Manga: Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 1 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL

Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 1 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL
Hoy os traemos una de las novedades que Norma Editorial presentaba el pasado Japan Weekend de Barcelona, el manga shojo Mi Chico Lobo de Yoko Nogiri.

Yoko Nogiri es una mangaka poco conocida en Europa. A pesar de haber publicado más de una decena de mangas, esta es la primera historia que llega a nuestro país, bajo el título “mi Chico Lobo” o también conocida como “Watashi no Ookami-kun”. Publicada por Kodansha en 2014. Este manga consta de 4 volúmenes, por lo que es ideal para leer una historieta corta, sin llegar a hacerse pesada.

Nos encontramos ante un shojo de fantasía y romance. Por lo que si te gustan estos dos géneros, definitivamente este es tu manga. Además, tiene un estilo de dibujo pulcro y agradable, con trazos finos y curvos, lo cuál resultará bastante placentero de leer.

La protagonista de esta historia, Kusonoki Komugi, vive una vida tranquila con su madre en Tokio. Pero la pobre muchacha acaba por sufrir bullying por parte de sus compañeros de clase, lo que la tiene bastante traumada. Un día, su madre debe irse de viaje de negocios durante un largo período de tiempo, lo que obligará a la muchacha a irse a vivir a Hokkaido con su padre, al cuál no ve desde hace 8 años ya que está divorciado de su madre.

Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 1 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL

Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 1 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL
Komugi ve en este cambio una oportunidad de cambiar, de no volver a repetir la misma historia, por lo que intenta evitar cualquier tipo de problemas en su nuevo instituto. Pero no se lo van a poner fácil: al principio la hacen sentarse con uno de sus compañeros de clase, el guapísimo Oogami Yuu, un chico extremadamente popular que lo primero que le dice es que huele muy bien. Al principio la chica no le hace mucho caso, pero al escucharlo de su boca varias veces se emparanoia. 

La muchacha intenta por todos los medio posibles mantenerse distanciada de Yuu, ya que es uno de los chicos más populares del instituto, y sabe que eso puede provocar envidias. Pero Yuu no se lo pone fácil, la trata muy bien y es muy amable con ella. Al final acaban estableciendo una medio-buena relación.

Sin embargo, un día, Komugi se encuentra a Yuu durmiendo debajo de un árbol, y se tropieza con algo extraño. Al voltearse, ve que Yuu tiene cola y orejas de lobo, y este la amenaza con comérsela si le dice algo a alguien. La muchacha se desmaya de miedo y Yuu se la tiene que llevar a la enfermería. 

Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 1 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL
Cuando por fin despierta, Komugi se encuentra rodeada de los cuatro chicos más guapos y populares de todo el instituto: Fushimi Rin, Miyama Senri, Awaji Aoshi y Yuu. 

La intranquilidad protagoniza la escena, parece que ninguno de ellos es del todo humano, y tienen poderes para borrar la memoria, pero no funcionan con Komugi. Puesto que esto no funciona en ella, tienen que rendirse y amenazarla con no decir nada a nadie.

Sin embargo, Yuu seguirá mostrándose simpático y cercano a Komugi, y la invitará a casa para explicar todo acerca de su vida y su auténtica identidad. Cuando llega a casa se encuentra con los otros tres muchachos, y entre todos le explican que son mitad humanos mitad yokai. Yuu es un lobo, Rin es un zorro, Senri es un gato de dos colas y Aoishi es un tanuki (una especie de mapache). 

Reseña “Mi Chico Lobo" vol. 1 de Yoko Nogiri - NORMA EDITORIAL
En realidad son seres tranquilos que no buscan pelea y conviven pacíficamente en el mundo humano. Han sido elegidos por los de su especie para vivir mezclados entre los humanos, ya que no todos los yokai tienen esa habilidad.


Poco a poco van haciéndose más cercanos, especialmente Komugi con Yuu. Rin, al ver esto, alerta a Komugi y le dice que no puede enamorarse de Yuu, ya que las cosas no pueden ir bien de ninguna manera. Al principio Komugi piensa que está loco, pero conforme la relación avanza los sentimientos de ella por el chico lobo aumentarán. 

No podemos olvidar cuál era el objetivo principal de Komugi, no causar problemas y pasar lo más desapercibida posible. ¿Pero como iba a lograr esto codeándose con los más guapos del instituto? Obviamente las envidias de las otras chicas le jugarán una mala pasada e intentarán hacerle bullying, pero como no, será rescatada por Yuu. 


Tras este incidente la chica le dice “te quiero” inconscientemente al chico lobo, lo que este le responde que fingirá no haber oído nada. ¡Parece que no va a ser una relación fácil! Pero tendremos que esperar el próximo tomo para ver cómo avanza esta bonita historia de amor!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...