Manga: Reseña de "Magical Pâtissière Kosaki-chan" (ワンパンマン) vol. 4 de Taishi Tsutsui [IVREA].

Magical Pâtissière Kosaki-chan 4
El exitoso shonen romántico Nisekoi (ニセコイ) de Naoshi Komi terminaba en nuestras tierras de la mano de IVRÉA con la publicación del volumen 25 recientemente. Y ahora, también llega a su final el spin-off protagonizado por Kosaki Onodera en la cual  se convertía en una magical girl: Magical Pâtissière Kosaki-chan.

Nos despedimos de la colección con la review de este último tomo  Kosaki-chan, la cual ha sido realizada por Taishi Tsutsui y se ha venido publicando con carácter mensual en el portal online Shonen Jump+ de Shueisha desde diciembre de 2014, y que incluso ha recibido su propio anime.

Este cuarto volumen recopilatorio fue lanzado en España por IVRÉA este pasado 14 de abril, en una rústica con sobrecubiertas idéntica al formato japonés y poniendo cierre a todo lo referente a Nisekoi en la editorial.

Magical Pâtissière Kosaki-chan

Rurin, la enviada ratona del país mágico, descubre un talento en Kosaki Onodera y la recluta como "Magical Girl". Kosaki firma un contrato para así salvar a su querido senpai Ichijo, ¡¡pero no se percató de la terrible condición de que en cada transformación se quedará desnuda durante unos segundos!! ¡Luchando en el amor y en la magia, Onodera, Chitoge y Marika entran en acción! 

Magical Pâtissière Kosaki-chan 4
La magia está en los pasteles.
Tenía que pasar tarde o temprano, así que con este tomo llega el final de las aventuras más alocadas de nuestra adorable magical girl Kosaki Onodera, con un arco y una batalla final que se desarrollan a lo largo de los capítulos 32 al 41 y final + extra en los que se da por finalizada toda la experiencia de nuestra amada Kosaki como magical girl.
Pero vamos al turrón:

La primera historia de este tomo dura únicamente un capítulo y en ella podemos ver como nuestra protagonista decide hacerle unas galletitas a su amor secreto, Raku Ichijo; una tarea que no solo implica unas dotes culinarias que no posee, si no el valor de entregarselas.

En vista de que no se atreve, finalmente decide hacerlo como Magical Girl para superar la vergüenza, pero en el proceso aparece su hermana, que sin tener ni idea de que Magical Pâtissière es en realidad su hermana Kosaki, decide hacerle frene como Chocolate Mágico Haru para recuperar unas galletas que da por hecho han sido robadas, provocando el enfrentamiento entre ambas.

Magical Pâtissière Kosaki-chan 4
Tras este capítulo que enfrenta a la familia Onodera, pasamos a una suerte de capítulo de intermission, en el cual el autor nos ofrece un vistazo al día a día de las magical girls; una experiencia que básicamente viene a ofrecernos fanservice a palas en forma de nuestras protagonistas desnudas entrando y saliendo del baño, entre otras cosas. A destacar la primera aparición de Hondason en su forma humana.

A esta breve pausa sigue un primer enfrentamiento con el malvado doctor Maiko antes de la batalla final, en la que su más reciente creación producirá un miasma de polen en la ciudad de Bonyari que, al estornudar sus víctimas, pierden toda su ropa.

Y así llegamos al esperado arco final, el cual dentro de la locura que afecta a todas las historias de Kosaki-chan, ofrece un planteamiento bastante más elaborado. Todo comienza con la llegada de la nueva reina del mundo mágico Yui Kanakura, quién ha sido erigida en sustitución de la anterior reina. Debido a este hecho, los contratos anteriores a su nombramiento quedan cancelados, lo cual significa que KosakiChitoge y Marika dejarán de ser magical girls...

Magical Pâtissière Kosaki-chan 4Magical Pâtissière Kosaki-chan 4

Pero esta noticia llega al mismo tiempo en que el doctor Maiko decide realizar su ataque final contra el reino mágico: una brutal carga a gran escala que amenaza con destruir todo lo conocido hasta entonces. La historia de Kosaki-chan termina con esta batalla definitiva en al que, además de tener una necesaria nueva transformación con unos trajes que enseñan aun más chicha, se nos narra el pasado de Maiko y Ruri, lo cual es de lejos lo más interesante del tomo.

Último volumen en el que una vez más Taishi Tsutsui reafirma Magical Pâtissière Kosaki-chan como una serie de aventuras idas de la olla en las que, habitualmente, el tema termina enseñando pezón y tetica de las pobres muchachas, que tras mantenerse puras en Nisekoi aquí desatan todo el fanservice que uno podría esperar, y que además destaca gracias a un estilo de dibujo que se presenta como un auténtico clon de Naoshi Komi.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...