Juegos de Mesa: Review de "Pandemic: Reign of Cthulhu" – Zman games

Bueno, por fin me he decidido a jugar a Pandemic Cthulhu, un juego que tenía por ahí olvidado hasta que conseguí engañar a alguien para probarlo.

A primera vista el tablero tiene muchas menos localizaciones que el Pandemic original, centrándose en las localizaciones ficticias del universo de Lovecraft: Arkham, Dunwich, Innsmouth y Kingsport. Eso sí, las ilustraciones del tablero son espléndidas.

PANDEMIC: REIGN OF CTHULHU
Jugadores: 2-4, ideal 4
Tiempo: 40min
Edad: 14+
Clasificación BGG: 319 de 16.238



La caja
Ilustración sombría como no podía ser de otra manera, destacando el logo de Pandemic en rojo cual soldado de asalto imperial en Endor. La caja es pequeña, pero todo queda muy bien ordenado y no se sale nada de su sitio a la que cambias la posición de la caja de horizontal a vertical. Cada miniatura de jugador tiene su espacio para ser guardada, que esa es otra, hay miniaturas en lugar de cartones, algo que le da un valor añadido.

Las cartas tienen un acabado correcto, a destacar las cartas alargadas de ancianos (old ones) con una estética de Tarot.





El reglamento
La palabra “Pandemic” ya nos da una pista de que como va a ir el juego y es que es básicamente Pandemic pero cambiando enfermedades por portales, enfermos por cultistas y brotes de enfermedad por invocaciones de dioses.

No sé si habéis jugado a Arkham Horror, un juego en el que para derrotar a la aberración que trata de llegar a la Tierra tienes que ir cerrando portales y enfrentarte a monstruos diversos. Pues bien, una partida se te puede ir tranquilamente a las 4-5h (o más) y al final deseas que el dios de turno llegue y acabe con todo de una puñetera vez. Es un gran juego con una mecánica terrible. Pues bien, esto es como debería haber sido Arkham Horror, un juego ambientado en Cthulhu, en el que debes cerrar portales y en el que una partida no suele llegar a la hora de juego (Cierto es que los de Arkham Horror lo arreglaron bastante con Eldritch Horror, pero eso ya es otra historia).

Resulta curioso que con un juego como Pandemic haya podido modificar la ambientación para que encaje perfectamente en el mundo de Lovecraft sin que sea una aberración del tipo: Monopoly: La que se avecina (en serio, existe).

Además, como complemento de reglas al Pandemic original está el hecho que cuando no caben más sectarios en una localización (3 como máximo) o un Shoggoth llega a un portal, se activa una carta de “antiguo” en el que uno de los dioses se apunta a la partida, complicando la partida con algún suceso o evento permanente. Cabe destacar que a nivel de ambientación, queda algo forzado el hecho que se una a la fiesta de Cthulhu Itaqqua o Azathoth, quizás hubiese quedado mejor algún servidor poderoso de Cthulhu para justificar una regla.

Los personajes no pueden morir, punto en contra en mi opinión, pero sí pueden volverse locos, cada vez que se entre por un portal o haya algún evento especial se tirará un dado para determinar si nuestro personaje puede perder cordura


En lo referente a dificultad, tiene el punto exacto. Jugamos dos partidas y en ambas ganamos pero, mirando las cartas de invocaciones (el equivalente a las de contagio) tras acabar las partidas vimos que estábamos a un turno de ser derrotados, lo cual nos lleva a que con un mal liderazgo de uno de los jugadores nos hubiese llevado a la ruina…

…Cosa que a su vez es un punto en contra del juego, el efecto líder sigue siendo muy potente. Como suele ocurrir en juegos cooperativos, uno juega y el resto obedece para sacar el máximo partido.

Lo demás
No hay ampliaciones del juego, ni oficiales ni hechas por fans. Es una lástima, porque da para mucho este juego… y sí, un Pandemic: Reign of Cthulhu Legacy quedaría perfecto en este juego.

Lo mejor
-  Maquetación. Buenas ilustraciones de portada y de tablero y con miniaturas bastante decentes.
- Duración: Menos de una hora con una ambientación muy similar a Arkham Horror que dura muchísimo más.
-   Dos jugadores pueden jugar igual de bien que cuatro.

Lo peor
-   Algunos fallos de trasfondo.
-   El efecto líder tan clásico en Pandemic.
-   La falta de ampliaciones hace que no sea todo lo rejugable que podría ser.

Valoración final
Originalidad: 6. Cthulhu está muy usado en lo que a juegos se refiere, pero combinarlo con Pandemic es algo que tiene mérito.
Rejugabilidad: 4. Las partidas duran poco, pero tras un par de partidas tampoco tendrás ganas de jugar mucho más.
Aleatoriedad: 7. Los monstruos se derrotan sin tirar dados, pero si aparecen cartas de “El mal se agita” (evil stirs) demasiado juntas, pueden enviar al traste la partida.
Jugabilidad 2 jugadores: 9. Rápido, sencillo e igual de bueno que con 4.
Jugabilidad 3 jugadores o más: 9. Igual de bueno que con 2.
Jugabilidad muggle: 5. No apto para muggles.
Calidad acabados: 10. 29 miniaturas de cultistas y shoggoths y 7 investigadores. Cartas de ancianos que recuerdan a las del Tarot.
Facilidad: 8. Si has jugado a Pandemic tienes medio reglamento aprendido y si no, no tardarás ni media hora en comprenderlo.
Preparación (tiempo): 8. Unos 5min se tardan en prepararlo.
Expansión: 1. Excepto un reglamento para jugar a un jugador hecho por fans, no hay más.
Comunidad: 3. Poco extensa o muy inactiva. Hay un proyecto para hacer una expansión por parte de fans, pero todavía sin acabar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...