequeño comedor en el que se crió cocinando con sus padres, evolucionando, superando desafíos, conociendo nuevos amigos y rivales y, por supuesto, abriéndose paso hasta la cima de Totsuki.

Reseña de "Food Wars: Shokugeki no Soma" (食戟のソーマ)

Reseña de Food Wars: Shokugeki no Soma vol.22 - Panini Manga
VOL. 22: Reencuentro con un duro rival
En tomos anteriores veíamos como Azami Nakiri, el padre de Erina, destituía a su suegro como líder indiscutible de la academia y establece los nuevos pilares de la Gastronomía Mundial al instaurar su propia dictadura en la academia, eliminando la existencia de la autonomía de las clases prácticas, seminarios y asociaciones existentes, así como los grupos de estudio y creando un nuevo organigrama dentro de la escuela conocido como Central, en la que tanto él como los Diez de la Élite (escogidos por él), que decidirá de manera absoluta los métodos de enseñanza y los platos que los alumnos aprenderán y prepararán, eliminando por completo cualquier capacidad o libertad creativa.

Bajo esta distopia culinaria, los miembros Residencia Estrella Polar continúan resistiéndose mientras Central da inicio a su cacería de supervivientes. Así llegamos a este volumen, en el cual bajo esta dictadura nuestros protagonistas deben desplazarse hasta Hokkaido para realizar las pruebas de nivel, un examen anual en el cual, usando la linea ferroviaria de la propia escuela, los estudiantes deben defender su derecho de seguir siendo alumnos... Un campo de batalla perfecto para que Central se libre de nuestros héroes.

Tras salvar sin demasiados problemas los primeros exámenes y las trampas y tretas utilizados por los profesores y jurados de Central, finalmente aparece ante Yukihira el primer gran problema de todos cuando encuentra frente a si a un viejo conocido ante el cual ya conoció la derrota anteriormente durante la Selección de Otoño: Akira Hayama, ahora en el bando de Central y número nueve de la Élite de los Diez.

Reseña de Food Wars: Shokugeki no Soma vol.22 - Panini Manga

Reseña de Food Wars: Shokugeki no Soma vol.22 - Panini Manga
Por supuesto, que Akira se haya pasado al bando enemigo no es casualidad y acarrea una historia trágica tras sus acciones. Temiendo el cierre del laboratorio de Shiomi Jun y presionado por Azami Nakiri, Akira se une a sus filas a regañadientes. A pesar de las fuertes protestas de la propia Jun, Akira está dispuesto a arrojar sus valores por la borda por el bien del futuro de su querida senpai, aceptando eliminar a Soma como misión para demostrar su lealtad.

Ahora, Yukihira tiene que hacer frente a un rival que ya le derrotó en el pasado y en un campo muy complicado: con un plato de carne de oso, un ingrediente realmente complicado de preparar.

Con la ayuda de su anterior rival Terunori Kuga, el bueno de Yukihira deberá encontrar una manera de suavizar el fuerte olor y sabor de la carne de una bestia salvaje para poder hacer frente a la maestría con las especias de Hayama.

Utilizando como siempre la prueba y ensayo, Yukihira intentará superarse una vez más para poder hacer frente a las derrotas del pasado y, de paso, intentar salvar a un aliado que parece haber perdido el camino correcto.

Reseña de Food Wars: Shokugeki no Soma vol.22 - Panini Manga
Y como siempre, e camino que ha conducido a nuestro protagonista hasta aquí será la clave para elaborar un nuevo y suculento plato, en esta ocasión recordando las lecciones aprendidas de los platos de Hisako y sus bayas.

Yuuto Tsukuda continúa explorando esta nueva era dictatorial de Azami, una pesadilla que no para de crecer a medida que más y más cocineros de prestigio se unen a las filas de Central, ahora arrastrando también a antiguos rivales a los que se consideraban amigos.

Por su parte el espectacular arte de Saeki Shun nos deja atónitos, siendo capaz de dibujar unos platos que nos hacen la boca agua, unas viñetas repletas de dinamismo y al mismo tiempo, unas chicas espectaculares que aportan todo el fanservice que necesitamos para vivir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...