Cómic: Reseña de EKHÖ Mundo Espejo vol.8 · La Sirena de Manhattan, de Christophe Arleston y Alessandro Barbucci - Norma Editorial

Norma Editorial nos traía recientemente de nuevo el magnífico arte de Alessandro Barbucci con el octavo número de su saga EKHÖ Mundo Espejo, en este caso regresando a sus peculiares estados unidos para trasladar la acción a Manhattan.


Con una llamativa y preciosa portada una vez más somos invitados a disfrutar del imaginario de este artista, que une sus esfuerzos a los guiones fantásticos de Christophe Arleston en esta serie de pura fantasía y colores pastel, y nos llega una vez más gracias a la editorial en un calco de su edición francesa original: 48 páginas de onírico color en un cartoné de 23,5 x 31cm., al más puro estilo BD.

Pero antes de entrar en materia con este nuevo número, recapitulemos un poco...

El mundo de Ekhö: Fourmille y Yuri.
La historia nos presenta a la explosiva Fourmille Gratule, una parisina que viaja a la gran manzana cuando de repente en mitad de su vuelo se aparece una extraña criatura, mitad ardilla mitad portavoz nobiliario, que se hace llamar Sigisbert de Motafiume. Nuestro pequeño y peludo amigo anuncia a Fourmille que ha sido heredera de los vienes de su tía Odelalie... la cual supuestamente lleva veinte años muerta.


Totalmente confusa, nuestra protagonista decide aceptar la herencia, desconocedora de que esto disparara una cadena de eventos que cambiarán para siempre su vida.

De repente, el vuelo comienza a agitarse y Fourmille se agarra a su compañero de asiento... solo para terminar aterrizando en una ciudad de Nueva York muy diferente de lo esperado.

Fourmille y Yuri Podrov, el pobre y desconocido desdichado al que ella se aferró, han sido transportados a mundo espejo, donde la realidad que todos conocemos se presenta totalmente diferente de lo habitual, como si un cúmulo de fantasías lo hubieran transformado en una versión deformada de si misma, repleto de seres peludos y bestias mitológicas.

Un mundo que se encuentra en equilibrio gracias a la raza a la que pertenece Sigisbert de Motafiume, los inquietos y altivos preshauns, a los cuales la presencia de estos extranjeros no les hace ninguna gracia.

Claro que la situación siempre puede complicarse más, ya que Formuille despierta al llegar una curiosa habilidad: su cuerpo puede ser poseído por almas en pena que tienen temas que solucionar en este mundo, almas que toman las riendas de la voluptuosa protagonista cambiándole el peinado y decidiendo que sus asuntos son de vital importancia...

Todo un señor embrollo.

8. La Sirena de Manhattan
En esta ocasión las aventuras de Fourmille y Yuri nos llevan a la versión de la gran manzana de mundo Ekhö.

Tras intentar invitar a cenar a aun lujoso restaurante indio a Fourmille, Yuri ve sus planes románticos frustrados cuando la muchacha es poseída por un sumiller que acaba de ser asesinado en su bodega.

Dispuestos a despejar esta nueva crisis, la pareja comenzará a investigar hasta que sus pesquisas los lleven a un subasta / cata de vinos a todo lujo orquestada por Orfeo Tao-Duang, una de las personas más ricas de Nueva York y uno de los mayores precursores del mercado del vino y las importaciones con china.

Nuestros dos protagonistas se pondrán manos a la obra para arrojar algo de luz sobre este caso, antes de que el inesperado culpable salga a la luz.

Barbucci y Arleston se encuentran imparables en este maravilloso derroche de imaginación que llena las páginas de esta colección de fantasía y aventuras, acompañada de un genial sentido del humor y personajes carismáticos ganan al lector en poco tiempo, y que en esta ocasión llegan acompañadas de un sinfin de referencias a todos los tópicos que ya conocemos de Manhattan, incluyendo sus tenebrosas alcantarillas o el frondoso Central Park, que en esta ocasión aparece como una especie de mundo perdido, dinosaurios incluidos.

Arleston se decanta por una narrativa ágil que, a pesar de lo caótico de la historia y los cambios de registro de nuestra protagonista, nos guía de manera imparable a través de una aventura que se enreda sobre si misma como toda buena comedia que se precie, siempre sin renunciar a la fantasía y a lo claro de sus historia capaces de divertir a cualquier tipo de lectores.
Todo esto con referencias de lo más divertidas, que incluyen combates entre gigantescos monstruos en medio de Times Square, un desarrollo que hasta ahora no habíamos llegado a ver en ningún volumen hasta ahora.

Mientras tanto Barbucci se responsabiliza de una ambientación repleta de colores cálidos de fantasía, reemplazando el hierro y hormigón por madera y roca, a través de unos trazos preciosos que nos hechizan en cada una de sus viñetas.

Viñetas que además puebla de las atrayentes y sensuales chicas repletas de curvas, morritos y miradas cómplices que nos enamorarán irremediablemente y nos harán identificarnos con el pobre de Yuri, quién cada vez lo está pasando peor con nuestra candente y cambiante protagonista.

Todo un carnaval multicolor que se desata a lo largo de este volumen repleto de aventuras, dejándonos con ganas de que la próxima entrega aterrice cuanto antes en nuestro país para seguir disfrutando del buen y desenfadado EKHÖ.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...