Cómic: Reseña de "Hit-Girl 2: En Canadá", de Jeff Lemire y Eduardo Risso - Panini Comics

Tras lanzar Hit-Girl 1: En Colombia, de Mark Millar y Ricardo Lopez Ortiz, Panini Comics continúa ampliando el universo de Kick-Ass con Hit-Girl 2: En Canadá, con el que seguimos la ruta de masacre de Mindy un poco más al norte del continente americano.

Reseña de "Hit-Girl 2: En Canadá", de Jeff Lemire y Eduardo Risso - Panini Comics

Este volumen recopila los números 5 al 8 de la serie regular de Hit-Girl en un impecable cartoné de 18x27.5 cm, en cuyo interior encontramos 104 páginas a todo color que continua con las aventuras en solitario de esta peculiar heroína, quién decidió pasar al terreno internacional tras los eventos acontecidos en Kick-Ass 3.

Reseña de "Hit-Girl 2: En Canadá", de Jeff Lemire y Eduardo Risso - Panini Comics
Hit-Girl 2: En Canadá
En esta nueva colección Mark Millar decidió confiar cada trama a un equipo creativo diferente y, si bien en la primera saga añadía al dibujante Ricardo Lopez Ortiz, en este caso cede todo su trabajo a Jeff Lemire y Eduardo Risso. Y con Jeff Lemire  en el guión, es inevitable que en Canadá sea dónde se desarrolle la trama.

Reconocido por su trabajo indie, Lemire se demuestra imparable en esta historia corta de cuatro números en la cual abandona "un poco" la desenfrenada caricaturesca del anterior viaje a Colombia, para ofrecer en el marco canadiense un enfoque más severo que sitúa a Mindy entre la caza y la supervivencia. Todo rodeado, por supuesto, de bosques nevados poblados por osos.

La historia sitúa a la joven Mindy tras la pista de un narcotraficante buscado en Nueva York y cuyo rastro le lleva al inhóspito país de Canadá, donde termina protagonizando un juego de presa y cazador no solo con el proveedor, si no con sus hombres e incluso su padre... con Hit-girl teniendo que adoptar ambos roles a lo largo del transcurso de la historia.

Reseña de "Hit-Girl 2: En Canadá", de Jeff Lemire y Eduardo Risso - Panini Comics

Reseña de "Hit-Girl 2: En Canadá", de Jeff Lemire y Eduardo Risso - Panini Comics
Este juego que nos ofrece Lemire no deja de oscilar para deleite del lector, ofreciendo un notable cambio de tono en comparación con la historia predecesora, adoptando su propia personalidad.

Si bien Lemire nos ofrece una heroína un poco menos psicopata, ni él ni Eduardo Risso olvidan la dosis de violencia gráfica que buscará un lector de Hit-Girl.

Mindy protagoniza todo tipo de escenas repletas de sangre y muerte cuchillo y katana en mano que, gracias al buen trabajo y el talento de Risso, se convierten en una secuencia de viñetas mucho más agradecidas de leer y que inevitablemente nos transportan al fenomenal 100 Balas en base a su fantástico dominio de las tintas en los claroscuros.

Por desgracia esta buena labor queda algo opacada a causa del color. No es que el trabajo de Trish Mulvihill sea ​​malo. El colorista usa colores y efectos más bien brillantes para dar alivio a los dibujos de Risso, pero unos colores sólidos complementarían mejor la línea del artista.

Reseña de "Hit-Girl 2: En Canadá", de Jeff Lemire y Eduardo Risso - Panini Comics
En resumen, Hit-Girl en Canadá ofrece una historia que inicialmente parece sin pretensiones pero en la cual podemos ver el toque Lemire, como es esa dulzura amarga que ofrece el recuerdo del desaparecido Big Daddy, siempre presente en todo lo que hace Hit-Girl.

El resultado es que esta serie funciona. Obtando por ofrecer diferentes historias a equipos creativos calificados, Millar logra dar mucha más profundidad a su súper heroína, haciendo que aun la amemos más de lo que ya hacíamos en Kick-Ass.

Sin olvidar una buena dosis de violencia, Lemire nos lleva de visita a los paisajes nevados de su país en una historia menos vertiginosa que sus predecesoras, pero que al mismo tiempo tan bien encaja con el país de destino, todo servido junto a la elaborada escenificación de Eduardo Risso. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...