Manga: Reseña de "Love in Hell" vol.3 de Reiji Suzumaru, @Fandogamia.

Reseña de "Love in Hell" vol.3 de Reiji Suzumaru, Fandogamia.
Fandogamia Editorial lanzaba este mismo 8 de febrero el volumen tres y último de LOVE IN HELL, manga que nos sorprendía con un humor absurdo en clave de ecchi que logró ganarnos en cuestión de pocas páginas en su primer tomo.

Esta obra de Reiji Suzumaru nos llega en un rústica con sobrecubiertas de 18 x 13 centímetros, lo que vendría a ser un clon perfecto de la edición japonesa en tankoubon de Jigokuren - LOVE in the HELL (地獄恋 ジゴクレン ラブ イン ザ ヘル), título original de lo que tenemos entre manos.

Como ya os decíamos, se trata de una colección cerrada de tres números, la cual fue publicada en Japón entre 2011 y 2013 en la revista seinen Web Comic High! de Futabasha, tras lo que en marzo de 2015 fue lanzado el spinoff Jigokuren - Death Life.

Reseña de "Love in Hell" vol.3 de Reiji Suzumaru, Fandogamia.
Love in Hell vol.3
En el primer tomo conocíamos a nuestro entrañable (o no) protagonista: Rintaro, un nini don nadie de 27 años que, durante una borrachera doméstica, pisa mal y parte la cabeza, yendo a parar irremediablemente al Infierno.

Allí le recibe una Oni (diabla) muy adorable llamada Koyori a quién le han asignado como primer condenado a nuestro despreciable protagonista y cuyo trabajo será torturarle vilmente, pero con cariño, hasta que cumpla por sus pecados.

Pero este suplicio venía acompañada de una nueva "vida" en la que nuestro fiambre tenía que, además de ser torturado sistemáticamente, buscarse un curro. Terrible esto del infierno.

Bajo esta premisa llegamos al tercer y último volumen, dónde el pobre de Rintaro ya parece haberse acostumbrado a su peculiar día a día en el infierno y no solo eso, si no que está más que claro a estas alturas que cada vez está más encariñado con Koyori y que la diabla está loca por los huesitos de su condenado.

Reseña de "Love in Hell" vol.3 de Reiji Suzumaru, Fandogamia.
En esta situación comenzamos cuando una condenada bastante atractiva se acerca a Rintaro y, así por las buenas, le regala 1000 hienes.

Cuando Rintaro descubre que por haberle dado ese dinero la muchacha se ve sometida a más torturas decide ser altruista por primera vez en su vida y ponerse a conseguir dinero por todos los medios ilegales que se le plantean delante, lo que lo lleva a la peligrosa tarea de recoger Flores de Loto del Infierno.

Esta tarea la lleva de un lado a otro hasta que empieza ha realizar de forma regular trabajillos para los demonios de estrangis, lo cual le permite conocer a algunos personajes que le harán plantearse una duda que hasta ahora no había surgido en su mente...

¿En su vida de absolutamente pasivo inútil bueno para nada, cual es el pecado que le condenó al infierno?

Reseña de "Love in Hell" vol.3 de Reiji Suzumaru, Fandogamia.
Perseguido por esta pregunta, su universo dará un vuelco absoluto cuando al profundizar en unos recuerdos largo tiempo sellados, Rintaro descubra la verdad sobre si mismo y sobre su condena al infierno.

Con esto se plantea un inesperado final que, sin abandonar el tono habitual que ha tenido hasta ahora la obra, profundiza como nunca hasta ahora en su protagonista para ofrecernos un cierre que nos deja un muy buen sabor de boca y un sentimiento de realización que ningún lector podría haber augurado.

Y así llegamos al final una obra en la que se prima por encima de todo el humor carente de lógica y la teta gratuita, lo cual sumado a las denigraciones sufridas por Rintaro nos deja unos ingredientes sencillos pero que logran lo que buscan: el cachondeo sencillo, sin complicaciones y satisfactorio que todo otaku medio busca en este tipo de obras.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...