Cómic: Reseña de Flash de Joshua Williamson vol. 2 La Velocidad de la Oscuridad, ECC Ediciones.

Continuando con sus recopilatorios del reinicio / evento Rebirth (aka Renacimiento) de DC Comics, las novedades de junio de 2019 de ECC Ediciones lanzaba el segundo tomo de FLASH, titulado La Velocidad de la Oscuridad.

Flash de Joshua Williamson vol. 2 La Velocidad de la Oscuridad, ECC Ediciones.

Flash de Joshua Williamson vol. 2 La Velocidad de la Oscuridad, ECC Ediciones.
Este volumen recopila The Flash núms. 9 a 13 de la serie regular americana, con una historia creada por Joshua Williamson, a quién le acompañan los dibujantes Davide Gianfelice, Jorge Corona y Neil Googe a lo largo de 128 páginas a todo color.

La Velocidad de la Oscuridad nos ofrece algo completamente diferente del primer volumen, El relámpago cae dos veces

En lugar de girar en torno al misterio de la identidad de un asesino y al mismo tiempo echar un vistazo a Flash como héroe, nos ofrece un divertido libro de aventuras que se centra en construir el nuevo Kid Flash. Y lo recibimos como un buen cambio de ritmo en términos de narración. 

Sin embargo, también pierde la profundidad, la complejidad y la emoción que tenía el volumen anterior. En general, es un cómic muy diferente al primero que tiene éxito en algunos aspectos y se queda corto en otros.

Flash de Joshua Williamson vol. 2 La Velocidad de la Oscuridad, ECC Ediciones.
Los dos primeros capítulos giran principalmente en torno a Kid Flash su progresión como héroe, algo a lo que la aparición del primer Wally ayuda muchísimo al establecer toda una serie de paralelismos. 

Si bien es bueno que Wally II se convierta en el centro de atención, esto también es el punto más débil de la trama. Además de una batalla menor con un villano aun más pequeño, prácticamente no pasa nada en estas páginas. 

El desarrollo del personaje se hace cargo de la historia, pero más que sentirse profundo, se siente como algo que ya hemos leído mil veces y se echa en falta algo más de acción.

Tras esta introducción centrada exclusivamente en Wally West II, tanto él como Barry e Iris terminan atrapados en las tierras sombrías a causa de Shade, un antiguo villano de Flash. 

Flash de Joshua Williamson vol. 2 La Velocidad de la Oscuridad, ECC Ediciones.
Sin embargo, no todo es lo que parece, porque Shade ha llegado con una causa noble: Sus poderes han desarrollado mente propia y están cometiendo actos malvados sin su consentimiento. Ahora depende de los Flashes salvar a Iris, Shade y Hope, la novia del propio Shade y su único camino a la salvación.

Es una historia divertida que muestra a nuestros héroes enfrentarse a un villano poco ortodoxo. También continúa el gran desarrollo de personaje para Wally que se inició al comienzo del tomo, pero ahora de una forma mucho más atractiva y divertida. Wally y Barry conectan de una manera totalmente nueva, lo que brinda una comprensión, confianza y respeto más profundos entre ambos. 

Además, a pesar del ambiente oscuro y lleno de sombras, este arco de la historia fue sorprendentemente alegre y divertido, lo que es un buen contraste con el contenido lleno de homicidios y traiciones del volumen anterior.

ara cerrar el tomo y de una manera totalmente fuera de lugar, el último capítulo presenta a Barry e Iris en su primera cita "real" mientras que Wally mantiene la ciudad segura mientras tanto. 

Flash de Joshua Williamson vol. 2 La Velocidad de la Oscuridad, ECC Ediciones.
Respecto al arte, este volumen experimenta una caída significativa en calidad respecto al primer número recopilatorio. Jorge Corona es demasiado caricaturesco a la hora de realizar a sus personajes y no termina de cuadrar con el resto de autores del volumen. Quizás esto hubiera funcionado mejor en otra serie, pero aquí no funciona en absoluto.

Por suerte, Filipe Watanabe regresa a la serie para hacer otro buen número, pero quién brilla de verdad es Davide Gianfelice ofreciendo las mejores viñetas del tomo a un nivel de calidad similar al de Carmine Di Giandomenico en el Volumen 1, con un estilo que recuerda un poco a lo que hizo Greg Capullo en Batman. Gianfelice dibuja personas y lugares con un estilo único que funciona perfectamente en la historia de Williamson.

La colección termina con un último número elaborado por Neil Googe... quién no destaca en absoluto al lado de los otros artistas.

Los colores de Plascencia, quién ya estaba presente en el primer tomo, hacen un trabajo fantástico al otorgar a la serie un estilo único. Con el cambio constante de artistas que tiene esta serie, un colorista estable es una bendición absoluta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...