Manga: Reseña de Guardianes de la Noche (Kimetsu no Yaiba) vols. 7 y 8 de Koyoharu Gotouge.

A finales de este pasado mes de septiembre terminaba en Japón la primera temporada de la adaptación anime que el estudio Ufotable ha ofrecido de Guardianes de la Noche (Kimetsu no Yaiba), generando un fenómeno que ha convertido a la serie shonen de Koyoharu Gotouge en un rotundo éxito hasta el punto de desbancar a One Piece en las ventas de este pasado mes de octubre.

Con el final de la serie se anunciaba una nuevo película que continuaría cubriendo la historia y en concreto el arco argumental del Tren Infinito (Mugen Ressha-Hen), un arco que da inicio (y termina) en los tomos 7 y 8 de Norma Editorial, lanzados entre sus novedades de octubre y noviembre. Y como no, hoy le daremos un buen vistazo a estos MUY interesantes tomos de Guardianes de la Noche.

Reseña de Guardianes de la Noche (Kimetsu no Yaiba) vol. 7 de Koyoharu Gotouge.

Kimetsu no Yaiba (鬼滅の刃) comenzó a serializarse el 15 de febrero de 2016 en la revista semanal Weekly Shōnen Jump de la editorial Shūeisha y ya cuenta en Japón con 17 volúmenes tankōbon.
Una adaptación al anime producida por el estudio Ufotable se estrenaba este pasado abril, siendo un éxito rotundo que ha catapultado la serie a la fama más absoluta como ya comentábamos más arriba.

Por supuesto Norma Editorial nos ofrece la serie en un formato tankoubon idéntico al japonés de 11,5x17,5 cm con sobrecubierta, recopilando respectivamente unas 204 páginas en blanco y negro en sus interior

Reseña de Guardianes de la Noche (Kimetsu no Yaiba) vol. 7 de Koyoharu Gotouge.

Reseña de Guardianes de la Noche (Kimetsu no Yaiba) vol. 7 de Koyoharu Gotouge.
Guardianes de la Noche (Kimetsu no Yaiba) vols. 7 y 8
Tras los sucesos acontecidos en el monte Natagumo, Tanjirô, Zenitsu e Inosuke eran trasladados a la mansión de Shinobu para recibir tratamiento y, de paso, aprender los secretos de la concentración total constante, lo cual supone una importante mejora para las habilidades de los tres compañeros.

El tomo da inicio entonces con las despedidas de Tanjirô de toda la gente que le ha ayudado ha mejorar u estado de salud y físico, unas despedidas que incluyen un notable avance de la relación que le une a Kanao Tsuyuri, la Tsuyguko de Shinobu, y que seguramente dará mucho, mucho que hablar en el futuro.

Unidos los tres compañeros matademonios y acompañados de Nezuko, se embarca en una nueva misión al ir tras el rastro del Pilar de las Llamas, Kyojuro Rengoku, un guerrero de la elite matademonios que quizá tenga alguna pista sobre la Danza Sagrada del Dios de Fuego que le trasmitió a Tanjirô su difunto padre.

Reseña de Guardianes de la Noche (Kimetsu no Yaiba) vol. 7 de Koyoharu Gotouge.
Al reunirse con el Pilar, su nueva misión da inicio, teniendo que encargarse de un demonio que ha hecho desaparecer a un montón de gente, matademonios incluidos... pero cuando ya creen haber terminado con el problema, este no ha hecho más que empezar.

Enmu, demonio a quién conocíamos en la mítica escena de ejecuciones de Muzan en el tomo anterior, es el verdadero villano en la sombra que, haciendo uso de su Susurro Hipnótico del Letargo Forzoso pone a soñar a todos los pasajeros del tren, sumergiéndolos en un mundo onírico dónde obtienen la felicidad, mientras envía a dichos sueños a sus propios agentes para acabar con los elementos problemáticos.

Mediante este poder se traslada al lector al subcosciente de cada uno de nuestros protagonistas para mostrar lo que anhelan sus corazones, un universo del que cada uno tendrá que descubrir por sus propios medios como escapar para poder enfrentar al verdadero monstruo en las sombras.

Reseña de Guardianes de la Noche (Kimetsu no Yaiba) vols. 7 y 8 de Koyoharu Gotouge.
Una vez superada la batalla onírica, nuestros tres protagonistas con la ayuda de Rengoku pasarán la batalla al interior del tren, dando paso a un combate a vida o muerte contra la propia máquina cuando los vagones y la locomotora se conviertan en el propio Enmu.

La saga del Tren Infinito se muestra como una de las más desesperadas hasta ahora, una en la que cada paso y cada mirada cuenta y en la que Tanjiro pondrá su vida al límite cada segundo.

Ver un pilar en acción no tiene precio, pero ver a Inosuke y Tanjiro unir fuerzas hombro con hombro una vez más es una auténtica gozada, sobretodo ahora que el cabeza de jabalí parece empezar a saber lo que es el juego en equipo.

Unos tomos simplemente magistrales, en los que Koyoharu Gotouge nos muestra el potencial infinito que tiene su historia, repleto de momento épicos y memorables... No deja de sorprenderme como sensei Gotouge es capaz de explicar TANTO en tan pocas páginas. ¡No puedo esperar al próximo tomo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...