Manga: Reseña de "Trampas Agridulces (Amakute Zurui Wana no Naka)" de Ando Mai [Fandogamia]

Reseña de "Trampas Agridulces" de Ando Mai [Fandogamia]
Aquí estamos de nuevo, con una nueva review de manga shojo de esos que tanto nos gustan. En esta ocasión se trata de un manga de una autora de la que todavía no se había publicado ninguna de sus obras en nuestro país, Ando Mai, sin embargo Fandogamia Editorial ha decidido adentrarse en su catálogo de mangas y traernos este, su primer volumen titulado Trampas Agridulces que recopila tres de las historias auto-conclusivas en las que el amor es la base de todas las cosas.

La edición que nos presenta Fandogamia es un tomo único en rústica con sobrecubiertas a color y un tamaño de 17.6 x 11.2 cm. En su interior encontramos 192 páginas en blanco y negro que recopilan las 3 historias auto-conclusivas que están divididas en cinco capítulos. El manga está a la venta desde el pasado 26 de mayo por un precio de 7.5€. Originalmente estas historias se lanzaron en Japón en la revista ShoComi de la editorial Shogakukan bajo el título de Amakute Zurui Wana no Naka.


Reseña de "Trampas Agridulces" de Ando Mai [Fandogamia]Trampas Agridulces:
La primera de estas tres historias es la que le da el nombre al volumen “Trampas agridulces” y la protagonista es la capitana del club de baloncesto, Momo Suzuki, una adolescente de 17 años que a diferencia del resto de sus compañeras de clase, no le interesa tanto el tema de buscar novio. Sin embargo su opinión sobre el amor cambiará en cuanto llegue al instituto Jun Seki, antiguo amigo de Momo y con quien se llevaba bastante bien la escuela media ya que ambos eran miembros del club de baloncesto. 

Lo que Momo no se esperaba es que ese niño bajito y gracioso ahora sea un adolescente guaperas y ligón que además quiere salir con ella! Esto provocará un gran lío en la mente de Momo y más aún cuando Jun, empeñado en conseguir salir con ella, le ponga todo tipo de trampas que harán que el corazón de Momo se deboque todavía más.


Reseña de "Trampas Agridulces" de Ando Mai [Fandogamia]La segunda historia de este manga se titula “¿Me puedo derretir?” (Torokechattemo Ii No?) y la protagonista es Yoshizaki una dulce chica a la que le encanta la repostería tanto como su compañero de clase Honda, apodado cariñosamente El príncipe cremoso y con quien empieza a salir al inicio de este manga. El problema está en que Yoshizaki no se considera una chica lo suficientemente buena como para salir con este apuesto Príncipe de la escuela y le pedirá que escondan su relación. Lástima que esta relación tan dulce no pase inadvertida para sus compañeros de clase, que empezarán a sospechar de ellos dos.

Finalmente la última historia recibe el nombre de “El triángulo secreto del desamor” (Himitsu no Sankaku Kataomoi) y como su propio nombre indica, los protagonistas aquí son tres adolescentes, Rio, Ryuhei y Nanami. Este grupo formado por dos chicas y un chico se conocen desde la escuela media y aunque , una de ellas, Rio, esté enamorada en secreto de Ryuhei, decidirá mantenerlo en secreto por si su amiga Nanami, quien ya se le declaró al chico hace bastante tiempo, recibiendo por cierto calabazas, todavía siente algo por él.

Reseña de "Trampas Agridulces" de Ando Mai [Fandogamia]Vamos, que tenemos tres historias shojo 100% en las que el romance y las parejas es lo fundamental. Eso implica que no tengan grandes tramas ni que los personaje sean demasiado profundos, pero para este tipo de argumentos ya está mas que bien. Al ser los protagonistas adolescentes se les permite parte de la actitud tontuna e inocente con la que cuentan y sacan unas risas al lector con facilidad.

Sin embargo no lo vamos a negar, este manga es muy pasteloso, sobretodo la segunda historia protagonizada por "El príncipe Cremoso". Esta, aunque es divertida y amorosa como el resto, es la que personalmente menos me ha gustado dado que la protagonista tenía muy poca fuerza de carácter y quien se mostraba mas maduro era justamente el propio "Príncipe". 

Pero a la hora de leer este manga también hay que tener en cuenta algo bastante sencillo. Estas historias están protagonizadas por adolescentes japoneses, cuya juventud dista bastante de la de los europeos. No podemos olvidar que allí darse de la mano, besarse o mostrar muestras de afecto en publico puede estar muy mal visto, por lo que algunas acciones de estos personajes pueden llamar la atención si no tenemos eso en cuenta.


Reseña de "Trampas Agridulces" de Ando Mai [Fandogamia]Pero desde luego si hay algo que lo hace identificativo es el dibujo, tan clásico de manga shojo de los de toda la vida. Aquí no vamos a encontrar preciosos modelitos de ropa, ni mujeres con todas las curvas del mundo. Aquí lo que triunfa son los ojos enormes llenos de chiribitas. Además como pequeño detalle a notificar, se puede observar que la autora sabe crear varios tipos de personajes, cualquiera podría decir que todas las chicas son iguales en un manga shojo, pero es agradable ver como en este caso eso es falso y cada una de las protagonistas cuenta con su propia estética, rostro y expresiones.

Y como no, los fondos no podrían ser menos, Estos estarán faltos de paisajes, pero cuentan con tramas de delicadas flores, destellos y todo tipo de fruslerías que le aportan ese tono romántico que tan bien identifica a este tipo de mangas. 


En conclusión, estamos ante una nueva oleada de genero shojo que poco a poco irá recuperando el lugar que tenía tiempo atrás en nuestras estanterías. Desde luego este manga es un claro ejemplo del camino que tienen que seguir, y aquí nos guardamos el nombre de esta autora, Ando Mai, como referencia de un shojo 100%.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...