Anime: Broly vs. Broly

Dragon Ball Super: Broly (Tatsuya Nagamine, Toei Animation, 2018) se estrenó en los cines japoneses hace un año. Este film reescribe la historia de uno de los personajes más poderosos de la franquicia Dragon Ball que es amado y odiado a partes iguales por los fans. Prácticamente omnipresente en el merchandising de la obra estrella de Akira Toriyama, Broly nació como un villano más de una de las películas de Dragon Ball Z a las que se sumarían, posteriormente, tres más. 

Broly vs. Broly

Las transformaciones del personaje a lo largo de cuatro largometrajes que se estrenaron durante los últimos veinticinco años retrata el rumbo que las aventuras de Son Goku y sus amigos van teniendo desde el auge de los Super Saiyans hasta la llegada del Super Saiyan Blue. Todo empezó con un bebé prodigioso.

Broly vs. Broly

La primera aparición de Broly en un film fue en Dragon Ball Z: ¡Arde! ¡Una súper feroz batalla, ardiente e intensa! (Moetsukiro!! Nessen · Ressen · Chō-Gekisen, Shigeyasu Yamauchi, Toei Animation, 1993). Esta película narra la venganza urdida por Paragus y su hijo Broly contra Vegeta debido a que su padre los exilió temiendo que el alto nivel de poder del hijo de Paragus rivalizara con el del príncipe de los saiyans. Trunks del futuro, Son Goku, Son Gohan, Piccolo y Vegeta luchan en un mundo extraterrestre, bautizado como planeta Nuevo Vegeta, contra Broly que siente una rabia instintiva contra Kakarotto. Este sentimiento alimenta su sed de lucha hasta convertirse en lo que se denomina en esta cinta como Super Saiyan Legendario. Es decir, un Super Saiyan con cabello verdoso y músculos muy desarrollados. 

Broly vs. Broly

A este estado llega el antagonista de esta historia tras liberarse de un control remoto que su padre le colocó para inhibir el desmesurado poder de su hijo. Una vez libre, pelea sin contenerse, destruye el planeta vecino donde se halla para que los esclavos que trabajan para Paragus nunca más regresen a su hogar. Además, en vista de que el astro donde tiene lugar la batalla ardiente va a ser destruido por la colisión con una estrella, el padre de Broly intenta huir en una nave saiyana.
Antes de conseguirlo, es aplastado en un abrazo mortal de su hijo que lo asesina sin pestañear. Así nació Broly. Un ser malvado que destruye todo lo que se interpone en su camino con tal de derribar a cualquier rival que ose desafiarlo. Entre Goku y la explosión de Nuevo Vegeta se acabó la amenaza del Super Saiyan de la leyenda.

Broly vs. Broly

Su historia terminó hasta el estreno de Dragon Ball Z: ¡El dúo peligroso! Los super guerreros no pueden descansar (Kiken na Futari! Sūpā Senshi wa Nemurenai, Shigeyasu Yamauchi, Toei Animation, 1994) donde Videl, Son Goten, Trunks, Son Gohan y Krilin se reencuentran con Broly siete años después de su supuesta muerte. Tras el combate contra Goku, el hijo de Paragus puso rumbo a La Tierra donde quedó inconsciente hasta despertar por el llanto de Goten que le recordó al de su eterno rival Kakarotto cuando ambos eran bebés. Pese a sus heridas, se transforma en Super Saiyano y pelea contra los tres saiyans y dos humanos que defienden su hogar. Este largometraje muestra exactamente al mismo villano que la entrega anterior con la salvedad de que se simplifica su carácter debido a su obsesión con Son Goku. Esta fijación nubla la mente del Super Saiyan Legendario hasta confundir al hermano de Gohan con el ya fallecido Kakarotto. Después de un enfrentamiento que lleva a todos al límite, un triple Kame hame ha de Gohan, Goten y el espíritu de Goku mata a Broly.

Broly vs. Broly

Lo que parecía el final del regreso del personaje era sólo el inicio de las reapariciones de este en futuros films de la franquicia. El mismo año en el que se estrenó la anterior película el hijo de Paragus vuelve en Dragon Ball Z: ¡¡El super guerrero derrotado!! Yo soy el que ganará (Sūpā Senshi Gekiha!! Katsu No wa Ore da, Yoshihiro Ueda, Toei Animation, 1994). Gracias a la ingeniería genética y a dos hombres resentidos con personas de su pasado, los científicos que trabajan para el barón Jager Batt, antiguo contrincante de Mr. Satan, resucitan a Broly. El primo del barón convence a Mr. Satan para que se enfrente a los bio-guereros que ha creado con el objetivo de vencerle. Goten y Trunks escuchan la conversación, se unen al viaje, vencen a estos individuos con la ayuda de A-18 y, paseando por las instalaciones donde crean a estos seres, se reencuentran con un Broly resucitado por la ciencia que despierta al verlos. Este saiyan malvado se transforma en su estado de super saiyan legendario para posteriormente ser cubierto por un fluido que lo convierte en Bio-Broly, una especie de The toxic avenger con cabello de super saiyan. En este estado el hijo de Paragus, igual que la anterior cinta, solo se mueve por su afán de destrucción. De nuevo, un triple Kame hame ha, junto a una ola marina esta vez, lo traslada al Más Allá.

Broly vs. Broly

Veinticinco años después del primer largometraje, se presenta un nuevo Broly en Dragon Ball Super: Broly (Tatsuya Nagamine, Toei Animation, 2018). Se reescribe la historia de la destrucción de la raza saiyana, el destierro de Paragus y Broly y la personalidad del personaje. En cambio, la naturaleza guerrera y el prodigio para el combate los comparte con la anterior versión del personaje. Este Broly respeta a su padre, llora su asesinato a manos de Freezer, tiene amigos, pronuncia frases que no incluyen la palabra Kakarotto y posee una personalidad afable. A diferencia de los films de los años noventa, se gana la simpatía de Son Goku.

Tras la presentación de los dos púgiles que se suben al cuadrilátero, da comienzo el combate de Broly vs. Broly. A la izquierda del ring tenemos a un ser malvado cuya única meta en la vida es eliminar a Son Goku para convertirse en el ser más poderoso del universo. A la derecha, en cambio, está un guerrero de corazón puro que ha crecido en un planeta inhóspito, logrando así curtir sus habilidades de saiyan hasta poner entre las cuerdas a dos Super Saiyan Blue. Maldad contra bondad. Clásico frente a renovación. ¿Quién será el ganador de este combate tan igualado? Por un lado, el Broly de la década de los noventa es el antagonista más simple, mortífero y tenaz contra el que Goku y sus aliados se han enfrentado en el séptimo arte. Aparece en tres films y siempre regresa con algún retoque que intenta maquillar su personalidad asesina y su locura innata. Dentro del universo narrativo de Dragon Ball, este Broly calca a la perfección los rasgos que Vegeta siempre describe que tenían los saiyans en el pasado. Guerreros, adictos a la lucha, aumento de poder ante rivales formidables y sin un atisbo de compasión. Por ello, a pesar de su innecesaria tercera cinta, este villano cumple con su rol. Cabe añadir que Akira Toriyama realizó un boceto del personaje que forma parte del sexto tomo de Dainzenshuu. Durante la producción de la primera cinta, Toei Animation adaptó libremente el dibujo preliminar de Toriyama.

Por otro lado, fruto del éxito de Dragon Ball Super llega la primera película de esta nueva secuela de la obra estrella de Akira Toriyama y el autor recuerda vagamente que existe un personaje llamado Broly que acapara el merchandising de la franquicia con su omnipresencia a la vez que los seguidores más jóvenes quizás no conozcan el origen del personaje. Por ello, realiza varios bocetos para el film, reescribe la historia de Broly y del final de los saiyans en un largometraje donde el hijo de Paragus ya no es el villano. Ahora es un hombre obediente que le profesa un gran respeto a su padre y que lucha contra quien sea por tal de hacerle feliz. Asimismo, no tolera que nadie se muestre irrespetuoso con Paragus porque, aunque no sea el mejor modelo paterno, Broly ama a su padre con todos sus defectos. A diferencia del Super Saiyan Legendario de los noventa, el de Dragon Ball Super posee una fuerza de combate que rivaliza con Gogeta en Super Saiyan Blue, lo cual refleja una vez más los desequilibrios de niveles de poder en Dragon Ball que forman parte ya del ADN de esta obra.

En el fervor de la contienda es difícil apreciar a simple vista quién será el que ganará de los dos. La victoria la determina un factor elemental. Villano o héroe. Los que preferimos al Broly puramente malvado con el único objetivo de vencer al rival y que contrasta perfectamente con la excesiva bondad de Son Goku, elegimos al Broly de las cintas de Dragon Ball Z. En cambio, aquellos que disfruten con un posible aliado de los guerreros Z, compasivo, bondadoso, amante de la lucha y que congenia con Goku por poseer una personalidad prácticamente idéntica, optarán por darle la bienvenida al Broly de Dragon Ball Super. Elegir uno de los dos es una dura tarea. Los amantes de las terceras vías optarán por una fusión de ambos. Sea el resultado que sea, Broly vs. Broly es un combate apasionante.

Artículo escrito por Daniel Marchante Suarez


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...