Manga: Reseña de "I am a Hero en Nagasaki" de Kengo Hanazawa y Kenshuke Nishida - Norma Editorial

Reseña de "I am a Hero en Nagasaki" de Kengo Hanazawa y Kenshuke Nishida - Norma Editorial
Las novedades de este mes de junio de este 2018 de Norma Editorial incluían una ración de la saga de terror I am a Hero (アイアムアヒーロー), obra de Kengo Hanazawa que en este caso nos llega en la forma del spinoff I am a Hero en Nagasaki, un tomo único dibujado por Kenshuke Nishida que nos llega en una edición exactamente igual a la japonesa con un volumen de 224 páginas en blanco y negro.

I Am a Hero (アイアムアヒーロー) es un manga de horror obra del ya mencionado Kengo Hanazawa (花沢 健吾) que se publica en la revista Big Comic Spirits de Shōgakukan desde agosto de 2009.

Ya terminada, la coelcción cuenta con 22 volúmenes y una buena racha de spinoffs en Japón, así como una adaptación cinematográfica que arraso en la pasada edición del Festival de Sitges 2015.
Reseña de "I am a Hero en Nagasaki" de Kengo Hanazawa y Kenshuke Nishida - Norma Editorial
EN NAGASAKI
A estas alturas y si habéis llegado hasta este spinoff ya conocéis de sobra la serie madre, por lo que podemos saltarnos toda la explicación del brote ZQN a nivel mundial. Hasta la fecha hemos visto incursiones a ciudades como Pisa e incluso Barcelona en la obra de Hanazawa, y en esta ocasión nos encontramos con toda una obra que sucede integramente en Nagasaki durante el inicio de esta plaga apocalíptica.

Pongámonos en materia:

Yamada es un tío bastante bizarro como lo era Hiro, aunque a su manera. Tras haberse sentido traicionado por quién el consideraba su mejor amigo y venderle a unos matones cuando dio inicio el instituto, el muchacho decidió dejar las clases y dedicarse por completo a su afición a la fotografía. Así es, cambiemos escopetas por fotografía y ya tenemos a otro japonés que vive de cara al interior de la galería, sin relacionarse con otros.

Reseña de "I am a Hero en Nagasaki" de Kengo Hanazawa y Kenshuke Nishida - Norma Editorial
Pero claro, todo a un nivel bastante demente, en el cual nuestro protagonista ve deformado el rostro de la gente, mientras le susurran las mezquindades que el sospecha están pensando. Todo un problema psicológico que le impide establecer la más sencilla de las conversaciones con sus semejantes.

En el otro lado de la balanza tenemos a Aya, una preciosa adolescente de su misma clase con una perfecta compexión atlética y miembro del club de tiro con arco. Pero su vida se va a la basura cuando da inicio la epidemia ZQN y, para salvar el pellejo, debe asesinar con el arco a su mejor amiga.

Decidida a que esto no arruine su raciocinio, Aya decide verse a si misma como una heroína que lucha por la supervivencia de los demás, justificando mediante este pensamiento el poder utilizar su arma de cuerda contra todos los infectados con los que se cruza y, al mismo tiempo, poder pensar en ellos como algo diferente a los humanos que eran hasta ayer.

Reseña de "I am a Hero en Nagasaki" de Kengo Hanazawa y Kenshuke Nishida - Norma Editorial

Reseña de "I am a Hero en Nagasaki" de Kengo Hanazawa y Kenshuke Nishida - Norma Editorial
El caos que desata en su ciudad la epidemia de los ZQN provoca que estos dos personajes crucen sus caminos, haciendo que el inútil total y la chica proyecto de héroe avancen juntos hacia el único destino posible: una isla que fue abandonada cierto tiempo atrás tras un fracaso económico.

Pero por desgracia para ellos, ni el camino hasta la isla ni lo que encontrarán en ella es lo que esperaban.

Bajo esta premisa se nos ofrece una nueva historia corta paralela a los sucesos de I Am a Hero, dónde conocemos a dos nuevos personajes que se ven obligados a sobrevivir a su propia pesadilla personal.

Una historia que además funciona dónde no lo hacía el spinoff de Osaka, gracias al dibujo de Kenshuke Nishida, quién se acerca bastante al estilo de Kengo Hanazawa y, sobretodo, de clavar ese toque bizarro que tanto caracteriza a la obra principal.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...