Manga: Reseña de Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, de DragonGarow Lee.

Entre sus novedades de noviembre y coincidiendo con el 25 Manga Barcelona, Planeta Cómic lanzaba al mercado un volumen que los fans de Dragon Ball esperábamos con ansias: ¡El spin-off de YAMCHA!

Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, de DragonGarow Lee.

Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, titulado originalmente Dragon Ball Gaiden: Tensei Shitara Yamcha Datta Ken, es un spinoff cómico del popular shonen Dragon Ball (ドラゴンボール) que era lanzado en 2016 a manos del mangaka DragonGarow Lee, por supuesto acreditando a sensei Toriyama como creador de la obra original, y que fue publicado originalmente en la Shonen Jump+.

La publicación de la obra coincidía con el cumpleaños de Toru Furuya, voz de Yamcha en el anime y de Seiya de Pegaso en Saint Seiya, así como con el capítulo 70 del anime Dragon Ball Super, en el que se rendía homenaje a Yamcha mostrándole como jugador de béisbol.

Ahora, esta peculiar y genial historia llega a nuestro país gracias a Planeta Cómic, que nos ofrece un formato tankoubon rústica 11,1 x 17,7 cm con sobrecubierta que es una réplica casi idéntica del japonés, el cual se mostraba como un homenaje a la edición original de Dragon Ball en tomos, incluyendo diseño banco, marcos y demás, incluyendo por supuesto las ilustraciones extra y geniales que teniamos bajo la sobrecubierta, y que muestran a Yamcha en escenas que no se incluyen en el tomo, por un lado contra uno de los hijos de Piccolo Daimaoh y en otro contra Burter de las Ginew Tokusentai, como os mostramos a continuación.

Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, de DragonGarow Lee.Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, de DragonGarow Lee.

Para aquellos que pudieron leer la obra en su momento de publicación, merece la pena ser consicentes de que el volumen incluye bastante más que la mismas. No solo por las ilustraciones extra, si no por que en las 144 páginas en blanco y negro que aquí se recopilan, se incluyen además de los tres capítulso que fueron lanzados en 2016 dos historias adicionales, además de un freetlk super molón de DragonGarow Lee. 

Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha
A estas alturas ya hemos visto de todo en el mundo de Dragon Ball. Pero lo que aun no habiamos tenido hasta que nació esta historia, eras un isekai: ese atronadormente popular género que lleva años pegando duro en Japón, y en el que alguien del mundo real se ve reencarnado en un universo de fantasía. Lo hemos visto ya en todos los colores, desde Re:Zero a Konosuba, pasando por Slimes.

Pero, ¿que pasaría si un chaval normal y corriente de secundaria muriera y se reencarnase en el universo de Dragon Ball como Yamcha?

Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, de DragonGarow Lee.Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, de DragonGarow Lee.

Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, de DragonGarow Lee.
Bueno, he dicho normal y corriente perdón... ¿Que pasaría si un frikazo de Dragon Ball de primer orden se viese atrapado en el cuerpo del mayor perdedor (o casi) de los Guerreros Z?

Yamcha es un meme entre los otakus y más allá, un tipo que está desde el principio de la serie pero que terminó siendo desplazando poco a poco, en parte por la diferencia de poder con los saiyans y en parte por ser un tipo que pierde con bastante facilidad.

Le hemos visto hacer el pena en todos los Tenkaichi Budokai y prácticamente ante todas las amenazas, morir como un perro a manos de los Saibaiman, caer con facilidad ante el Androide 20 - a quién unas páginas después vapuleaba Piccolo - y, lo más importante, perder a Bulma ante Vegeta.

Ahora imagina que despiertas siendo Yamcha justo después de la saga de Pilaf, en el suelo tras la transformación de Goku en Ozharu, y sabes todo lo que te va a pasar por que eres un frikazo.

Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, de DragonGarow Lee.
Una vez aceptas tu mala suerte por no caer en otro cuerpo, eres consciente de que Yamcha tiene sus limitaciones pero de que aun así puedes manejar su vida mucho, mucho mejor gracias a rus conocimientos.

Así podemos ver en este manga como Yamcha (o más bien el tipo que lo habita) se abre paso haciendo todos los trucos que tiene a mano para hacerse más fuerte y no solo sobrevivir a su muerte contra los Saibaman, si no de tener un papel importante en cada una de las sagas que preceden a la llegad a de los Androides.

El nivel de detalle es bastante impresionante, en parte por que DragonGarow Lee posee un dibujo idéntico al de Toriyama, y en parte por que plasma cada detalle de las sagas que vive, logrando dejar a todos los fans con una sonrisa de satisfacción.

Además, el autor termina de lucirse cuando dibuja escenas en el mundo real, demostrando otro estilo de dibujo completamente diferente que aun le da más puntos.

Dragon Ball: Aquella vez que me reencarné en Yamcha, de DragonGarow Lee.
Había muchas maneras de  conducir esta idea, pero esta claro que esta ea la mejor: un único tomo con varias historias que repasan momentos clave de la historia de Yamcha, convirtiéndolo en un triunfador muy diferente al desastre con patas que conocimos en la serie, y todo de una forma muy, muy respetuosa con la obra original, y que además al no alargarse no hace pesado el chiste.

Atención a los detalles, como que el personaje, gracias a su nueva evolución, no muestre sus características cicatrices en el rostro.

El resultado es una joyaza, un tomo que cualquier fan de Dragon Ball disfrutará como un niño pequeño, aportando a la serie clásica un nuevo soplo fresco y divertido que sabréis valorar.

¡TOTALMENTE RECOMENDADO!

Hasta pronto, ¡Guerreros Z!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...