Cómic: Reseña de "100% Marvel HC. Capitán América: Operación Renacimiento", de Mark Waid y Ron Garney - Panini Comics

Este pasado mes de Junio, la editorial Panini Comics nos brindaba una de las historias más imprescindibles de la carrera del Capitán América, el primer arco orquestado por Mark Waid y Ron Garney como equipo creativo del Centinela de la Libertad en 1995.

Reseña de "100% Marvel HC. Capitán América: Operación Renacimiento", de Mark Waid y Ron Garney - Panini Comics

Panini nos ofrece este clásico indispensable dentro de su colección 100% Marvel HC, recopilando los Captain America 444-448 USA a lo largo de 144 páginas a todo color, en un impecable cartoné de 17x26 cm.


Reseña de "100% Marvel HC. Capitán América: Operación Renacimiento", de Mark Waid y Ron Garney - Panini Comics

Reseña de "100% Marvel HC. Capitán América: Operación Renacimiento", de Mark Waid y Ron Garney - Panini Comics
Capitán América: Operación Renacimiento

De principios a mediados de los '90 se vivió un momento sombrío para la mayoría de los cómics de superhéroes, ya que muchas de las series protagonizadas por los héroes clásicos habían caído en una espiral de aburrimiento absoluto y una necesidad de nuevas ideas que no llegaba a solucionarse y que poco a poco hacía que las ventas cayeran en picado. La popularidad de personajes "antiheroe" mucho más crudos como Wolverine, The Punisher y Lobo estaba consiguiendo que personajes más "tradicionales" como Superman, Batman ó Capitán América quedarán prácticamente relegados al olvido.

Las soluciones fueron drásticas: Mataron a Superman y a Batman le rompieron la espalda. Y en el caso del Capitán America, su suero de Super Soldado comenzó a generarle una enfermedad degenerativa que terminó encerrándole en una armadura para poder seguir luchando por lo que él creía.

Reseña de "100% Marvel HC. Capitán América: Operación Renacimiento", de Mark Waid y Ron Garney - Panini Comics

Reseña de "100% Marvel HC. Capitán América: Operación Renacimiento", de Mark Waid y Ron Garney - Panini Comics
Mark Gruenwald escribía tras una larga carrera al cargo del Capitán América sus últimas lineas dejando al capi prostrado en una cama esperando su muerte hasta que, misteriosamente desaparecía dejando tras él únicamente su armadura. El dstino querría que este fuera su último trabajo, ya que el guionista fallecería poco después.

Fue en este momento en el que parecía que no se podía explicar nada nuevo (y bueno) de Steve Rogers cuando llegó Mark Waid, un autor que tras haber fascinado a todo el mundo con sus historias de The Flash en DC Comics, tomo la antorcha del Centinela de la Libertad y lo convirtió en uno de los mejores cómics del momento.

La historia da inicio con una peculiar alineación de Los Vengadores, con Quicksilver, Crystal, Black Widow, Hercules, Giant Man y Deathcry (no era el mejor momento para los cómics, amigos) que, tras hacer frente a unos terroristas, se ven obligados a revelar al mundo que el Capitán América se ha perdido para siempre.

Reseña de "100% Marvel HC. Capitán América: Operación Renacimiento", de Mark Waid y Ron Garney - Panini Comics

Mientras la pérdida del Capi es llorada por todos los americanos, el cuerpo del mismo resulta que está en un laboratorio, dónde un montón de máquinas, tubos y ciencia aleatoria se encargan de resucitar a Steve Rogers en sus plenas capacidades.

Reseña de "100% Marvel HC. Capitán América: Operación Renacimiento", de Mark Waid y Ron Garney - Panini Comics
Pero lo más sorprendente es quién se ha encargado de ello: Cráneo Rojo, su némesis de siempre, es el responsable de su regreso. Y el motivo no es otro que el de evitar que Hitler se apoderare del mundo.
Toma ya.

Parece que la mente de Hitler estaba atrapada en un Cubo Cósmico precisamente por que Cráneo Rojo lo puso allí y ahora, ante el temor a las represalias del Führer en caso de que ascienda al poder, ha devuelto a la vida a su mayor enemigo para ayudar a detener a uno de los peores tiranos que el mundo haya conocido.

Por si esto no es suficiente, Sharon Carter regresa repentinamente después de "morir" hace muchos años, y lo hace bastante cabreada con todo el mundo... pero principalmente con Steve.

Una de las cosas que Mark Waid dijo que quería hacer con su carrera en Captain America fue corregir uno de los mayores errores de Marvel Comics. A pesar de la famosa portada, en la continuidad oficial, nunca pudo hacer el trabajo para el que fue creado: luchar contra Hitler. Y sin despeinarse, Waid consigue que haga el trabajo para el cual Rogers siempre estuvo destinado.

Este arco presenta el arte de Ron Garney, cuyo estilo varía notablemente dependiendo de cual de los cuatro entintadores se encargue de cada página que leemos, pero cuando la tinta es correcta y hace sinergia con los lápices de Garney, el resultado es fantástico. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...