Manga: Reseña de "Yona Princesa del Amanecer" vol.6 de Mizuho Kusanagi - Norma Editorial

Resultado de imagen de yona princesa del amanecer 6
Hoy os traemos la reseña del tomo 6 de Yona Princesa del Amanecer o Akatsuki no Yona 暁のヨナ.


Yona Princesa del Amanecer es un manga escrito por Mizuho Kusanagi, mangaka conocida también por otros de sus mangas tales como Mugen Spiral o Yoiko no Kokoroe.

Yona princesa del amanecer trata de la historia de la princesa del reino de Kôka, Yona. Hija única y criada bajo los atentos cuidados de su padre, el rey, y de su escolta Hak, el día de su aniversario su destino cambia por completo.

Yona es una joven princesa que está por cumplir 16 años. Es diferente de cualquier otra muchacha: tiene el cabello rojo, ondulado y largo, un rasgo único en su época. 

Aunque ella odia esta característica suya al principio, su pelo es comparable con la luz del sol del amanecer (¡de ahí el título de esta historia!), y será comparado con él en innumerables ocasiones, además de ser su característica física principal.

Como recordaremos, Jae-ha intenta huir de su destino como dragón, pero topa de bruces tanto con el dragón blanco como con Yona. ¿Cómo reacciona? 

Al igual que con el resto de dragones, siente una transformación: su sangre hierve y siente voces en su cabeza que hablan de la fidelidad y de la servidumbre a su amo. A pesar de todo Jae-ha intenta pensar en frío con la cabeza y decide irse. 

No obstante, Yona, tras escuchar los planes de los piratas, pide colaborar en su causa para liberar al pueblo de las fauces de Kum-Ji, el aristócrata que se dedica a traficar con aldeanos. Jae-ha aceptar que Yona ayude si a cambio se une Hak, lo cual acaba aceptando a regañadientes. Al día siguiente se produce el encuentro entre nuestros protagonistas y los piratas.


La jefa de los piratas es una anciana mujer con mucho carácter. 

Tras una prueba de fuerza acepta al grupo de Yona como aliados, sin embargo, como Yona no puede demostrar saber hacer nada, esta le pide que se vaya. 

Tras la reticencia de sus compañeros, la capitana decide ponerle una prueba de vida o muerte: Ir a una cueva en una colina a por la planta senjusô. Las posibilidades de muerte son altas, ya que la colina es muy empinada y muy díficil, y las posibilidades de caer al mar demasiado altas. Pero nuestra protagonista está decidida, y aunque con miedo, decide ir sola a la colina. 

Será Jae-ha quien le muestre el camino, y de manera inconsciente la seguirá para velar por su seguridad. Yona consigue entrar en la cueva donde se encuentra la planta, pero la marea sube y una ola inunda el lugar, haciendo desaparecer a nuestra princesa. 

El dragón verde se desespera y la termina salvando de una muerte segura, aunque lo conservarán en secreto. Los dos juntos regresan con la planta al barco y Yona es aceptada como aliada. 

Encontramos un momento Yona-Hak interesante, dónde podemos ver las dudas que le surgen al muchacho acerca de ella. Sin embargo, ni él mismo se da cuenta de cuán profundos son sus sentimientos. 

A la princesa le falta mucho recorrido por delante para aclarar sus sentimientos.

Después de regresar al barco, Shin-Ah avista a 7 barcos armados en posición de ataque, por lo que los piratas deben planear y actuar rápido. 

A Yona se le ocurre infiltrarse y utilizarse a si misma como cebo para lanzar fuegos artificiales y así los demás saber exactamente dónde esta Kum-Ji, el jefe de los traficantes, y aunque casi todos se oponen a esa idea, tanto Yona como Yoon terminan siendo cebos (Yoon debe hacerse pasar por mujer). 

Consiguen infiltrarse sin problemas y llegar hasta Kum-ji, y este muestra un interés por Yona e incluso la reconoce, aunque esta niega ser quien es en realidad. Kum-ji se lleva a toda las chicas secuestradas, incluida Yona y Yoon, y pronto la batalla empezará, aunque tendremos que esperar al próximo tomo a verlo.









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...