Cómic: Reseña de "La Vampira de Barcelona" de Jandro González, Miguel Ángel Parra e Iván Ledesma - Norma Editorial

Reseña de "La Vampira de Barcelona" de Jandro González, Miguel Ángel Parra e Iván Ledesma - Norma Editorial
A muchos las historias de fantasmas, vampiros o hombres lobo les sonarán a las típicas historias americanas, pero algunas de ellas también han tenido lugar mas cerca de lo que creemos aunque sin tantos elementos típicos del romanticismo. Estamos hablando concretamente de la leyenda de La Vampira de Barcelona, una historia verídica que aunque hoy en día pueda pasar mas desapercibida, realmente conmocionó a la ciudad y dejó a muchas familias llorando desconsoladas. 

Esta leyenda que no lo es como tal ha sido retratada en formato novela gráfica gracias a Jandro González, Miguel Ángel Parra e Iván Ledesma, quienes nos presentan de forma gráfica esos terribles sucesos que tuvieron lugar a principios del siglo XX en la ciudad comtal.

Pero antes de hablar del argumento como tal hagamos un repaso a la edición que en esta ocasión nos presenta Norma Editorial. Con un tamaño de 19 x 26 cm nos encontramos con un volumen en cartoné compuesto de 120 páginas a color en las que además del cómic encontraremos también material gráfico de la época, como fotografías reales de los que vivieron ese momento así como un informe del caso. Un cómic que hará estremecer por su realismo y crudeza a todos aquellos que lo quieran adquirir bajo un precio de 22€.

La vampira de Barcelona:
Reseña de "La Vampira de Barcelona" de Jandro González, Miguel Ángel Parra e Iván Ledesma - Norma EditorialNos encontramos en Barcelona a principios del siglo XX, época en la que los ricos eran muy ricos y los pobres muy pobres. El barrio del rabal estaba lleno de prostitutas, mendigos y niños pidiendo limosna, algo que propiciaba la desaparición de huérfanos a los que nadie querría, o de los niños de las familias mas pobres. 

Esta historia comienza con la desaparición de una de esas niñas de familia humilde,  Teresita Guitart, quien tras su secuestro pasó a engrosar las listas de niños desaparecidos que la policía no se preocupaba demasiado en encontrar o mas bien no sabía demasiado bien por donde buscarlos. Sin embargo por suerte para ella la casa a la que la llevaron contaba con una vecina muy cotilla, quien tras verla en la ventana llamó a la policía.

El nombre de la secuestradora a la que detuvieron, dueña de esa casa era Enriqueta Martí, una pobretona del barrio que vivía con su envejecido padre y con su hija Angelita, además de con varios niños a los que encontraron en la casa cuando la policía se adueñó del lugar, todos ellos secuestrados por la misma mujer y desnutridos además de llenos de liendres, demasiado asustados para hablar.

Reseña de "La Vampira de Barcelona" de Jandro González, Miguel Ángel Parra e Iván Ledesma - Norma Editorial
Lo que nadie esperaba encontrar en ese macabro lugar era la llamada Habitación roja, lugar secreto en el que gracias al testimonio de Teresita encontraron detrás de un armario. En esta habitación engalanada como si perteneciera a la alta nobleza encontraron el verdadero negocio de Enriqueta, proxeneta de niños para aquellas familias adineradas de Barcelona que buscaran un retoño con el que llenar sus vidas. 

Y mientras todos estos secretos eran descubiertos nuevos problemas iban apareciendo por el horizonte, ya que realmente esta no era la primera ocasión en la que Enriqueta estaba en los calabozos de la cárcel barcelonesa, otras dos veces había entrado y en ambas había salido discretamente gracias a algún burgués que le había abierto la puerta.

Acaso esta mujer, que secuestraba niños y los mataba para hacer remedios con su grasa y sangre tenía un puesto mas alto de lo que muchos pensaban? Quien se lucran detrás de las desgracias ajenas de las familias cuyos niños aparecieron enterrados a escasos metros del lugar? El misterio de la vampira de Barcelona todavía plantea muchas dudas pero una sola verdad, que Enriqueta Martí no estaba sola.

Reseña de "La Vampira de Barcelona" de Jandro González, Miguel Ángel Parra e Iván Ledesma - Norma EditorialEsta leyenda que no es leyenda hace estremecer a todo aquel que la oye, no tanto por sus similitudes con los seres a los que se le asocia Enriqueta, si no por lo macabra que resulta la escena, digna de una película de terror la cual todavía me extraña no se haya llevado a cabo. Y es que pocas cosas hay mas horribles que los asesinos pero entre ese escueto catalogo de horrores se encuentran los asesinos de niños, siendo Enriqueta un claro ejemplo de ello.

Pero no solo resulta alarmante la historia como tal, si no también le hecho de que pocos miembros de la policía hayan realizado acciones para detener a esta infame mujer, quedando la mayoría contentos con aparecer en los periódicos y  ganar prestigio mas que resolver el caso. Hecho que queda reflejado en la falta de comunicacion, la perdida de pruevas y aparición de otras pese haber realizado una busqueda en el lugar del crimen.

Igualmente, pese a lo horrible del suceso que hoy en día a trascendido lo suficiente como para ser una leyenda en la ciudad, si que han habido personas a las que el caso les ha atraído tanto como para decidir hacer de él un recuerdo que quede grabado en la memoria de la gente y que mejor manera de hacerlo que con una novela gráfica.

Reseña de "La Vampira de Barcelona" de Jandro González, Miguel Ángel Parra e Iván Ledesma - Norma Editorial
El trabajo de Jandro González, Miguel Ángel Parra e Iván Ledesma resulta trepidante y consigue plasmar este episodio de la historia de Barcelona de una forma fiel, menos grotesca y mas realista de lo que se podría llegar a pensar. Dato que agradecerían aquellas personas que aunque quieran conocer esta turbia historia, tengan menos estomago para aguantar según que escenas.

Sin embargo pese a la falta de esa sangre y vísceras que algunos podrían creen que es lo que hace de este volumen una leyenda, realmente la historia resulta tan truculenta que no es necesario. Los rostros de los niños al ser secuestrados, el terror en la mirada de Angelita al saber el destino de otro de los niños, y el sufrimiento de aquellos policías que se involucraron de más en el caso, son todo lo que necesitamos

En conclusión, estamos, no nos olvidemos de ello, ante una historia verídica, sucedida en Barcelona en un momento en que la ciudad era demasiado oscura como para que sus habitantes se dieran cuenta de ello. Por lo tanto este volumen es oscuro, acongojante y cruel, pero de nuevo, verídico. Y personalmente por ser capaces de retratar un momento tan oscuro como ese, este volumen se merece un hueco en aquellas estanterías cuyos dueños no olviden la oscuridad de una gran ciudad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...