Cómic: Reseña de "Marvel Legacy: Alfa" (Edición Especial) - Panini Comics

Mucho se ha estado hablando en el panorama del noveno arte y en concreto del Universo Marvel desde que se empezó a mencionar Marvel Legacy, el nuevo evento que, a modo de reinicio, devolvería a la actual linea temporal a todos aquellos personajes clásicos que el tiempo ha ido dejando de lado a favor de unos sustitutos y alterego que muchos de los lectores de toda la vida encontraban bastante cuestionables.

Marvel Legacy: AlfaMarvel Legacy: Alfa

Ahora, después de varios giros argumentales y decisiones editoriales por parte de la factoría de las ideas, Panini Comics nos trae el prólogo / inicio de este hecho histórico dirigido por el equipo creativo Jason Aaron y Esad Ribic, el cual además llegaba en dos versiones; la grapa habitual de 64 páginas a todo color y un rústica de 112 que además incluye el FOOM 1 USA. ¡Casi nada!
Marvel Legacy: Alfa

Marvel Legacy: Alfa
Marvel Legacy 1 de Jason Aaron, Esad Ribic y Steven McNiven, es un cómic muy especial que debe ser tratado como tal, un prólogo que ineludiblemente todos los seguidores del Universo Marvel deberían leer para poder comprender la siguiente fase que se avecina. Un prólogo que al mismo tiempo nos narra una historia a ritmo vertiginoso repleta de cambios, mientras al mismo tiempo, es capaz de sonreír con una mueca de burla a algunas de las tramas de la linea editorial reciente. Y lo hace sin despeinarse.

El narrador de este maravilloso cómic nos muestra la historia a relatar haciéndola girar bajo el propio eje del Legado que da nombre al momento, lanzando al lector un millón de años en el pasado para mostrar a los Vengadores de una época demasiado remota, versiones pasadas de héroes modernos: Odin, la entidad Fénix, Marca Estelar, Pantera Negra, Puño de Hierro, Agamotto y el esíritu de Venganza, enzarzados en la batalla contra el Primer Anfitrión, un desquiciado Celestial.

Marvel Legacy: Alfa

Marvel Legacy: Alfa
Sin respiro para que el lector se recupere de este impactante inicio, la historia nos catapulta al presente cuando, tras un sueño flashback en el que ha visto lo mismo que nosotros, Robbie Reyes despierta cerca de Ciudad del Cabo dónde da de bruces directamente con un Marca Estelar que se encuentra dispuesto a detener al Piloto Fantasma antes de que encuentre "algo" que se encuentra enterrado en las cercanías. Una batalla brutal en la que veremos como la nueva encarnación del Espíritu de la Venganza logra llegar más lejos que nunca.

Paralelamente el narrador nos traslada a Jotenheim, donde Loki está preparando una horda de Gigantes de Hielo para atacar unas instalaciones de S.H.I.E.L.D., dándose de frente con Ironheart, la actual Thor encarnada por Jane Foster y el actual Capitán América encarnado por Sam Wilson; un enfrentamiento que terminará con varios daños a la propiedad y con la aparición de un personaje inesperado... ¡el clásico Lobezno!, que apareciendo de la nada y repleto de estilo recuperará de las consecuencias del ataque una Joya del Infinito.

Marvel Legacy: Alfa

Marvel Legacy: Alfa
Estas dos sorprendentes narrativas terminan uniéndose en la persona de Loki, así como en el aprecer de la propia narradora, que no es otra que Valeria Richards, quién aun se encuentra explorando los nuevos universos creados a partir de la reciente Secret Wars...

Uno de los aspectos más destacables de este cómic es como logra elevar a personajes como el actual Piloto Fantasma, Robbie Reyes, y a Marca Estelar a primera linea de protagonismo, conectándolos con una historia más grande de lo que incluso ellos mismos imaginan al enlazarlos con el antiguo Celestial enterrado en Sudáfrica. Unos personajes, que han luchado por mantener sus series a duras penas vivas estos últimos años de repente logran cobrar importancia, convirtiéndose en el centro de todo el destino que está por cambiar al universo.

Quizá el punto más flojo en la narrativa que nos ofrece este cómic es que en ocasiones se torna algo repetitivo... al menos mencionan la palabra Legado once veces en solo 64 páginas, pero el resto de puntos fuertes hacen que nos olvidemos de ello rápidamente.

En cuanto al arte, queda claro que Marvel está sacando su arsenal al ofrecernos artistas como Ribic y McNiven, quienes dejan el pabellón bastante alto a lo que está por venir...

Desde luego, Marvel Legacy empieza fuerte, golpeando duro dónde otros eventos anteriores flojearon demasiado, dejando el Universo Marvel demasiado vulnerable a ser criticado. ¿Nos encontramos ante un auténtico renacimiento de la vieja gloria?

De momento, vamos por buen camino...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...