Cómic: Reseña de "Green Lantern: Tierra Uno" Gabriel Hardman y Corinna Bechko - ECC Ediciones

La última novela gráfica de DC Comics en la serie Tierra Uno nos lanza de cabeza a una historia de ciencia ficción de la mano del equipo creativo formado por el matrimonio Gabriel Hardman y Corinna Bechko, quienes re-imaginan los orígenes de Hal Jordan en Green Lantern: Tierra Uno

Reseña de "Green Lantern: Tierra Uno" Gabriel Hardman y Corinna Bechko - ECC Ediciones

Al igual que con anteriores entregas de Tierra Uno, este cómic nos ofrece una nueva historia que reinventa los orígenes tradicionales del superhéroe protagonista, conservando algunos elementos familiares para que tanto los recién llegados como los fans de toda la vida lo disfruten. En el caso de Green Lantern encontramos una formula que se aleja bastante del tono habitual de las clásicas aventuras de Jordan sin renunciar a la esencia fantástica de su universo, pero ofreciendo un punto de vista que se acerca más al cine de ciencia ficción actual.

ECC Ediciones lanzaba esta obra en agosto del año pasado, en un fantástico cartoné de 144 páginas a todo color en el cual encontramos la totalidad de todo el primer volumen.

Reseña de "Green Lantern: Tierra Uno" Gabriel Hardman y Corinna Bechko - ECC Ediciones

Reseña de "Green Lantern: Tierra Uno" Gabriel Hardman y Corinna Bechko - ECC Ediciones
Green Lantern: Tierra Uno
Jordan es un astronauta que trabaja recolectando minerales en el espacio para alguna compañía de teléfonos móviles junto al resto de un equipo de exploración. Pero a diferencia de sus compañeros, Hal no tiene ningún motivo para regresar a la Tierra, prefiriendo alejarse de sus semejantes para vivir en absoluta soledad, lejos de las mezquindades que tuvo que soportar en el pasado.

Sin embargo, cuando la misión de recolección está siendo cancelada, Jordan encuentra una nave estrellada en medio del mundo en el que está trabajando. En el interior encuentra el cadáver de un extraterrestre que porta un anillo esmeralda, y no lejos de él, una batería de poder y los restos de un Manhunter.

Cuando su compañero decide robar el anillo, el caos se desata, explotando su módulo explorador y lanzandole al espacio, dónde tras tomar el anillo, se ve atacado por los restos del Manhunter. Un ataque tras el cual toda su vida cambia por completo.

Reseña de "Green Lantern: Tierra Uno" Gabriel Hardman y Corinna Bechko - ECC Ediciones

Reseña de "Green Lantern: Tierra Uno" Gabriel Hardman y Corinna Bechko - ECC Ediciones
Así da inicio esta trepidante historia repleta de cambios para la mitología de Green Lantern que conocemos. Aquí, los CORPs se parecen a la caída Orden Jedi de  Star Wars, una antigua fuerza de mantenimiento de la paz que fue eliminada desde dentro y es tan escasa en todo el universo que es pasto de las leyendas. 

Este es el primero de muchos cambios. En esta nueva historia en lugar de que los anillos encuentren un nuevo portador después de que uno muera, los anillos permanecen con el cadaver hasta que un nuevo portador se encuentra con él. Es un cambio interesante al mito, pero funciona realmente bien y Hardman y Bechko pueden enfocarse en el poder de la esperanza y la fe, creando una trama enfocada en que Jordan crea en sí mismo no solo para marcar la diferencia, sino en encontrar la fuerza de voluntad para imponer ese cambio positivo.

La fuerza de la historia radica sin duda en como cimenta sus pilares de ciencia ficción. La Tierra solo se ve brevemente en flashbacks y la historia se desarrolla casi por completo en la desconocida galaxia desconocida. Un cambio de ritmo muy refrescante, especialmente después de que el resto de cómics de Tierra Uno se hallan centrado en la Tierra. 

Reseña de "Green Lantern: Tierra Uno" Gabriel Hardman y Corinna Bechko - ECC Ediciones
La caracterización de Bechko y Hardman de Jordan funciona muy bien aunque en su versión eliminan algunos aspectos de su personalidad, como su arrogancia, pero a medida que vamos avanzando por la trama podemos ver como se va volviendo más y más intrépido, acercándose al personaje que conocemos y mostrando una clara evolución del personaje que crece a lo largo de la historia a medida que adopta su nuevo rol y destino. 

Por supuesto vemos aparecer algunos personajes ya conocidos por los fans de Green Lantern (por supuesto totalmente cambiados), pero más allá de Kilowog se quedan en breves cameos.

El arte de Hardman es excelente, especialmente con su trabajo facial, ya que hace que Jordan sea muy expresivo. Bajo nsus lápices incluso los alienígenas se ven expresivos aunque solo aparezcan en una viñeta. Hardman es capaz de representar con facilidad el peligro, la soledad y la emoción del espacio y te mantiene enganchado durante el viaje de Jordan a través de las estrellas. A esto le sumamos los vibrantes colores de Jordyn Boyd, que terminan de bordar el que hasta ahora es, sin dudas, el mejor de los cómics de Tierra Uno.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...