Literatura: Reseña de "The Horus Heresy vol.30 - La Condenación de Pythos" de David Annandale [Timun Mas].

The Horus Heresy vol.30 - La Condenación de Pythos
Timun Mas / Scyla lanzaba al mercado el pasado 25 de mayo la 30ª entrega de la aclamada saga de novelas de Warhammer 40.000 The Horus Heresy, una experiencia de 320 páginas en la que su autor David Annandale nos lleva a conocer como nunca hasta ahora a los Iron Hands, quienes vivirán una experiencia terrorífica en el punto de Pythos.

Timun Mas continúa con ello poniéndonos al día con la saga a una velocidad trepidante, una larga carrera por alcanzar todos los volúmenes que en este momento nos llevan de ventaja y poder ofrecérnoslos por fin en lengua castellana.

Un esfuerzo loable que los seguidores de la saga agradecemos encarecidamente.



Pasamos a continuación a analizar La Condenación de Pythos: Rasgando el Velo de David Annandale.
Space Marines - Iron Warriors
#30: La Condenación de Pythos
Hasta ahora hemos visto a los Iron Hands aparecer a lo largo de más de la mitad de los libros de la Herejía, habitualmente como personajes secundarios en historias de otros personajes, apareciendo únicamente como protagonistas en algunos relatos cortos.

En sus apariciones no obstante, siempre ha habido un nexo de unión: normalmente se trataba de trozos desbandados de la legión que, tras haber perdido a su Primarca Ferrus Manus, y sin saber si el resto del Imperio permanece leal o si son los últimos supervivientes debido a las tormentas de la disformidad que los han separado del resto, se han convertido en un martillo de venganza que ataca en rápidos y fuertes golpes a los astartes traidores. Un destino que habitualmente compartían junto a miembros sueltos de la Raven Guard o los Salamanders que se habían unido a sus fuerzas tras la hecatombe de Istvaan V.

Space Marines - Iron Warriors
Los protagonistas de esta novela, no son muy diferentes: nos encontramos con una flota de Iron Hands que, los sucesos acontecidos en el sistema Istvaan, han continuado su camino ávidos de ansias por vengar a su Primarca decapitado. Nos encontramos ante una flota relativamente "grande", que cuenta tanto con servidores y siervos como con unos mil efectivos de su legión, a los que cabe sumar algunos Salamanders y Raven Guard que escaparon de Istvaan junto a ellos.

Al frente de esta flota encontramos al capitán Atticus, un astartes que ejemplifica todo lo que representa su legión: un guerrero que poco a poco ha ido reemplazando su partes orgánicas por máquina, hasta que solo queda un ojo de lo que fue su débil carne.

Hasta ahora todos conocíamos la peculiar tradición de esta legión de reemplazar sus partes por hierro, pero aunque esto siempre ha sido interpretado por todo tipo de implantes biónicos, aquí podemos ver el verdadero significado de llevar este concepto demasiado lejos.

Space Marines - Iron Warriors

Space Marines - Iron Warriors
Con ello nos encontramos ante un Capitán totalmente intransigente, con cero dudas frente a él y una capacidad de decisión inamovible; un hombre frío y absoluto que, aunque al principio de nuestra historia puede llegar a parecer un personaje inaguantable, poco a poco podemos apreciarle a través de la historia como un ser con nervios de acero y una voluntad que no se puede doblegar.

Bajo su mando encontramos al segundo personaje y protagonista de la novela, el sargento Anton Galba, junto a quién compartiremos su punto de vista a lo largo de buena parte de la novela. Galba se presenta como una contrapartida de Atticus, siendo mucho más transigente y dudoso que el Capitán, y haciendo a la vez de puente de inflexión entre los Iron Hands y los supervivientes de las otras legiones que los acompañan, ya que las relaciones entre ellos se encuentran muy dañadas hasta rallar la desconfianza.

El tercer personaje destacable es Jerune Kanshell, un siervo que nos trasladará a la parte más humana de la tripulación, la cual hallaremos como últimamente es bastante habitual, afectada por la creencia del Lectio Divinatus, convirtiéndose en un personaje que se debatirá constantemente entre la lógica y la prohibida fe en el Dios Emperador.

Warhammer 40K Astropath
El último personaje que mencionaremos, aunque os aseguramos que hay muchos más dignos de mención, es la Señora de los Astrópatas Rhydia Erephren, un personaje con una enorme importancia en esta historia debido a sus poderes psíquicos no sancionados por el concilio de Nikaea.

Será gracias a su guía que la nave de los Iron Hands llegará al sistema Pandorax dirigiéndose al mundo de Pythos, dónde una enorme anomalía de la Disformidad les atraerá al tratarse de quizá, algún tipo de arma que les permite hacer frente a los traidores.

Así es como aterrizarán en el mundo de Pythos, absoluto protagonista de esta novela: un planeta poblado por completo de una demente jungla en cuyo interior los árboles sangran y todas las bestias son depredadoras desde la primera hasta la última, un mundo asesino cuya única finalidad es la masacre.

Sorprendidos por lo que parece ser un planeta con una consciencia propia y sociopata, los Iron Hands intentarán mantenerse con vida frente a hordas de saurios gigantescos y enloquecidos hasta que una inesperada masa de naves aparezca en la órbita del planeta.

Davin Human
Las naves vomitarán al mundo toda una horda de humanos enloquecidos que decidirán asentarse en este infierno, rodeando una especie de pilares xenos para rendirles una especie de culto dudoso.

Perturbados por su presencia y recibiendo cada noche el castigo de unas susurrantes voces endiabladas que comienzan a provocar los suicidios en masa entre la población mortal, los Iron Hands deberán dejar de lado su estoica línea de pensamiento para tratar de hacer frente a un enemigo invisible que desafía la propia realidad.

Bajo esta premisa, David Annandale nos ofrece un relato que poco a poco profundiza en una espiral de locura caótica capaz de quebrar los espíritus más fuertes, adornándolo todo con ese toque de terror primigenio a lo H.P.Lovecraft que tanto nos encanta.

Una batalla contra lo desconocido en la que los Iron Warriors comenzarán a descubrir que sus enemigos no son ni de carne, ni de metal.
Space Marines - Iron Warriors

LA TRADUCCIÓN
La responsabilidad de la traducción recae en Traducciones Imposibles S.L., los cuales realizan una labor es impecable a lo largo de todo el libro, aunque como muchos ya sabéis tras haber leído la anterior novela, ahora Timun Mas se encuentra sujeta al criterio de Games Workshop, que en los últimos años ha establecido una serie de criterios muy estrictos sobre que términos deben y cuales no deben traducirse.

Básicamente esto afecta a casi todos los nombres propios de conceptos, tales como space marines en lugar de marines espaciales o warp en lugar de disformidad, algo que la editorial española se ha visto obligada a acatar.

LA EDICIÓN
Timun Mas nos ofrece este 30º volumen en el habitual formato, un rústica con solapas de 320 páginas en el ya clásico formato de 14 x 22,5 centímetros de lomo negro que guarda un enorme parecido de maquetación con la edición inglesa original y que respeta el formato ofrecido por el resto de la saga hasta ahora. En esta ocasión la portada llega protagonizada por los Iron Hands haciendo frente a los horribles saurios de Pythos en una ilustración realizada como la inmensa mayoría de las presentadas en esta saga, por el artista Neil Roberts.

The Horus Heresy vol.30 - La Condenación de Pythos

Como ya remarcamos en anteriores reseñas, desde el volumen 21º Signus Prime y debido a los nuevos copyright y las órdenes de la propia Games Workshop, la saga pasa a llamarse The Horus Heresy.

David Annandale
David Annandale
David Annandale es autor de varias novelas de Space Marine Battles y Warhammer 40K, además de un prolífico escritor de relatos.

David es profesor universitario en Canadá, donde imparte clases sobre materias tan variadas como literatura inglesa, películas de terror o videojuegos.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...