Manga: Reseña de "Saint Seiya Saintia Shō" (聖闘士星矢・セインティア翔) vol. 8 - Ivréa

Reseña de "Saint Seiya Saintia Shō" (聖闘士星矢・セインティア翔) vol. 8 - Ivréa
Tras una leve espera editorial Ivréa nos ofrecía este mes de agosto el octavo volumen de Saint Seiya Saintia Shō (聖闘士星矢・セインティア翔), la saga con toque shojo que sigue expandiendo el rico mundo creado por Masami Kurumada a lo largo de estos treinta largos años con la inmensa franquicia Saint Seiya – Los Caballeros del Zodiaco. 

En esta ocasión abordamos el volumen 8 de la colección, que Editorial Ivréa nos ofrece en un formato que no decepciona para nada a los seguidores de los santos de Atenea; un rústica con sobrecubierta que incluye en su interior los capítulos 28 al 34 a lo largo de dos centenares de páginas en blanco y negro, incluyendo además 2 a color y un precioso póster interno desplegable.

Un derroche de calidad que hace de esta colección un must have para los fans de Saint Seiya.
¡Sentid arder vuestro cosmos!

Saint Seiya Saintia Shō
Reseña de "Saint Seiya Saintia Shō" (聖闘士星矢・セインティア翔) vol. 8 - Ivréa
Como bien sabemos, el clásico shonen Saint Seiya – Los Caballeros del Zodiaco es un manga que tiene a estas alturas spinoffs para parar un tren. Junto a la serie de toda la vida protagonizada por los caballeros de bronce tenemos sagas paralelas, anteriores o posteriores que han ido surgiendo del imaginario de Masami Kurumada a lo largo de estos treinta largos años.

Hemos visto la anterior guerra de Hades en Lost Canvas o Next Dimension, hemos visto a los santos de oro de nuestra generación luchando contra titanes en Episodio G, e incluso recientemente les hemos visto peleando contra Odín en el cuestionable nuevo anime de Soul of Gold.

Hasta la fecha, todas las sagas han terminado llegando a España, ya fuere por la mano de Planeta Cómic (quienes poseen los derechos de la saga original de Seiya y compañía) o de la mano de Ivréa, quienes han ido publicando casi religiosamente todo lo que la editorial japonesa Akita ha ido lanzando en el país del sol naciente, algo que se repite una vez más con el spinoff más reciente de todos; la nueva saga con toque shojo Saint Seiya Saintia Shō (聖闘士星矢・セインティア翔). 

Saint Seiya Saintia Shō
Este nueva saga dio inicio en el 2013, cuando nuestro venerado sensei Masami Kurumada unió su ingenio al precioso dibujo de la mangaka Chimaki Kuori, fanática incondicional de la serie, para crear una nueva trama paralela a la historia original de Seiya, pero esta vez enfocada en las Saintias; unas guerreras del santuario cuyo rol a desempeñar es el de sirvientas y guardaespaldas de la diosa Atenea encarnada.

Guerreras que, debido a sus obligaciones diferentes a las de los santos y con una justificación más que adecuada no se veían obligadas a abandonar su feminidad con las más que conocidas máscaras que ya vimos en Marin del Aguila.

La serie dio inicio en las páginas de la revista Champion Red de la editorial japonesa Akita, logrando bastante éxito en el público e incluso logrando recientemente luz verde para una próxima adaptación a anime por parte de TOEI Animation. Un éxito más que justificado gracias al atrayente arte de sus páginas y a los bien llevados paralelismos con la saga original.



Reseña de "Saint Seiya Saintia Shō" (聖闘士星矢・セインティア翔) vol. 8 - Ivréa
Saint Seiya Saintia Shō 8
En el anterior volumen seguíamos con la saga de la resurrección de Eris, la Diosa de la Discordia que tantos problemas dio en la primera saga de este manga, y quién ha aprovechado todo el caos generado por la guerra interna del santuario para lograr resurgir de entre los derrotados, y una vez más las semillas de la discordia comienzan a extenderse por todo el planeta, amenazando con terminar con toda la humanidad.

El Santuario reacciona rápidamente enviando a Milo de Escorpio y Aioria de Leo, así como Mayura entre otros para hacer frente a esta nueva amenaza, aunque inevitablemente Eris termina sellando el alma de Athena, incapacitando a la diosa.

Kyoko, Saintia de Equuleus y hermana de nuestra protagonista Shoko, quién debería haber sido su huésped original, termina plantándose ante nuestra protagonista, quién aun trata con poco éxito de llamar lo que queda de su hermana dentro de la diosa...

Reseña de "Saint Seiya Saintia Shō" (聖闘士星矢・セインティア翔) vol. 8 - Ivréa
Por desgracia para todos, la resurrección de la Diosa Eris no es el único de los problemas; mientras Shoko le hace frente, Aioria y Milo se encuentra con la parte más corrupta de Saga de Geminis, a quién la Diosa Eris ha traído de nuevo al mundo convirtiéndolo en una enorme amenaza.

Leo y Escorpio no solo no logran plantar cara al santo de Oro más poderoso, si no que además su cuerpo absorbe todo el poder de la discordia acumulado en el árbol de Eris, elevando su cosmos hasta convertirse en el equivalente a un Dios.

En este punto la derrota del Santuario es un hecho, retirándose con Athena incapacitada mientras Eris y Saga se retiran a la espera de un ataque final que está por llegar.

Por supuesto, no podemos olvidar que Saga, ahora encarnando al Dios Ares de forma completa, porta el equivalente de su armadura Divina que vimos en el anime Soul of Gold, con el ala de demonio y de ángel a sus espaldas.

Reseña de "Saint Seiya Saintia Shō" (聖闘士星矢・セインティア翔) vol. 8 - Ivréa

Reseña de "Saint Seiya Saintia Shō" (聖闘士星矢・セインティア翔) vol. 8 - Ivréa
Con esto da final este arco y da inicio uno nuevo, en el que mientras el Santuario se prepara para el contraataque, las Saintias Katya de la Corona Boreal y Erda de Casiopea toman todo el protagonismo para partir hacia la Colina de las Estrellas, dónde según las palabras del propio Saga cuando se encontraba en su posición como Sumo Sacerdote, se encuentra su gran pecado y algo que deben devolverle a Atenea...

Masami Kurumada y Chimaki Kuori continúan con este tomo maravillándonos con un desarrollo que, aun siendo paralelo a la saga original, no rompe nada de lo anteriormente establecido, añadiéndole de hecho más miga y detalle a una saga mítica.

Una historia que goza de su propio atractivo y a la que le sumamos el arte de Chimaki Kuori que como ya decíamos cuenta con un trazo precioso que, si bien se aleja y mucho del estilo de Kurumada para cercarse más al de Shiori Teshirogi (Lost Canvas) con un estilo claramente shojo, nos deja contentos y entusiasmados con su versión de los personajes que conocíamos de toda la vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...