Manga: Reseña de "Dimension W #4" de Yûji Iwahara [Norma Editorial]

Reseña de "Dimension W #4" de Yûji Iwahara [Norma Editorial]
Hoy volvemos con otra de nuestras reviews de manga habituales, siendo el turno en esta ocasión del último número publicado por Norma Editorial de la serie manga creada por Yûji Iwahara y titulada Dimension W con su tomo #4, la cual llegó al mercado el pasado mes de abril.

Como siempre este manga de estética futurista cuenta con una edición en Rústica con solapas que mide 13x18.2cm, incluyendo en su interior 208 páginas en blanco y negro más 4 a color entre las que podemos ver una ilustración de los personajes. Como siempre el tomo cuenta con una estética de lo más cuidada en la que resalta el uso de elementos fosforescentes en la portada y el lomo. El precio como siempre es de 8€ y lo podéis encontrar en las librerías y tiendas especializadas.

Autor:
Yūji Iwahara (岩原 裕二 Iwahara Yūji?) es un mangaka japonés más conocido por sus mangas King of Thorn y Chikyu Misaki. En el año 2006 Iwahara creó el manga Gakuen Sōsei: Nekoten! y ya en el 2007, decidió enfocarse principalmente en diseñar series anime como Darker than Black: Kuro no Keiyakusha. Publica Dimension W en la revista Young Gangan desde septiembre de 2011.


Dimension W #4:
Reseña de "Dimension W #4" de Yûji Iwahara [Norma Editorial]Este cuarto número de Dimension W profundiza todavía más en el misterio del lago Yasogami, haciéndonos una idea de lo que los Números son capaces de realizar con toda su potencia. Además revela ligeramente algunos de los recovecos oscuros de esta dimensión W tan desconocida y como puede causar lo que está sucediendo en Yasgami.

El volumen comienza no mucho después de donde nos dejó el anterior, con Kyoma lidiando con unas figuras espectrales que surgen de la niebla que poco a poco ha llegado a rodear todo el hotel, aunque por suerte nuestro protagonista no tarda en entender que es lo que puede repeler a estos series, algo tan sencillo como el agua embotellada, no contaminada por la del propio lago. Mientras tanto Mira todavía sigue retenida dentro de este extraño mundo espejo gobernado por las sombras de aquellos que murieron en el lago, quienes ahora la torturan esperando que se desgarre y muera como ellos mismos hicieron. Pero Mira no va a permitir eso y luchando contra la lógica de este extraño mundo es capaz de liberarse de él y despertarse de nuevo en su propio cuerpo con un único pensamiento en la mente: explicarle a Kyoma que uno de los Números está escondido dentro de la presa.

Y mientras nuestros protagonistas lidian sus propias batallas los secuestradores se han llevado a Marisa Sakaki, la hermana del escritor muerto al centro del lago en la presa, aunque allí son derrotados por un extraño personaje, Kamiki, recién salido del mundo espejo cuya brecha con el mundo real, en ese punto justo en el que el lago y la presa se unen, se debilita hasta ser capaz de pasar de un lado al otro. 

Reseña de "Dimension W #4" de Yûji Iwahara [Norma Editorial]
Pero volvamos a lo interesante, porque mientras todo esto sucede Kyoma y Mira corren hacia la presa mientras la muchacha le explica que todo esto es culpa de uno de los número que hay dentro de la misma presa, este ha creado una realidad alternativa en la Dimension W basada en los hechos de la noche de la inundación, la cual sucedió por culpa de Kamiki. En esta realidad espejo Kamiki no logró salvar a la chica que quería y aunque salvó a los alumnos, parte de ellos quedó en el lago pasando todos a formar parte de la dimensión W. 

Sabiendo esto Kyoma decide lanzarse al agua del lago, enfrentándose al mismo Kamiki, siendo una forma como cualquier otra de tenerlo entretenido mientras Mira rompe sus percepciones y le hace ver la realidad. Él sí logró salvar a la chica, lo que esta perdió los recuerdos y decidido a no dejarla sola cambió el nombre de ambos, pasando el mismo a ser el escritor de renombre, Sasaki, y ella su hermana amnésica, marchando los dos a vivir a los pies de ese lago que se creó tras el incidente y en el que sus amigos permanecían como sombras vivas gracias al poder del Número.

Y con esta realidad revelada, Mira romperá el Número.


Análisis:
Reseña de "Dimension W #4" de Yûji Iwahara [Norma Editorial]Hasta ahora este es el volumen que cuenta con más información no solo del universo como tal en el que se mueven nuestros protagonistas, si no al tratar una trama tan compleja como la que tiene lugar en el lago Yasogami. Por suerte Iwahara ha realizado un increíble trabajo narrativo mezclando historia y acción para que el lector no se sintiera abrumado por la cantidad de información. Por suerte el universo que ha creado Iwahara es de lo más interesante y siempre resulta llamativo el que al menos una pequeña parte de ese mundo nos sea revelada, aunque sean pequeños fragmentos y detalles como la razón de que hayan tantos recolectores buscando los Números.

Así pues uno de los elementos que me ha resultado de lo más llamativo es la extraña unión de pinceladas religiosas y tanta ciencia de por medio porque sinceramente, es bastante extraño que New Tesla acepte como algo totalmente certero que la dimensión W hubiera sido creada por métodos divinos dado que normalmente la ciencia y la religión se mantienen separadas por una barrera de lo más gruesa. Sin embargo en este caso New Tesla ha admitido que la presencia de algo desconocido para ellos es lo que creó esta singularidad ahora llamada Dimension W y este atípico punto de unión puede ser algo a tener en cuenta para elementos futuros.

Reseña de "Dimension W #4" de Yûji Iwahara [Norma Editorial]
Sin lugar a dudas uno de los temas que más se ha explorado en este número es el desarrollo de personajes secundarios y relativos a todo el universo que se mueve alrededor de la dimensión W. Desde nuevos recolectores sin licencia que andan detrás de las bobinas Números al igual que hace Kyoma, en este caso llamándose como los colores, hasta la aparición de la hija de Loser, otra recolectora que trabajaba en el caso bajo la apariencia de una lolita adorable.

Lamentablemente esta última ha sido identificada por el Grendel trabajador de New Tesla quien amablemente y quizás por estar Kyoma delante, la deja escapar lanzándole una única advertencia en forma de tiro a sus pies. Muy sutil sí señor. Pero vamos, es bueno saber que algo tan preciado y caro en el mercado negro como unas bobinas especiales que cuentan con un precio desorbitado no son solo el objetivo de aquellos que tienen un tema personal con ellas, como Loser o Kyoma, sino también de todos aquellos que quieran hacerse con la recompensa que pueden sacar de ellas, un mundo de lo más competitivo el de los rectores.

Y finalmente me gustaría hablar de la trama como tal que se ha desarrollado en el lago Yasogami, una que aunque no ha involucrado directamente a nuestros protagonistas ya que no se ha hablado del pasado de Kyoma ni del de Mira, sí que ha incluido otros personajes secundarios que nos han dejado grandes escenas y una historia de lo más compleja. Es agradable ver cómo estas subtramas no son simplemente excusas para que los personajes se marchen de misión sin ton ni son, si no que están perfectamente construidas, tienen sus propios arcos argumentales y sus altibajos emocionales resultando en pequeñas píldoras de aprendizaje sobre el mundo y logrando que esos personajes a los que seguramente no volveremos a ver más, queden grabados en nuestra memoria al contarnos su verdadera historia.

Reseña de "Dimension W #4" de Yûji Iwahara [Norma Editorial]

Arte:
Nuevamente en el apartado artístico Iwahara nos ha demostrado que es todo un artista no solamente con el guion si no también con los lápices. Su personajes cada vez cuentan con un reparto de expresiones más amplio, siendo Kyoma el que más destaca ya que desde un principio Mira era la expresiva y risueña del grupo.

Reseña de "Dimension W #4" de Yûji Iwahara [Norma Editorial]
El resto de diseños de personajes también ha ganado en detalle y realismo, sobre todo lo que son las sombras y personajes dentro del mundo distorsionado de Yasogami, quienes aunque en un principio eran aterradoras y maquiavélicas posteriormente alcanzan la paz en un destello de luz que parece emanar de las páginas aunque estas estén simplemente en blanco.

Escenas de batalla no es que hayamos encontrado demasiadas, pero en su lugar hemos podido ver algo que pocas veces se muestra, lluvia y agua a raudales, uno de los grandes problemas de los dibujantes ya que los líquidos y su consistencia no suele ser fácil de dibujar. Sin embargo Iwahara nos ha presentado este en sus tres estados de una forma perfectamente identificativa, tanto como la corriente del lago inundaba el pueblo, como a los personajes empapados por el agua de lluvia.

Aunque lo que más me ha llamado la atención de este volumen es el efecto de desnudez que se ha podido ver en Mira. Tenemos que recordar que esta es una andoride y que se la ha visto “desnuda” muchas veces ya que su cuerpo suele estar cubierto por una especie de short y top por lo que nunca llega a estar realmente desnuda. Sin embargo en las escenas en las que se encuentra atrapada por las cadenas su cuerpo está únicamente tapado por una toalla y la sensación de sensualidad y desnudez que emana es increíble. 

Reseña de "Dimension W #4" de Yûji Iwahara [Norma Editorial]

Conclusión:
Con este cuarto volumen Iwahara ha sido capaz de demostrarnos de lo que es capaz, mezclando ágilmente unos capítulos un poco más lentos o pesados por la cantidad de información incluida, con escenas más movidas e impactantes logrando equilibrar y amenizar una historia que cuenta con mucho, muchísimo trasfondo.

Es curioso como este manga que comenzó como una historia sobre el mercado negro y las bobinas ilegales ha pasado a convertirse en un thriller de ciencia ficción si se le enfoca en el rumbo adecuado. Desde luego estamos ante un manga de lo más versátil y que nos puede deparar grandes aventuras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...