Cómic: Reseña de "Flash: Impulso" de Mark Waid - ECC Ediciones

Flash: Impulso
ECC Ediciones nos traía toda la grandeza del velocista escarlata con la publicación de un nuevo volumen que nos enviaba al DC Cómics de los años noventa, presentando una antigua historia que ningún fan de la familia de l hombre vivo más rápido debería dejar escapar. Hablamos de Flash: Impulso.

Y es que nos encontramos en un maravilloso e intenso volumen recopilatorio en el cual ECC Ediciones recupera esa brillante época de Mark Waid en la que vimos la llegada de Bart Allen, alias Impulso, un joven adolescente que pondría patas arriba la vida de Wally West.


Un tomo imperdible que sigue el resto de la linea con una lujosa encuadernación en cartoné, en cuyo interior encontramos 448 páginas a todo color englobando los originales Flash núms. 84-94 USA, Flash núm. 0 USA, Justice League Quarterly núms. 5-6 y 8-9 USA. 

Todo un arco imprescindible que surgió dela mente del gran Mark Waid, a quién hallamos en estas entregas en compañía de grandes artistas como Mike Wieringo y Carlos Pacheco.

Flash: Impulso
IMPULSO
Nos encontramos ante un tomo recopilatorio en el cual hay que reconocer que tenemos de lo bueno y de lo malo. Y es que aunque todo el arco de Impulso es fascinante, hay que reconocer que este volumen da inicio con una parte totalmente prescindible con la inclusión de cuatro historias de Justice League Quaterly

En ellas veremos a la Liga de la Justicia Internacional, de la cual era miembro Wally West, hacer frente a dos casos bastante peculiares, estando el primero enfocado en encontrar a Sue, la desaparecida mujer de Ralph Dibny, en todo un desafío detectivesco para el héroe elástico, para a continuación pasar a un enfrentamiento contra los robots de un inmortal profesor Anthony Evo.

Una introducción con uns historias de bastante poco o ningún interés, protagonizadas por otros héroes mientras que Wally West es únicamente uno más de los secundarios presentes.

Flash: Impulso
Tras estas historias, pasamos al fin a la parte realmente interesante que nos ofrece este volumen, regresando de nuevo a las aventuras de Wally West en su ciudad Keystone City. Ahora finalmente Wallt parece haberse logrado ganar el manto de su antecesor, con todos los habitantes de su ciudad aclamándole y amándole como su principal héroe y protector de las ciudades gemelas.

Pero de entre las sombras surge Argus, héroe a quién vimos nacer en el anterior volumen para cobrar un gran protagonismo en las historias que siguen.

Sin embargo y antes de entrar en estos problemas, veremos algunas historias con menor peso, como la cita entre Wally y Linda Park en un centro comercial que se convierte en algo inesperadamente problemático con la aparición de Razer, cuya intervención tendrá consecuencias próximamente en la reputación como héroe de Wally.

Y es que este suceso acarreará una citación con la denuncia de una antigua empleada del centro comercial que quedó horriblemente desfigurada y paralítica al no ser salvada por Flash durante estos sucesos.  A partir de aquí veremos como la situación se va complicando para el velocista, claramente con alguien manipulando los hilos tras el escenario, algo que que Linda no dudará en comenzar a investigar. Esta situación sin embargo, irá desgastando y agotando al perseguido Wally hasta llevarle al límite.

Flash: Impulso
Pasado este ecuador finalmente llegamos al arco argumental que da nombre a este volumen y que por supuesto, es el más interesante e importante del mismo: La llegada de un nuevo personaje, un joven llegado del futuro con una gran relación con la fuerza de la velocidad: El joven Bart Allen, a quién conoceremos como Impulso.

Sin duda nos encontramos con un volumen de lo más completito en el que conocemos a Impulso y vemos como la familia Flash se amplía una vez más, trayendo junto a sí a más de un dolor de cabeza.

Sea como fuere, llevar el manto de Flash nunca fue fácil, y más cuando toda una galería de vilanos heredados quieren hacerte la vida imposible: La época de Wally West fue dura, pero tuvo un buen maestro en Barry Allen.
Probablemente el mejor.

Mark Waid
LOS AUTORES
Mark Waid (Hueytown, Alabama; 1962.) Todo un erudito del cómic de superhéroes, Waid renunció a su cargo de editor en 1992 para emprender una extensa etapa como guionista de Flash que muchos seguidores del Velocista Escarlata no han olvidado. 

A esta siguieron numerosos proyectos entre los que se encuentra la imprescindible Kingdom Come, una reivindicación de los justicieros tradicionales dibujada por Alex Ross. Actualmente, compagina sus labores en Boom! Studios con colaboraciones con otras editoriales.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...