Cómic: Reseña de "Cazafantasmas: El Hombre en el Espejo" [Fandogamia].

Cazafantasmas: El Hombre en el Espejo
Este pasado 16 de junio Fandogamia Editorial alegraba la vida a todos los que en los años ochenta eramos unos mozalbetes con el lanzamiento del cómic Cazafantasmas: El Hombre en el Espejo, primer volumen de los cómics de los inolvidables Ghostbusters que se suman a su cada vez más espectacular #lineainfinite.

Para aquellos milenials que os acabéis de caer de las higuera, esta comedia de terror / ciencia ficción se estreno en 1984 bajo producción y dirección de Ivan Reitman, protagonizada por Bill Murray, Dan Aykroyd, Sigourney Weaver, Harold Ramis, Rick Moranis, Annie Potts, William Atherton y Ernie Hudson. La película fue un éxito de taquilla y se registró como la comedia más taquillera de la década. Su banda sonora fue compuesta por Elmer Bernstein y en concreto la canción Ghostbusters de Ray Parker Jr., ganó el premio BAFTA 1985 a la mejor canción original.


A esta película siguió una fantástica secuela en 1989, que continuaba con el mismo equipo y con la primicia que ya ofreciera la primera entrega: las aventuras de un grupo de parapsicólogos y su organización para combatir actividades paranormales.

Y tras esto y una serie de animación que todos recordamos con mucho cariño, llega la serie regular de Cazafantasmas, que dando inicio en 2014 con este Ghostbusters Volume 1: The Man From The Mirror bajo el sello estadounidense IDW, para llegar al fin hasta nosotros de la mano de los buenos de Fandogamia Editorial en un rústica de 26 x 17 centímetros en cuyo interior encontramos a todo color unas aventuras que poco tienen que envidiar al original. ¡Al lío!

Cazafantasmas: El Hombre en el Espejo
El Hombre en el Espejo
Nuestra historia nos traslada justo tras los sucesos de las películas, con el Dr. Peter Venkman, el Dr. Egon Spengler, Winston Zeddemore y el Dr.Raymond Stantz desempeñando sus labores en la gran manzana, y más concretamente tras un extraño sueño / pesadilla por parte de Raymond que hace saltar las alarmas de Egon, quién se huele lo peor.

La pesadilla, según el avezado lector deduce, es obra de un ectoplasma maligno que posee a Jim Silver, quién es un ejecutivo de F.Z. Foods, compañía madre de Stay Puft Marshmallows, y cuyo motivo de existencia es arreglar el problemilla que supuso la derrota de Gozer, cuando el llamado Destructor se vio obligado a encarnarse en una mascota barrigona por culpa de Stantz.

Pero claro, el malo maloso quiere arreglar aquella estúpida e incoherente derrota, por lo que pone en marcha los engranajes de lo que supuestamente será la solución de dicho problema y que, por supuesto, pondrán a nuestros protagonistas en los más terribles apuros.

Cazafantasmas: El Hombre en el Espejo
Bajo esta premisa, Erik Burnham nos presenta una historia que tiene todos los ingredientes que ya tenían las películas de Ghostbusters, siendo capaz de atrapar su espíritu no solo en una trama divertida y repleta de aventuras, si no que nos trae a los personajes de siempre como los recordamos, con una actitud tan exacta a la que portaban en los años ochenta que casi se nos cae la lagrimita; y si no, fijáos en los comentarios mordaces de Venkman.

A esto tenemos que sumarle el dibujo de Dan Schoening, quién es capaz de trasladar a los actores a un estilo cartoon que, al mismo tiempo en que los convierte en inconfundibles, les otorga un dinamismo divertido que les da una nueva identidad en la viñeta, y al que tenemos que sumar los llamativos colores repletos de ectoplasma de Luis Antonio Delgado.

Y por supuesto, lo que no podemos olvidar, son esos guiños y cameos que vemos entre páginas. Os animamos a localizar la furgoneta del Equipo A o el Coche Fantástico, entre otros...

SI VES ALGO EXTRAÑO EN TU VECINDARIO…
¿A QUIÉN VAS A LLAMAR?

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...