Manga: Reseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma Editorial

A inicios de este año Norma Editorial lanzaba al mercado como complemento del famoso y cruel Akame ga Kill! la precuela Akame ga Kill! Zero, serie que dando un salto al pasado respecto al inicio de la saga principal narraba las aventuras de Akame como asesino del Imperio, y cómo el destino terminó llevándola al Night Raid.

Reseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma EditorialReseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma EditorialReseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma Editorial

Akame ga KILL! Zero, obra original de Takahiro y Kei Toru, se lanzaba en octubre de 2013 en la revista japonesa Monthly Big Gangan de Square Enix y hasta la fecha cuenta con 8 volúmenes publicados en Japón.

La serie original de Akame ga Kill! cuenta con guiones de Takahiro y dibujo del mangaka Tetsuya Tashiro y se publicaba mensualmente en la Gangan Joker de Square Enix desde el 20 de agosto de 2010, habiendo terminado este mismo año con un total de 14 volúmenes. Su primera temporada anime fue producida por White Fox y se emitio del  6 de julio de al 14 de diciembre de 2014. 

Reseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma Editorial

Reseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma Editorial
Akame y su hermana Kurome fueron tomadas por el Imperio a una edad temprana y entrenadas como asesinas de élite para ayudar al Imperio a reprimir rebeliones y garantizar la felicidad de sus contribuyentes... o ese era el argumento. Esta es parte de la historia que ya conocemos gracias a la obra principal, pero la colección que tenemos ante nosotros profundiza mucho más en estos años previos y en las dos hermanas en sus más tiernos años... o quizá no tan tiernos.

Desde un principio podemos ver como Kurome y Akame son colocadas en diferentes grupos de asesinos por los seleccionadores como si esto fuera fruto de la casualidad, dando inicio a un lavado de cerebro y un entrenamiento inhumano junto a sus nuevos compañeros con el propósito de proteger al corrupto Imperio. 

Bajo esta base, Akame ga Kill! Zero plantea varias tramas protagonizadas no solo por ambas hermanas, si no por un gran elenco de personajes para formar sus respectivos equipos. Estos personajes responden todos a una serie de arquetipos con lso que nos familiarizamos rápidamente, lo cual ayuda a recordarlos fácilmente y ubicarlos en la trama, aunque por desgracia pecan de ser bastante unidimensionales... lo cual no es demasiado problema ya que ya sabemos cuanto suele durar el elenco protagonista vivo en esta saga.

Reseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma Editorial

Reseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma Editorial
Llegados a este punto hay que tener en cuenta un nuevo elemento que se introduce en esta historia reemplazando de alguna manera a las Armas Imperiales; las armas vasallas o Shingu son similares a los antiguos y extremadamente poderosos Teigu, excepto que también tienen una gran debilidad. 

Con las armas vasallas como mayor novedad, básicamente encontramos a Akame en un equipo de "frikis" muy similar al Night Raid, pero aunque el planteamiento es muy similar el tema va perdiendo fuelle de forma inevitable.

La culpa viene en parte al arte de la serie, y es que mientras la historia es manejada por Takahiro en la precuela igual que en el original, la sustitución de Tetsuya Tashiro por Kei Toru deja un vació bastante obvio. Aunque los diseños de los personajes cuentan con un nivel de calidad decente, las secuencias de acción provocan que la narrativa caiga en picado y se tornen en una secuencia de viñetas de lo más confusa, en las cuales con suerte te queda claro quién se ha muerto.

Reseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma Editorial

Reseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma Editorial
Esta acción desorganizada y difícil de seguir, y eso provoca que muchos sucesos se sientan artificiales y mal posicionados, generando una sensación forzada que no ayuda en nada a una situación en que Akame y sus amigos han sido engañados para que crean que el Imperio merece sus vidas por que son "los buenos"... mientras que no hace falta mirarles dos veces para tener claro que están corruptos hasta la médula.

Y es que la manera descaradamente malvada en que se comportaban los comandantes del imperio ante estos niños que deben ser criados para creer que son los buenos, hace que nos planteemos hasta que punto se trata de inocencia o de ceguera.

Fuera de las escenas de lucha en las cuales claramente Kei Toru pierde toda su solidez como artista, el dibujo de esta historia es bastante decente, aunque la narrativa secuencial por desgracia no deja de fallar.

Reseña de "Akame ga Kill! ZERO" de Takahiro y Kei Toru - Norma Editorial
Esto por supuesto intenta ser recompensado en base a la crueldad implícita en Akame ga Kill, con muertes sangrientas y viscerales cada volumen y, sorprendente, con una cantidad de fanservice que supera con creces el original.

Un fanservice que nos sorprende además con la enorme cantidad de loli incluido y que puede echar para atrás a más de uno de manera más que justificada, y que vemos encarnado tanto en las apariciones de Kurome como en otros personajes de cuerpos nimiamente desarrollados cuya ropa deja más bien poco a la imaginación

Pero aunque estos puntos son obvios para cualquier lector y debían ser mencionados, la serie funciona perfectamente como una precuela para la serie original. Aunque técnicamente no es necesario conocer la serie anterior para disfrutar de Akame ga Kill! ZERO, yo recomendaría solo acercarte a la serie si has leído la original. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...