Manga: Reseña de "Saint Seiya Saintia Shō" (聖闘士星矢・セインティア翔) [Ivréa].

Saint Seiya Saintia Shō vol.1
Como bien sabemos, el clásico shonen Saint Seiya – Los Caballeros del Zodiaco es un manga que tiene a estas alturas spinoffs para parar un tren. Junto a la serie de toda la vida protagonizada por los caballeros de bronce tenemos sagas paralelas, anteriores o posteriores que han ido surgiendo del imaginario de Masami Kurumada a lo largo de estos treinta largos años.

Hemos visto la anterior guerra de Hades en Lost Canvas o Next Dimension, hemos visto a los santos de oro de nuestra generación luchando contra titanes en Episodio G, e incluso recientemente les hemos visto peleando contra Odín en el cuestionable nuevo anime de Soul of Gold.

Hasta la fecha, todas las sagas han terminado llegando a España, ya fuere por la mano de Planeta Cómic (quienes poseen los derechos de la saga original de Seiya y compañía) o de la mano de Ivréa, quienes han ido publicando casi religiosamente todo lo que la editorial japonesa Akita ha ido lanzando en el país del sol naciente.

Y nada más empezar este verano de 2017, tras una espera en la que los fans ya empezaban a roerse los nudillos, por fin ha llegado el spinoff más reciente de todos; la nueva saga con toque shojo Saint Seiya Saintia Shō (聖闘士星矢・セインティア翔). 

Saint Seiya Saintia Shō
Saint Seiya Saintia Shō
Este nueva saga dio inicio en el 2013, cuando nuestro venerado sensei Masami Kurumada unió su ingenio al precioso dibujo de la mangaka Chimaki Kuori, fanática incondicional de la serie, para crear una nueva trama paralela a la historia original de Seiya, pero esta vez enfocada en las Saintias; unas guerreras del santuario cuyo rol a desempeñar es el de sirvientas y guardaespaldas de la diosa Atenea encarnada.

Guerreras que, debido a sus obligaciones diferentes a las de los santos y con una justificación más que adecuada no se veían obligadas a abandonar su feminidad con las más que conocidas máscaras que ya vimos en Marin del Aguila.

La serie dio inicio en las páginas de la revista Champion Red de la editorial japonesa Akita, logrando bastante éxito en el público e incluso logrando recientemente luz verde para una próxima adaptación a anime por parte de TOEI Animation. Un éxito más que justificado gracias al atrayente arte de sus páginas y a los bien llevados paralelismos con la saga original.

Saint Seiya Saintia Shō vol.1
La llegada de las Saintias
Nuestra historia nos traslada a la época en que da inicio Saint Seiya, con el torneo galáctico organizado por la Fundación Grad a las puertas, para conocer a Shoko, una joven adolescente cuya hermana mayor, Kyoko, marcho años atrás con la fundación en un programa especial.

Tras todo este tiempo sin recibir noticias de ella y manteniendo los duros entrenamientos a los que la somete su padre, nuestra protagonista se entera al ir al instituto que la propia Saori Kido, heredera de la Fundación, se encuentras asistiendo a clases particulares en el mismo centro.

Dispuesta a saber algo de ella, Shoko se dirige directa a hacer frente a la billonaria para descubrir que ha sido de su hermana, solo para encontrarse con que Saori cuenta con una inaccesibilidad total.

Pero lo que ella no sabe, es que su destino está a punto de cambiar; y es que desde que es niña, tiene un sueño tan recursivo como misterioso en el que se le ofrece una manzana dorada, una serpiente alada intenta poseerla y un desconocido que porta una armadura durada la salva (hola Milo, como lo llevas).

Saint Seiya Saintia Shō vol.1

Saint Seiya Saintia Shō vol.1
Debido a este sueño y coincidiendo con la llegada de Saori y su guardaespaldas al centro, Shoko es atacada por una extraña mujer que parece tener poder sobre las plantas en plan Poison Ivy y que nos permitirá disfrutar en este tomo de unas cuantas escenas de tentáculos.

La atacante no es otra que Atë, la dríade de la destrucción, quién está buscando al receptáculo en el que se reencarnará la diosa Eris; un ataque que fracasa con la llegada de Kyoko, quién se muestra ante su hermana como una de las Saintias de Atenea portando la armadura de Equuleus (sospechosamente parecida a la de Pegasus, pero con minifalda).

Con esto y tras explicarle a Shoko la situación real sobre la diosa Atenea y los matices sobre las Saintias, da inicio de verdad nuestra historia, con un enemigo claramente definido y un cliffhanger de final de tomo que ya nos hace augurar hacia dónde apunta todo esto; aunque esa portada spoiler ya daba suficientes pistas.

Saint Seiya Saintia Shō vol.1
El volumen en cuestión nos ofrece todo lo que un fan de Saint Seiya necesita para engancharse, incluyendo el santo de oro de Atenea Milo de Escorpio mejor dibujado que hemos visto en nuestra vida (sin contar el alterego de Lost Canvas), un detallazo que hace que se nos caiga la lagrimilla y nos deje con ganas de ver al resto de personajes de la saga clásica visitando las páginas de este nuevo manga.
Algo que sin ligar a dudas suceder constantemente gracias al paralelismo de esta saga con la original.

Masami Kurumada y Chimaki Kuori nos ofrecen un primer volumen que no intenta ser innovador, mostrándose predecible en casi todo su argumento pero logrando al mismo tiempo captar, con sutiles diferencias, el espíritu mitológico de Saint Seiya.

A esto le sumamos el arte de Chimaki Kuori que como ya decíamos cuenta con un trazo precioso que, si bien se aleja y mucho del estilo de Kurumada para cercarse más al de Shiori Teshirogi (Lost Canvas) con un estilo claramente shojo, nos deja contentos. Y mucho.

Saint Seiya Saintia Shō vol.1

El volumen además cuenta con un buen par de atractivos a remarcar, entre los que encontramos la preciosa página doble a todo color con el que da inicio y que os mostramos sobre estas lineas, y que recibe un broche de oro al terminar con el Esquema de las Piezas de la Armadura de Equuleus; un clasicazo en la franquicia que nos arranca una sonrisa.

Saint Seiya Saintia Shō vol.1
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...