Manga: Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vols. 32 y 33 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial

Este verano Norma Editorial lanzaba el tomos 32 de uno de los shonen más populares del momento: SEVEN DEADLY SINS (Nanatsu no Taizai 七つの大罪) obra original de Suzuki Nakaba (鈴木央).

Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 32 de Suzuki Nakaba - Norma EditorialSEVEN DEADLY SINS 33

Este manga de fantasía heróica, aventuras y humor empezó a serializarse en la revista japonesa Weekly Shōnen Magazine en octubre de 2012, teniendo hasta la fecha recopilados 33 volúmenes. Además, cuenta con una adaptación a serie de anime que empezaba el 5 de octubre de 2014 a emitirse en Japón de la mano de A-1 Pictures, y que ya se encuentra en su segunda temporada.

El tomo llega gracias a Norma Editorial en una edición idéntica a la japonesa de 188 páginas, con la clásica sobrecubierta con solapas de 11,5 x 17,5 cm.

Hace diez años, la orden de caballería Seven Deadly Sins fue acusada de traición por intentar derrocar al rey de Britania. Los caballeros sagrados lograron derrotarles, y desde entonces estos peligrosos malhechores desaparecieron del reino. Pero quizá esa no es la verdad.
Meliodas, un descarado muchacho que sirve buena cerveza y comida malísima resulta ser el capitán de los Seven Deadly Sins, y en compañía de la princesa Elizabeth comienzan su búsqueda de sus otros compañeros para salvar al reino de su auténtico enemigo... Los Caballeros Sagrados.

SEVEN DEADLY SINS
Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 32 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial
SEVEN DEADLY SINS" vols. 32 y 33 
La situación se encuentra en punto crítico. Por un lado Meliodas ha decidido abandonar a los Seven Deadly Sins para unir sus fuerzas a sus dos hermanos, Zeldris y Estarossa, y reunir todos los Preceptos de los Diez Mandamientos, absorberlos y usar dicho poder para convertirse en el nuevo Rey de los Demonios, anulando la maldición que les afecta a él y a Elizabeth antes de que la muerte vuelva  cobrarse a su amada en dos días.

Por su parte Elizabeth decide liderar a los Seven Deadly Sins en la misión opuesta, dispuesta a impedir que Meliodas pierda su alma para siempre.

Y por si esto fuera poco los tres miembros supervivientes de los Cuatro Arcángeles se han reencarnado, y tras unir las fuerzas con el reino de Liones y los Seven Deadly Sins, han dado inicio a una nueva Guerra Santa mediante la que pretenden exterminar a los demonios.

Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 32 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial
Mientras todo esto sucede, Estarossa tiene otra agenda. Dispuesto ha reunir los Preceptos para si mismo y superar por fin a sus dos hermanos, el demonio da caza a los desertores Derieri y Moonspet. La batalla que tiene lugar entre ellos es una trágica en la que no solo conoceremos los corazones de estos dos personajes, si no que las consecuencias llevarán a Estarossa ha tener que enfrentar al frente de los Arcángeles, dónde le plantan cara Sariel y Tarmiel.

La batalla se torna lo bastante desesperada para que Estarossa termine consumiendo dos de los Preceptos en su interior, lo cual desata algo totalmente inesperado; Estarossa siempre fue el más débil de sus hermanos, por lo que es imposible para él controlar más de un Precepto sin que su cordura se consuma por completo.

Así es como descubrimos su auténtico pasado y los motivos de su obsesión por Elisabeth, todo basado en una envidia insana por lo que es Meliodas y él nunca será.

Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 32 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial

Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 32 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial
Consumido por completo por la demencia y decidiendo que él mismo es Meliodas, la historia dará un giro completo en el que el personaje se convertirá en una amenaza mucho mayor de lo que había supuesto hasyta la fecha. 

Suzuki Nakaba continúa presentando cada vez batallas más extremas en las que, ahora sí, los Seven Deadly Sins colaboran en su totalidad, desplegando toda una variedad de habilidades que los hacen más fuertes que nunca... aunque claro, sus enemigos también son cada vez más difíciles.

Todo esto en compañía de su precioso dibujos, que cada vez es capaz de captar con mayor acierto los sentimientos y personalidades de sus personajes, además de presentar una amplia soltura en representar las escenas de trepidantes batallas.

¡No podemos esperar al tomo 34!
Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 32 de Suzuki Nakaba - Norma Editorial
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...