Cómic: Reseña de "Fanhunter: Drácula" de Gigamesh Excelsior [Gigamesh] @EGigamesh @celspinol

Fanhunter: Drácula
Corría aquel maravilloso (o no) 1992 cuando de las ágiles manos y los dementes cerebros del gran Cels Piñol y Chema Pamundi surgía un nuevo hito que se sumaba a su universo Fanhunter, que en aquellos instantes comenzaba a cobrar más y más importancia entre los frikis que vivían en las sombras más oscuras de la sociedad.

Un nuevo hito que venía protagonizado por ni más ni menos que el Conde Drácula, quién asolaría en sus viñetas las cinéfilas tierras de Sitges en un cómic cachondo a más no poder.

Nadie esperaba en aquel momento que en futuro no tan lejano unas historias que aparecían fruto de la autopublación en formato fanzine bajo el olvidado sello de Gusa Cómics se convertirían en material adorado y de referencia. Y seamos sinceros; aun ahora cuando alguien pronuncia la palabra fanzine comenzamos a caminar haca atrás a lo Chiquito como si hubieran mencionado a Voldemort.

Pero Cels marcó una diferencia. Ahora sus narizones aparecen por todos los rincones del fandom en forma de sus recurrentes juegos de rol, muñequitos y ahora incluso wargames. Y sin comerlo ni beberlo, miramos hacia aquella ahora lejana fecha y nos percatamos de que han transcurrido 25 añazos. Un aniversario gracias al cual nos vuelve a llegar en forma de reboot esta ahora vieja historia.

Así este volumen llega celebrando varias movidas: La primera el mencionado 25 aniversario de este Fanhunter Drácula, la segunda que la editorial Gigamesh se lanza a la piscina de la publicación de los tebéos y por último que el Festival de Cine Fantástico de Sitges incluye un cómic en la sección de libros oficiales. 
Recapitulando, que Fanhunter Drácula ha conseguido que Gigamesh y el Festival de Cine se lancen a la piscina de los cómics. Cels Piñol ha logrado atravesar barreras que nunca nadie había cruzado, llevando el frikismo a un nivel superior. Como se entere el Papa Alejo se va a cagar.

Fanhunter: Drácula
FANHUNTER: DRÁCULA
Hablar del universo Fanhunter a estas alturas es tan redundante como si explicáramos quién es Mickey Mouse. Fanhunter forma parte a estas alturas de la cultura friki y, de todas formas, si quisiéramos hacer una tesis sobre su trasfondo no terminaríamos de escribir en décadas; Cels Piñol ha sido muy prolífico con su obra, algo que han podido ver todos aquellos que suelan leer cómics o presenten un historial rolero en su currículum. Por ello, resumiremos rápidamente el escenario en que se desarrolla esta obra, citando a la información que proporcionan el resto de webs.

Alejo Cuervo (editor de Gigamesh), un exlibrero demente que se cree poseído por el espíritu de Philip K. Dick y se ha autoproclamado Papa, ha conquistado medio continente y ha prohibido todas las expresiones de ocio, cultura y subcultura. Pretende sumir a la población en la monotonía, el tedio y la desidia generalizada, y convertirla en una masa gris y obediente. Tropas formadas por fanhunters y macutes patrullan sus dominios en busca de grupúsculos que se atrevan a oponerse al régimen. Uno de ellos es la Resistencia, una panda de fans caóticos y desorganizados que han conseguido salvar el pellejo utilizando su acervo friqui para enfrentarse a las huestes papales. 

Fanhunter: Drácula
El tema es que esta sinopsis no es si no una descripción del mundo de Fanhunter dónde se desarrolla Fanhunter Drácula, así que vamos al meollo de la cuestión. La obra entra en materia cuando se nos muestra un flashback del Londres de 1879, en el que Watson visita a un convaleciente profesor Van Helsing, quién les proporciona en su lecho información sobre el terrible Conde Drácula, vampiro transilvano por excelencia. Antes de morir, Van Helsing deja un libro con los detalles del villano.

Con esto la historia nos traslada al alocado presente, en el que el Conde ha decidido mudarse a Sitges en pleno marco del Festival de Cine, una de las pocas celebraciones de este estilo que aun permite el Papa Alejo I. Sin embargo, la llegada del peligroso vampiro a tierras catalanas y más en una ciudad tan atiborrada de víctimas exponenciales, pondrá en movimiento no solo a los Fanhunters, si no a la propia Resistencia, quienes no están dispuestos a dejar que el chupasangre campe a sus anchas.

Fanhunter: Drácula
Lo que sigue es una marabunta de acción y homenajes al Dracula de Stocker, aderezados por supuesto con todos los ingredientes que convierten cualquier tebeo de Fanhunter en algo único: buen humor, irreverencia a los mitos, personajes mal de la azotea y una capacidad de soltar tantas referencias a la subcultura por línea de diálogo que maravillarán a cualquier frikazo.
Algo que, a muy grandes rasgos, define el buen hacer de Cels Piñol a lo largo de toda su carrera.

LA EDICIÓN
Como ya deciamos anteriormente, nos encontramos ante un reboot del cómic original, que ha vuelto a nacer en un formato bastante más agradable para el lector y más lejano a aquel diseño fanzinero de lo noventa, mostrando viñetas y maquetación mucho más cercanas al cómic actual.

Además de haber sido re-fabricado, Gigamesh da un inicio a su linea Excelsior que nos deja boquiabiertos; Fanhunter Drácula llega en una edición cartoné en cuyo interior encontramos 80 páginas en blanco y negro, que incluyen además del propio cómic un prefacio del propio Cels y un sketchbook que hará las delicias de niños y grandes.

¡Casi nada! Desde luego, un imperdible para cualquier friki que haya sobrevivido a los noventa. Y te juro que no fue sencillo.

Cels Piñol
Cels Piñol (Barcelona, 1970) es guionista, ilustrador, dibujante de cómics, novelista, gestor de redes sociales, diseñador, editor y agitador cultural. 

Sus obras Fan Letal, Fanhunter, Plan BB, Fantom Town, Deadfan y Outfan se han convertido en cómics de culto en el mercado español y se han publicado en varios países. Entre los editores de Cels se cuentan Planeta DeAgostini y Panini Cómics, aunque ha colaborado con muchas otras editoriales como ilustrador o articulista. En el 2016 cedió los derechos de sus creaciones a Devir Iberia, que además de gestionar la licencia, publicará juegos de miniaturas, de tablero y de rol en varios países. Panini España está publicando sus novelas, y Ediciones Gigamesh, sus cómics. Lektu.com comercializa el grueso de su obra en digital. 

Hace veintisiete años que Cels refleja en sus creaciones la vida de fans de todo tipo, sirviéndose de elementos autobiográficos y de una dilatada experiencia en el campo editorial y multimedia. Cotidianidad, ciencia ficción, terror, fantasía y mucha mitomanía son los ingredientes principales de las obras, entre las que destaca Fanhunter, ambientada en un futuro próximo donde se ha prohibido toda expresión de ocio, cultura y subcultura. 

Lleva publicadas tres novelas y casi un centenar de cómics.

Publicar un comentario

No te pierdas...

No te pierdas...
Madrid Otaku: 17 y 18 de junio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...