Manga: Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 2 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL

Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 2 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL
Hoy os traemos la reseña del segundo tomo del manga shojo Mi Chico Lobo de Yoko Nogiri.

Yoko Nogiri es una mangaka poco conocida en Europa. A pesar de haber publicado más de una decena de mangas, esta es la primera historia que llega a nuestro país, bajo el título “mi Chico Lobo” o también conocida como “Watashi no Ookami-kun”. Publicada por Kodansha en 2014. Este manga consta de 4 volúmenes, por lo que es ideal para leer una historieta corta, sin llegar a hacerse pesada.

Nos encontramos ante un shojo de fantasía y romance. Por lo que si te gustan estos dos géneros, definitivamente este es tu manga. Además, tiene un estilo de dibujo pulcro y agradable, con trazos finos y curvos, lo cual resultará bastante placentero de leer.

La protagonista de esta historia, Kusonoki Komugi, vive una vida tranquila con su madre en Tokio. Pero la pobre muchacha acaba por sufrir bullying por parte de sus compañeros de clase, lo que la tiene bastante traumada. Un día, su madre debe irse de viaje de negocios durante un largo período de tiempo, lo que obligará a la muchacha a irse a vivir a Hokkaido con su padre, al cual no ve desde hace 8 años ya que está divorciado de su madre.

Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 2 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL

Tras la declaración de Komugi y el rechazo de Yû, este intenta disimular y literalmente hacer como que no ha ocurrido nada. Los días pasan y nuestra joven protagonista cada vez está más deprimida, y a pesar de que intenta olvidarlo con todas sus fuerzas, no puede. Mientras que Yû es incapaz de darse cuenta, Rin si lo hace. Aunque parece una persona fría y distante, Rin se preocupa mucho por Komugi y aunque se hace el duro, siempre termina cuidándola.  

Un día Komugi cae enferma y tiene que ir a enfermería. Yû decide hacerle una visita y finalmente la muchacha se promete olvidar al joven lobo y dejarlo como una amistad. Justo en ese momento aparece Yata, el maestro cuervo de los muchachos. Yata puede parecer amable, pero esconde una personalidad agresiva en su ser. Lo único que hace es preocuparse por sus muchachos e intentar alejarlos de los humanos. 

Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 2 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL
Cuando Komugi se recupera vuelve a clase y se encuentra con Rin. Rin le pregunta por lo ocurrido y la protagonista le cuenta que quiere seguir siendo amiga de Yû, lo que Rin encuentra bastante estúpido y masoquista. Cuando Rin intenta consolarla tocándole el hombre, el joven lobo a parece y los separa en un ataque de celos, por lo que Rin se da cuenta de los verdaderos sentimientos de Yû.

Mientras tanto, llega año nuevo y Yû invita a Komugi a pasar el festivo con él y sus compañeros en un templo alejado. La muchacha acepta sin pensárselo dos veces y cuando llegan al templo se encuentran con todos sus compañeros transformados. 

El ambiente tranquilo y cálido hace que se duerman y al despertarse la muchacha se encuentra con Yû peligrosamente cerca de ella. La muchacha tiene sentimientos encontrados pues es incapaz de esconder su amor o reprimirlo. 

Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 2 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL
Al volver a la escuela el Tanuki, al tanto de la situación le recomiendo a Komugi encontrar un nuevo amor, por lo que ella empieza a pensarlo seriamente, aunque no puede olvidar a Yû. Rin vuelve a aparecer para ayudarla con varias tareas del instituto, y el chico lobo al verlos juntos se muere de celos. Es incapaz de esconder más que le gusta la muchacha, pero a la vez se niega a corresponderla de manera amorosa, su trauma es demasiado inmenso. Yû fue abandonado por su madre en medio del bosque, y desde entonces, aunque es cercano a los humanos es incapaz de sentirse bien. Ese mismo trauma le impide acercarse demasiado a Komugi, aunque en el fondo él también lo desea.

Un nuevo ataque de celos le invade al pensar que Rin es demasiado cercano a la muchacha y decide abrazar forzosamente a nuestra joven protagonista. Le anuncia que no quiere separarse de ella y que aunque no puede corresponderle sentimentalmente, podría besarla y abrazarla si ella lo quisiera. Komugi se indigna, pues se da cuenta que el corazón del muchacho está muy lejos de ella, y en un mar de lágrimas sale corriendo, con la suerte de toparse con Rin. El zorro al verla en un mar de lágrimas la abraza y le dice que renuncie a Yû, claramente con la intención de convertirse él en su nuevo amor. 

¿Conseguirá Komugi superar a Yû? ¿Debería irse con Rin, quien no para de cuidarla y de preocuparse por ella?

¡Nos vemos en el tomo 3!.


Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 2 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...