Manga: Reseña de SEVEN DEADLY SINS vol. 35 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial

Este febrero Norma Editorial lanzaba el tomo 35 de uno de los shonen más populares del momento: SEVEN DEADLY SINS (Nanatsu no Taizai 七つの大罪) obra original de Suzuki Nakaba (鈴木央).

Reseña de SEVEN DEADLY SINS vol. 35 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial

Este manga de fantasía heróica, aventuras y humor empezó a serializarse en la revista japonesa Weekly Shōnen Magazine en octubre de 2012, y que terminará con un total de 41 tomos.

El tomo llega gracias a Norma Editorial en una edición idéntica a la japonesa de 192 páginas, con la clásica sobrecubierta con solapas de 11,5 x 17,5 cm.

Hace diez años, la orden de caballería Seven Deadly Sins fue acusada de traición por intentar derrocar al rey de Britania. Los caballeros sagrados lograron derrotarles, y desde entonces estos peligrosos malhechores desaparecieron del reino. Pero quizá esa no es la verdad.
Meliodas, un descarado muchacho que sirve buena cerveza y comida malísima resulta ser el capitán de los Seven Deadly Sins, y en compañía de la princesa Elizabeth comienzan su búsqueda de sus otros compañeros para salvar al reino de su auténtico enemigo... Los Caballeros Sagrados.

SEVEN DEADLY SINS
Reseña de SEVEN DEADLY SINS vol. 35 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial
SEVEN DEADLY SINS vol. 35 
En tomo anteriores veíamos la batalla entra el equipo formado por los Seven Deadly Sins Gowther, King y Diane y los arcángeles Sariel Tarmiel contra Estarossa, en la cual se se revelaba que en realidad siempre había sido Mael, el cuarto arcángel que teóricamente había sido asesinado, pero que en realidad había caído en un terrible engaño para equilibrar la balanza que Meliodas había roto al abandonar los Diez Mandamientos.

Mientras en el firmamento se desata esta desesperada batalla, en el infierno la pareja de amigos formada por Ban y Meliodas (el Meliodas que representa sus sentimientos.) intentan superar al Rey del Infierno para poder volver con sus amigos, una batalla de locura que les está tomando siglos, literalmente, ya que en el averno el tiempo pasa a otro ritmo.

Y finalmente, tenemos el último frente de batalla abierto.

Reseña de SEVEN DEADLY SINS vol. 35 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial
Con la idea de impedir que Meliodas se convierta en el rey de los demonios, el grupo formado por el líder de los arcángeles Ludociel, con su Destello, Escanor, el Orgullo, con The One, y Merlin, la mejor bruja del mundo, hacen frente a los perversos maestros Chandler, el Sorbedor, Cusack, el Dormitante, y el hermano menor de Meliodas, el príncipe Zeldris.

La batalla que se desata en Camelot entre estos guerreros es descomunal, con un despliegue de habilidades capaces de cambiar por completo el destino del mundo.

Por un lado tenemos a Zeldris con su técnica definitiva, Ominous Nebula, con la que fácilmente logra poner en jaque a todos sus rivales cuando crea una zona de destrucción de la que es imposible escapar....

Pero por otro tenemos a Escanor con el The One, lo que le pone por encima de los propios dioses, ofreciendo a nuestros amigos una auténtica oportunidad de victoria.

Reseña de SEVEN DEADLY SINS vol. 35 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial
Aun así y a pesar de la clara ventaja que supone el poder de Escanor, así como de la innata habilidad mágica de Merlin, este duelo dará un giro completo cuando Chandler y Cusack decidan abandonar su aspecto actual para volver al ser que eran originalmente...

Suzuki Nakaba continúa presentando cada vez batallas más extremas en las que, ahora sí, los Seven Deadly Sins colaboran en su totalidad, desplegando toda una variedad de habilidades que los hacen más fuertes que nunca... aunque claro, sus enemigos también son cada vez más difíciles.

Todo esto en compañía de su precioso dibujos, que cada vez es capaz de captar con mayor acierto los sentimientos y personalidades de sus personajes, además de presentar una amplia soltura en representar las escenas de trepidantes batallas.

¡No podemos esperar al tomo 35!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...