Cómic Europeo: Reseña de "Deepwater Prison" de Christophe Bec y Stefano Raffaele - Yermo Ediciones

Deepwater Prison
Yermo Ediciones nos ofrecía con sus pasadas novedades de mediados de julio de 2017 un viaje a las peligrosas profundidades marinas y a los fondos más despreciables de la moral humana con Deepwater Prison.

Fruto de la unión de los guiones del reconocido Christophe Bec, para quién las miasmas oceánicas no son desconocidas desde su participación en la obra BD Carthago, y del arte preciosista de Stefano Raffaele, la editorial trae a tierras españolas esta obra íntegra en una edición cartoné de 223 x 312 mm. de 160 estupendas páginas a color.

Deepwater Prison se publicó originalmente a lo largo de tres volúmenes titulados respectivamente Constellation (2014), Le Bloc (2014) y Evasion (2016) bajo el sello francés Söleil.

Ahora sin más sumerjámonos en esta obra para ver lo que nos ofrece, que no es poco...

Deepwater Prison
DEEPWATER PRISON
La acción nos traslada hasta el cercano futuro del año 2027, momento en el que nos encontramos con un nuevo tipo de prisión que ha abandonado todo tipo de consideración por las condiciones humanas. 

Se trata de un centro penitenciario de máxima seguridad situado al borde de una fosa abisal cerca de las Bermudas, donde encierra a los prisioneros más peligrosos de los USA. Un infierno situado a cientos de metros de profundidad dónde se desarrollará la mayor parte de la trama del volumen que tenemos entre manos. Para ello primero debemos centrarnos en dos introducciones, cada una de los respectivos protagonistas.

El primero nos envía a cuando un accidente en una planta petrolífera supone el mayor vertido de crudo de la historia en el océano, provocando un desastre ecológico sin precedentes que destroza por completo la fauna y flora marina.

Deepwater Prison

Deepwater Prison
Este suceso propicia la aparición de la Presidenta de la Comisión sobre Energía y Medio Ambiente, la arrojada y valiente señorita Rosenberg, una mujer de armas tomar con unos ideales y una ética inamovibles que se encuentra dispuesta a sepultar por completo a Prometheus-Oil, conglomerado dueño de la estación.

Para poder llevar a cabo esta investigación y recuperar todos los datos perdidos, Rosenberg se instalará en el lugar más cercano a la catástrofe, la prisión DeepWater.

La segunda introducción se centra en el teniente Stewart tres años antes, cuando desacata una orden de eliminación de un pueblo en oriente medio debido a que lo único que se encuentra en su interior son pacíficos e indefensos ancianos. Desacato que lo envía directamente a la penitenciaría de Deepwater Prison.

Deepwater Prison

Deepwater Prison
Pero ahora, tras tres años, Stewart y una serie de reos han decidido llevar a cabo un descabellado plan para escapar de la prisión. Plan que coincide con la llegada de Rosenberg a la prisión, y que catapultará toda una serie de reacciones en cadena que terminará afectando a nuestros dos protagonistas, la Prometheus-Oil, el Deepwater Prison y a unos peculiares y gigantescos seres marinos.

Bajo esta premisa, Christophe Bec nos ofrece una historia repleta de crueldad y de personajes de moral torturada que han perdido por completo aquello que los hacía humanos, sin dejar de lado los debates sobre la igualdad entre las personas y el ecologismo.

A esto acompaña el arte precioso de Stefano Raffaele, que nos deleita con unas viñetas preciosas y repletas de detalle, capaces de retratar las escenas más crudas y las maravillas de las fosas marinas por igual.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...