Juegos de Mesa: Review de “Raxxon” de Edge

Hola de nuevo, hoy os traigo un juego de zombis, sí, otro más. Pero esta vez con una temática algo diferente: La gestión de recursos humanos y zombies. Ya, suena raro, no se trata de una empresa de empresa temporal de zombies, tranquilos, es más fácil de lo que parece. ¡Empecemos!

RAXXON
Jugadores: 1-4, ideal 3
Tiempo: 45-60min
Edad: 14+
Clasificación BGG: 2619 de 17.113

La caja
Imagen sobria de una pared de hormigón con dos equis dibujadas… y ya. Ni salpicaduras de sangre, ni una mano asomando a lo Left for Dead ni nada parecido. No es una ilustración fea, pero tampoco es espectacular.


Dentro encontraremos una baraja de cartas de población, otra de Raxxon, tarjetas de personaje y algunos tokens. Todo sencillo y sin cosas espectaculares pero descrito de forma clara. El reglamento está muy bien explicado.





El juego

Raxxon está ambientado en el universo de Dead of Winter, que a su vez está basado en Walking Dead, así que podríamos decir que Raxxon es el Fear the walking Dead. Es decir, el momento en el que el mundo se está yendo a la mierda.

La farmacéutica Raxxon ha sido contratada ante la avalancha de zombies que campan por las calles. El gobierno federal, sobrepasado, ha decidido contratar los recursos de dicha farmacéutica, pero bajo control de la administración pública… Eso es lo que ellos creen.

Vale, ¿Y de que va esto? Pues se supone que nos hacemos con el control de un barrio/edificio de apartamentos/pueblo, cogemos a su población y la separamos entre sanos y enfermos. Los sanos se evacuan y los enfermos… morirán entre terribles sufrimientos. Tendremos unas cartas de población puestas en la mesa bocabajo y con las acciones de nuestros personajes descubriremos si esas personas están infectadas (y como de infectadas) o si están sanas. También podremos evacuarlos o eliminarlos por unidades, filas, columnas, adyacentes, etc y todo antes de que acabe el día, porque si eso ocurre, parte de la baraja de zombies irá a parar al mazo general, aumentando así las posibilidades de que entren más infectados.

Parece fácil ¿verdad? Pues no, ni de lejos. ¿Por qué? ¿Por los agresivos zombies que tratan de devorarnos? ¿Por la falta de recursos? ¿Por tratarse de una cuenta atrás? También, pronto descubrirán los jugadores que los vivos, ya sea en la cola de Correos, en urgencias de un hospital o esperando a ser evacuados de un apocalipsis zombie, puede ser igual de gilipollas en cada una de esas escenas. Y por tanto hay unas cuantas cartas de “sanos” que son “hostiles” (eufemismo de gilipollas).

Esto significa que si descubres a demasiados “hostiles” acabará el día (no sé, me imagino rollo: -Exijo una habitación individual, -Yo exijo que me pongan el aire acondicionado, - ¿Vacunas? Yo no creo en ellas, son un invento de las farmacéuticas para controlar nuestras mentes, -¿No lo tiene con sabor a fresa? -El mío con la leche desnatada y con sacarina… y así con todo). Hay muchas formas de perder: Que los zombies se descontrolen, que Raxxon consiga hacerse con la dirección o que no haya más cartas de infectados para poner a la baraja general.

Habrá veces que seamos nosotros los que decidamos terminar el día, cada turno puedes activar unas acciones a cambio de pagar un precio, por ejemplo, hacer un bombardeo y eliminar a toda una fila o columna (matando a sanos y enfermos por igual), el coste será poner una carta de población por turno (o incluso más) o coger una carta de Raxxon (muy divertidas pero ninguna buena para los jugadores)  por poner algunos ejemplos, esto hará que llegado el momento, la situación será insostenible y nos veremos obligados a terminar el día para evitar todos estos efectos contrarios.

Las cartas de Raxxon, son similares a las cartas de encrucijadas del Dead of Winter en el que te presentaban una situación y tú decides que quieres hacer. Bien, en las cartas de Raxxon, no todas son así, pero recuerdan mucho a ellas. Hay una que van a hacer daño: Una en la que presenta la situación de que tu madre está en la lista de infectados, pero ella aparentemente está bien, se deben haber equivocado. ¿No? Así que toca decidir si dejarla libre o dejarla donde está. Después hay otra carta con los efectos de haberla dejado libre o en cautiverio.

El juego es muy sencillo de entender, pero muy estresante. Sobre todo, a la hora de tomar decisiones críticas entre los jugadores. Por ejemplo, ves como cada vez más estás sacando cartas de Raxxon y va aumentando el indicador de este, pero es que como acabes el día te comen (literalmente), así que toca tomar decisiones difíciles o jugártela y a veces funciona y otras veces no. Y de eso se trata, de ponerte en la piel de uno de esos tipos que ve como el mundo se está yendo a la mierda, estás con los recursos limitados, tus supuestos aliados de la farmacéutica buscan poder clavarte un puñal por la espalda mientras algunos pacientes tratan de morderte mientras otros quieren el libro de reclamaciones.

Cabe destacar que funciona muy bien con dos jugadores, ya sabes… Los juegos colaborativos son así. También funciona muy bien para un jugador, algo que es de agradecer.

Como cosas negativas diría que, tras la primera partida, que disfrutas por el estrés que genera, los jugadores acostumbrados a temáticas de este tipo le cogerán el truco fácilmente, yo, en cambio, suelo ser un negado en estas cosas y mira, disfruto más del juego.

Lo demás
No hay demás, no hay ampliaciones ni oficiales ni hechas por fans; claro que en parte Raxxon es una especie de ampliación de Dead of Winter, de hecho, vienen dos personajes completos para este último juego. Sí, solo dos, ni cuatro, ni seis; dos. Y son dos porque casualmente en la caja de Dead of Winter vienen un par de peanas de sobra por si pierdes alguna… y fíjate tú, esas dos peanas de sobra van perfectas para poner los nuevos personajes.

También hay algunas referencias a este juego, como el alcalde Brian Lee, el adolescente macarra John Price que se parece a Jimbo de los Simpson, y unos cuantos más (sí, también está el Santa Claus).

Valoración
Juego sencillo pero estresante, algo que pega muy bien con la temática a tratar. No tiene ampliaciones ni falta que les hace, eso sí, no me tiraría toda una tarde jugando a esto. Como juego de transición (término que me acabo de inventar que vendría a ser el “estamos esperando a alguien para jugar a WH40k y mientras llega jugamos un rato a algo” o “hemos acabado la partidaca de La guerra del anillo o Star Wars Rebellion y nos ha sobrado algo de tiempo, vamos a jugar a algo rápido”. Juego recomendable para los aficionados a la temática.

Lo mejor
-          Funciona muy bien tanto para un jugador como para cuatro.
-          Fácil de entender, difícil de dominar.
-          Ocupa poco espacio y se tarda poco en jugar.

Lo peor
-          Poco rejugable.
-          Más fácil una vez le pillas el truco (aunque hay varios niveles de dificultad).
-          Disposición algo abstracta

Valoración final
Originalidad: 8. Ya hay unos cuantos de zombies, pero no desde este punto de vista.
Rejugabilidad: 3. Pierde tras varias partidas.
Aleatoriedad: 7. Nosotros decidimos las acciones, pero las cartas de población son aleatorias.
Jugabilidad 2 jugadores: 10. Funciona muy bien para dos jugadores.
Jugabilidad 3 jugadores o más: 10.
Jugabilidad muggle: 6. No lo he intentado pero el tema zombies le gusta a mucha gente.
Calidad acabados: 8. Sencillos, sin florituras, pero las tarjetas de personaje son muy claras.
Facilidad: 9. Se entiende como facilidad la comprensión del reglamento.
Preparación (tiempo): 9. Pocas cartas y pocos tokens.
Expansión: 0. Este spin-off de un juego de mesa más grande es en sí una especie de expansión.
Comunidad: 1. No hay ampliaciones ni reglas de la casa. Pero hay una página web de la farmacéutica Raxxon en el que colgarán escenarios diferentes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...