Manga: Reseña de "En no Shōbōtai" (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial

Uno de los shonen de moda actualmente es sin lugar a dudas el manga En En no Shōbōtai (Fire Force), obra original del creador de Soul EaterAtsushi Ohkubo, en buena parte gracias a la espectacular adaptación anime realizada por el estudio de animación David Production que se emite en televisiones japonesas desde este pasado 5 de julio.

Por suerte para nosotros, el manga ya lleva tiempo publicándose en España gracias a Norma Editorial, quienes no solo están haciendo un perfecto trabajo con la obra de Ohkubo-sensei, si no que además han invitado al mangaka al Manga Barcelona de este 2019.

En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial
En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma EditorialEn no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma EditorialEn no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma EditorialEn no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial

Con motivo de su cada vez más destacable fama, hoy os traemos una pequeña reseña de este título que en España ya ha alcanzado su volumen 11.

En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma EditorialEn no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma EditorialEn no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial
En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma EditorialEn no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma EditorialEn no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial

Ohkubo lanzó la serie en la revista Weekly Shonen de Kodansha en septiembre de 2015, y este pasado mes de junio de 2019 era lanzado su volumen 15 en Japón.

En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial

En el año 198 de la Era Solar en Tokio, las brigadas especiales de bomberos luchan contra un fenómeno llamado combustión humana espontánea donde los seres humanos se convierten en infiernos vivos. Mientras que los infernales son casos de primera generación de combustión humana espontánea, las generaciones posteriores poseen la capacidad de manipular las llamas mientras retienen su forma humana. Shinra Kusakabe, un joven con habilidad para encender sus pies a voluntad, se une a la rigada Antiincendios 8, que está compuesta por otros usuarios de llamas de diferentes generaciones mientras trabajan para extinguir cualquier Infernal que encuentren. Cuando aparece una facción que está creando Infernales, Shinra comienza a descubrir la causa del misterioso incendio que mató a su familia 12 años antes...

En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial


En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial
En no Shōbōtai (Fire Force) 
Ya conocíamos de antes a Atsushi Ōkubo gracias a su larga franquicia Soul Eater, y en este nuevo manga podemos ver el legado de todo lo aprendido durante su anterior obra. Con solo mirar las primeras escenas evocamos inmediatamente su trazo y estilo de dibujo y sus encuadres de viñetas, con ese toque "alocado" que ya nos cautivó la primera vez y sus sonrisas serradas.

Su narrativa también está ahí, directa y simple y fácil de seguir para cualquier lector de shonen, con todos los clichés que se puedan imaginar en este género. Así se presenta una realidad similar a la nuestra en la que se sigue una sospechosa religión al Dios Sol, y en al cual la muerte por combustión espontánea es bastante normal, convirtiendo a la gente en monstruos de llamas sin cerebro que deben ser detenidos.

Para combatirlos, aparte de los bomberos tenemos a las Brigadas Antiincendios, formadas por guerreros con capacidades especiales sobre el fuego que los dotan para el combate y que al mismo tiempo tienen un trasfondo basado en la mencionada religión.

En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial

En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial
Shinra es el protagonista, un chico que se une a una brigada de bomberos para convertirse en héroe pero al que todo el mundo margina a causa de su sonrisa monstruosa; sonrisa que inevitablemente muestra cuando está nervioso debido a un trauma horrible de su niñez.

Un protagonista cuyo mayor objetivo es convertirse en héroe no es nada nuevo y llevamos viéndolo durante años en los shonen, desde Naruto hasta My Hero Academia. Y si a eso sumamos que en su pasado toda su familia murió durante un misterioso incendio, tenemos un protagonista de manual.

Pero esto no hace a Shinra menos interesante, el enfoque en su sonrisa es interesante y crea numerosos malentendidos tanto humorísticos como sombríos sobre sus intenciones, desde las interacciones diarias hasta su propia reacción ante la muerte de su familia. Por mucho que esto se sienta como un detalle menor al principio, Ōkubo es excelente para hacer que esos detalles vayan tomando relevancia. Y a eso le sumamos su poder de tercea generación, que le permite expulsar fuego por sus pies y moverse como un maldito avión a reacción. Casi nada.

En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial

En no Shōbōtai (Fire Force) de Atsushi Ohkubo - Norma Editorial
El resto de la brigada de Shinra está llena de gente divertida y peculiar con diferentes antecedentes que los convierten en interesantes, desde la monja inocente al capitán obsesionado con el ejercicio, pasando por el compañero con espada de plasma y un chunibyo de los importantes.

Y esto es solo la punta del iceberg, ay que constantemente continúan apareciendo nuevos personajes de lo más "coloridos" que añaden un nuevo ingrediente cada vez más loco y desenfrenado a la historia. Y si no, mirad a la Capitana Princesa Hibana.

En cuando a los antagonistas nos encontramos contra todo un reparto de chalados que definitivamente recuerdan a los malos de Soul Eater, aunque de momento aun estamos descubriendo la agenda real que se encuentra tras sus acciones... Y es que a pesar de todo, la historia real parece no empezar hasta después de los dos primeros arcos argumentales, por lo que aun nos queda mucho por leer y disfrutar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...