Manga: Reseña de "PRISON SCHOOL" (Kangoku Gakuen / 監獄学園) vol.10 de Akira Hiramoto [Editorial IVRÉA].

Prison School vol.10
Hay pocas colecciones manga que podamos decir que logran sorprendernos con cada nuevo tomo, pero si tuviéramos que nombrar una, sin duda sería esta: PRISON SCHOOL (Kangoku Gakuen / 監獄学園), fruto de la maravillosa y perturbada mente de Akira Hiramoto, que impávida llega a su décimo volumen sin haber aflojado en ningún momento.

Editorial IVRÉA continúa esta serie repleta de fanservice y taquicardia para el lector, con una portada que nombraremos como misteriosa ya que está altamente relacionada con lo que vamos a descubrir en sus páginas interiores.

Como bien sabéis la serie llegaba a las librerías especializadas asociadas con su primer tomo el pasado mes de julio de 2016, iniciando una serialización que promete una cadencia mensual, al menos hasta que la serie se acerque al ritmo japonés. algo que de momento queda bastante lejos, ya que ya acumula 22 tankoubons.

IVRÉA nos ofrece la colección en un formato de tomo idéntico al japones, una rústica con sobrecubierta y solapas y una traducción respetuosa e impecable que conserva todos los matices originales, como el típico gozaru de Gakuto.

Hiramoto comenzó a publicar su manga en la Young Magazine de Kodansha en febrero de 2011. Actualmente cuenta con mas de 4 millones de copias en circulación y recibió el el premio al Mejor Manga en la edición número 37 de los Premios Kodansha en mayo del pasado año, lo cual dio luz verde a un anime de 12 capítulos y un OVA emitidos originalmente en Japón entre Julio y Septiembre de 2015, y también una serie live-action emitida entre Octubre y Diciembre de 2015. Casi nada.
PRISON SCHOOL
La historia nos traslada a la Academia Privada Hachimitsu, una estricta y prestigiosa institución de educación secundaria femenina que goza de un alto nivel académico y que, a pesar de encontrarse en plenos suburbios de Tokio, se comporta como un internado con instalaciones para albergar a su millar de estudiantes.

En base a un cambio de dirección, se decide convertir el centro de enseñanza en mixto, aceptando a nuestros cinco protagonistas: Kiyoshi Fujino, Takehito "Gakuto" Morokuzu, Shingo Wakamoto, Jouji "Joe" Nezu, y Reiji "Andre" Andou.

Los muchachos, que esperan ver florecer su juventud al estar rodeados de mujeres, pronto descubren la existencia de un Comité Estudiantil Secreto que los condena al ostracismo ante el resto del alumnado y que, tras atraparles espiando en las duchas, toma una medida tan absurda como drástica: encerrarles en una prisión para cumplir una condena de trabajos forzados bajo la vigilancia de  la espectacular y neumática vicepresidenta Meiko Shiraki (a la cual es imposible no amar y comprarse compulsivamente todo su merchandise), la monísima y sociópata secretaria Hana Midorikawa y la presidenta entrenadora de cuervos e hija del director, Mari Kurihara.

Tras una estancia en prisión de la que nunca se recuperarán, por fin los chicos logran quedar libres, pero inesperadamente hace aparición el Comité Estudiantil (el de verdad), y decide hacer cumplir a su homólogo secreto la misma condena que sufrieron nuestros protagonistas...

Prison School vol.10

Prison School vol.10
El Brocker de las Andrenómics.
La situación ha dado un giro de 180 grados: ahora nuestros protagonistas se encuentran libres, y en su lugar las tres integrantes del Comité Estudiantil Secreto son condenadas a cumplir condena por sus métodos poco claros a la hora de juzgarles.

A cargo de esta condena se encuentra el Comité Estudiantil, formado por la déspota y rencorosa con pelo de taladro Kate, la sádica y ojerosa Risa y la adorable Mitsuko, quién excepto por el hecho de terminar siempre exponiendo sus partes nobles públicamente de forma accidental, parece ser una muchacha normal que ha robado por completo el corazón de Gakuto.

Así pues, Hana MidorikawaMeiko Shiraki y la presidenta e hija del director, Mari Kurihara, son obligadas a vestir unos ajustadísimos uniformes de presidiarias que nos hacen babear compulsivamente y son encerradas para ejercer trabajos forzosos bajo la tutela de estas tres nuevas féminas de reciente aparición.

Prison School vol.10
No nos hace falta pasas demasiadas páginas para darnos cuenta de que realmente hay una intención oculta en todo esto: Kate Takenomiya, la presidenta del Comité, parece tener una cruzada personal contra Mari y Meiko, a las que insiste en humillar continuamente.

Pero esto es solo la punta del iceberg: Kate decide poner a su servicio a Gakuto y Andre en calidad de guardias de las prisioneras, una tarea que aunque en un principio parece no terminar de convencer a los muchachos, poco a poco los erosiona hasta convertirles en unos guardas de lo más crueles y dedicados.

En este punto hay que hacer un especial hincapié en lo que probablemente es lo mejor de todo el tomo; y es que nuestro querido masoquista de repente comienza a comportarse como un Hitler en potencia, cebándose de una forma contra Meiko que no nos hubiéramos esperado jamás.

La revelación del porqué de todo esto nos hará cagar ladrillos, pero no quiero aguar la sorpresa, así que lo dejaré en solo un concepto: Brocker de las Andrenomics. MAGISTRAL 😂

Prison School vol.10
Dejando esto de lado y volviéndonos a centrar en lo que ahora están pasando nuestras muchachas, el tomo dará un vuelco absoluto cuando, para explicar el pasado en común y el motivo de la actitud de Kate, sensei Hiramoto nos lanzará de lleno a un flashback en el que no solo cobrará sentido todo esto, si no que podremos conocer mejor que nunca a la presidenta y la vicepresidenta.

Desde luego, nos encontramos ante uno de los mangas más bizarros de humor publicados en el país, capaz de darle siempre una nueva vuelta de tuerca a la situación sin dejar de ofrecernos el fanservice a palas tan grandes que un humilde servidor termina confundido. Un pedazo de manga que nadie debería dejar escapar, por que es imposible no enamorarse de Hana o Meiko, incluso con sus más que obvias peculiaridades.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...