Juego de mesa: Review de Chartestone de Maldito Games

Hola, ¿Qué tal? ¿El verano bien? Bueno, parece que empiezan a bajar las temperaturas y apetece volver a quedarse en casa jugando a algún juego de mesa. Hoy os traigo un juego tipo Legacy (un poco versión descafeinada, todo hay que decirlo): Charterstone.

Bien, ¿De qué va Charterstone? Pues la gracia es adivinarlo por uno mismo. Cuando te dicen PANDEMIC Legacy ya sabes que es una variante de algo relacionado con pandemias, cuando juegas resulta que ¡oh! ¡sorpresa! (ironía) es un juego que trata sobre enfermedades ¿pero Charterstone? ¿Piedra fletada? Lo siento, si miras Google traductor no obtendrás ninguna respuesta. Así que, ¿De qué va este juego?

Bueno, tal y como se puede leer en la contraportada de la caja: El rey eterno quiere hacer una nueva colonia y envía a 6 colonos para ampliar el reino. Una vez establecidos en un lugar, se construyen edificios que poco a poco irán aumentando en número y complejidad. Con eso es suficiente para no destripar la sorpresa.

Charterstone
Jugadores: De 1 a 6 (recomendable 6)
Tiempo: 45-75min
Edad: 14+
Clasificación BGG: 192 de 17654

La caja
Diseño minimalista donde predomina el color blanco con algunos detalles coloridos. Sinceramente, uno de los mejores diseños que he visto en un juego de mesa.



Dentro encontraremos peones, tokens de madera en forma de calabazas, ladrillos, lingotes de hierro, madera, carbón y trigo además de monedas metálicas con una calidad excelente. Y como no puede ser de otra manera en los juegos Legacy, un montón de cajas cerradas a la espera de ser abiertas en el momento oportuno (que hacen ruido cuando las meneas y piensas: aquí hay cosas interesantes). En la caja viene también en torno a unas 400 cartas que irán entrando en el momento adecuado; y como no, el tablero, usable por ambas caras, por si quieres usar la expansión (no es más que la misma versión del juego) y quieres volver a jugar con otra gente.





El juego
Intentaré explicar de qué va sin hacer spoilers: Con los dos peones que tenemos a nuestro alcance, podremos usar los edificios (centrales neutrales y el resto de edificios de los jugadores) para poner en juego cartas, ya sea para construir el edificio que sale indicado en ella o abrir cajas a lo lootboxes (pero sin pagar dinero real), o lo que es lo mismo, “desbloqueas” cartas que entran dentro del mazo y que posteriormente serán edificios más potentes y con más lootboxes a su vez.

No me he encontrado con juegos en los que los turnos pasan igual de rápido que una pelota de tenis de jugador a jugador en Wimbledon: Mi turno, cojo peón, lo pongo en tal sitio, cojo recurso, paso turno. Lo que lo hace realmente dinámico, a veces incluso demasiado, casi no dándote tiempo a pensar una estrategia entre que pasas el turno y vuelve. A medida que se suceden las partidas hay más cosas que hacer y el ritmo se ralentiza, sin embargo, las partidas siguen quedando ágiles y dinámicas.

Después de cada partida, toca sacar cartas y ver lo que pasará a continuación, una de las gracias del sistema Legacy.

Sin embargo, tengo que decir que a mí no me ha acabado de gustar este juego. A mitad de campaña se hace algo repetitivo y lo que ocurre a nivel de trama tampoco es algo especialmente interesante, sí, el juego está entre los mejores 200 juegos valorados en BoardGameGeek, sí, a la mitad de jugadores (de 4) de mi grupo de juego le gustó, sí, también tiene versión para un jugador, pero a mí no me ha acabado de enganchar del todo. Además, algunas cartas están muy desbalanceadas que, junto con un combo que puedes hacer, puedes ganar puntos de victoria al doble de velocidad que el resto de jugadores empleando la misma acción una y otra vez haciendo que pierda totalmente la gracia. Nosotros lo hicimos una vez para ver si era posible ganar haciendo de culoduro… y sí, se puede ganar sin apenas oposición. Cuidado si alguno de tus jugadores es uno de ellos, porque puede arruinar totalmente la experiencia (algo similar a lo que pasaba cuando alguien cogía a Guile de Street Fighter II y solo hacía patada baja una y otra vez hasta que ganaba, ¿es legal?, sí; ¿Es divertido?, no).

En lo que coincidimos muchos es que la historia no es el punto fuerte de este juego, una vez acabado te quedas… ¡hmñe!, ¡pse!… Pero a los que le han gustado el juego no ha sido tanto por ver cómo era la llegada sino por disfrutar del “viaje”.

El juego es 100% eurogame, con unas reglas muy pulidas y una buena rapidez en el turno, dejando un poco de lado la importancia de la ambientación para hacer énfasis en la gestión de recursos. Si este es tu tipo de juego, Charterstone te encantará (como a la gran parte de la comunidad de jugadores).

Lo demás
No hay ampliaciones (ni oficiales ni hechas por fans) ni torneos ni nada parecido.

Lo mejor
-          Tiene una estética preciosa y unos acabados de calidad.
-          Juego sencillo y rápido.
-          Se añade dificultad a medida que se juegan partidas.

Lo peor
-          Puede ser que descubras que no te gusta este juego después de jugar media campaña.
-          Hay algunas combinaciones muy desbalanceadas.
-          La historia.

Valoración final
Originalidad: 8. Me recuerda a algún juego de móvil o de internet, pero en juego de mesa es original.
Rejugabilidad: 8. Como la historia no es nada del otro mundo, como eurogame es muy bueno, puede rejugarse una vez acabada la campaña.
Aleatoriedad: 1. Salvo que los otros jugadores te hagan el lío, puedes hacer una táctica a varios turnos vista.
Jugabilidad 2 jugadores: 8. Se juega muy bien con 2 jugadores, puedes añadir autómatas para suplir jugadores, algo muy conseguido la verdad…
Jugabilidad 3 jugadores o más: 8. Lo ideal es 6, pero como digo, se juega muy bien a 2 jugadores, 3, 4 o 5.
Jugabilidad muggle: 0. Tu cuñado flipará en cuanto vea las ilustraciones, como para explicarle lo que es un juego Legacy.
Calidad acabados: 10. El tablero es precioso y las monedas son de metal, ¿excesivo? Puede. ¿Me han enamorado? Mucho.
Facilidad: 9. Las primeras partidas se juegan muy rápidas, cada partida añade algo nuevo.
Preparación (tiempo): 9. Se tarda poco en montar las cosas, gracias sobre todo a que cada jugador tiene su cajita para guardar sus cosas.
Expansión: 1. No hay nada, salvo una caja para reponer las cartas usadas.
Comunidad: 6. El juego funciona bien y hay bastante páginas web que hablan de este juego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...