Cómic: Reseña de "Flash: Velocidad Terminal" de Mark Waid - ECC Ediciones

Flash: Velocidad Terminal
ECC Ediciones nos traía este pasado mes de febrero un nuevo volumen que, ignorando a los volúmenes publicados recientemente del New 52 ó nuevo Universo DC, nos enviaba a una antigua historia que ningún fan de los velocistas debería dejar escapar con Flash: Velocidad Terminal.

En dicho volumen ECC Ediciones presenciamos como el Flash a Wally West, el protagonista de esta historia, ha visto el futuro y ha presenciado una cosa tan grave que, ahora, se resiste a alcanzar su máxima velocidad. 

Así encontramos una fantástica edición cartoné englobando los originales Flash núms. 95-107 USA, Flash Annual núm. 8 USA, Underworld Unleashed núms. 1 a 3 USA. Todo un arco imprescindible que surgió dela mente del gran Mark Waid, a quién hallamos en estas entregas en compañía de los dibujos de Carlos Pacheco, David Brewer, Howard Porter, Humberto Ramos, Óscar Jiménez, Roger Robinson, Rom Lim y Salvador Larroca.


Flash: Velocidad Terminal
Flash: Velocidad Terminal
Cuando Barry Allen, el Flash de la Edad de Plata cuyo nacimiento marcó el comienzo de una nueva y aparentemente imparable era de cruzados disfrazados, murió durante Crisis en las Tierras Infinitas en 1985, fue sucedido por su compañero Kid Flash. El joven Wally West que inicialmente luchó por llenar las botas de su predecesor y maestro, siguió perseverando hasta que finalmente logró ganar las habilidades, capacidad física y confianza suficiente como para hacer honor a su nuevo nombre.

Después de años en el papel, West se había adaptado y había luchado contra los suficientes villanos como para ser un héroe aún mayor que el Flash original (o al menos intentarlo), pero cuando Wally pensaba que la etapa más complicada de su vida había llegado a su final apareció el guionista Mark Waid y una impresionante galería de ilustradores dieron a luz a la saga Terminal Velocity (Velocidad Terminal), que ocuparía los números 95 a 100 de la colección regular de nuestro amigo de botas amarillas.

Flash: Velocidad Terminal

Flash: Velocidad Terminal
El evento fue marcado por un número cero que establecía un nuevo origen para cada personaje con nuevas historias, estableciendo un nuevo punto de partida para Wally West cuando este, arrastrado por una corriente de Fuerza de la Velocidad, termina rebotando a lo largo de su propia cronología hasta que finalmente logra regresar a su lugar correcto en el tiempo, justo a tiempo para el épico final de esta saga.

Mientras el velocista escarlata recorre su camino de regreso a casa, el verdadero amor de Wally, la periodista Linda Park, su tía Iris y sus compañeros velocistas Jay Garrick e Impulso esperaban ansiosamente su regreso, pero cuando este sucede el Wally que regresa no es el de siempre: Ahora Flash es un héroe lleno de voluntad y determinación, con nuevas habilidades y nuevas desventajas que aportan todo un nuevo universo de posibilidades a sus aventuras. Y no solo eso... algo aún más aterrador preocupaba al Flash, algo que se negaba a compartir con nadie...

Flash: Velocidad Terminal

Flash: Velocidad Terminal
Por su parte, Linda haciendo uso de su olfato de periodista no tarda en descubrir el problema secreto de Wally; su roce con el flujo del tiempo había cambiado su cuerpo y si corría demasiado rápido, su cuerpo volvería al flujo temporal. Era solo cuestión de tiempo antes de que se resbalara, se convirtiera en un rayo y sería absorbido por la Fuerza de la Velocidad para siempre...

Conmovedora, inmensamente emocionante y catárticamente alegre, esta saga bellamente ilustrada se convirtió en una de obligatoria lectura para todos los fans de este velocista.

Una trama de lo más interesante en la que vemos como West se consolida como el héroe que merece ser, a lo largo de una trágica aventura que demuestra una vez más que llevar el manto de Flash nunca fue fácil, y más cuando toda una galería de vilanos heredados quieren hacerte la vida imposible: La época de Wally West fue dura, pero tuvo un buen maestro en Barry Allen.

Probablemente el mejor.

Mark Waid
LOS AUTORES
Mark Waid (Hueytown, Alabama; 1962.) Todo un erudito del cómic de superhéroes, Waid renunció a su cargo de editor en 1992 para emprender una extensa etapa como guionista de Flash que muchos seguidores del Velocista Escarlata no han olvidado. 

A esta siguieron numerosos proyectos entre los que se encuentra la imprescindible Kingdom Come, una reivindicación de los justicieros tradicionales dibujada por Alex Ross. Actualmente, compagina sus labores en Boom! Studios con colaboraciones con otras editoriales.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...