Cómic: Reseña de "Flash: Nacido para Correr" de Mark Waid [ECC Ediciones].

Flash: Nacido para Correr
ECC Ediciones continuaba con la celebración del 75 aniversario del velocista escarlata con la publicación de un nuevo volumen que, ignorando a los volúmenes publicados recientemente del New 52 ó nuevo Universo DC, nos enviaba a una antigua historia que ningún fan de los velocistas debería dejar escapar con Flash: Nacido para Correr.

En dicho volumen ECC Ediciones cede el testigo de Flash a Wally West, el protagonista de esta historia, englobando los originales 50th Anniversary Flash Special núm. 1 USA, Flash núms. 62-72 USA, Flash Annual núm. 8 USA, Speed Force núm. 1 USA, Flash 80-Page Giant núm. 1 USA, Green Lantern núms. 30-31 USATodo un arco imprescindible que surgió dela mente del gran Mark Waid, a quién hallamos en estas entregas en compañía de Gerard Jones, Tom Peyer, William Messner-Loebs, junto a toda una panoplia de entre los que encontramos a Carmine Infantino, Greg LaRocque, Humberto Ramos, Irv Novick, Jim Aparo, M.D. Bright, Mike Parobeck, Paris Cullins, Pop Mhan y Sal Velluto.

Un intenso recopilatorio en el que encontramos esos números de la serie regular en los que el bueno de Wally West recordaba en una suerte de Año Uno los orígenes del que en su día fue Kid Flash.
¿Qué pasó con Flash?
Nuestra historia nos sitúa justo tras la caída de Flash ante el Anti-Monitor durante Crisis en Tierras Infinitas, cuando el manto del velocista cedió al que hasta entonces había sido Kid Flash. Wally West vistió el rojo y se convirtió en héroe local de Keystone City y miembro de la Liga de la Justicia de América. 

John Fox FLASH
Para empezar con una digna introducción nos encontramos con el anual que da inicio con Generaciones, el cual nos traslada a la Central City del lejano futuro del año 2.645. En este lugar conocemos a John Fox, historiador que para lograr solucionar la terrible situación en la que se encuentra su ciudad, marcha en un viaje al pasado para poder entrar en contacto con los anteriores Flash y así impedir la catástrofe.

Así le vemos cruzar las eras y asistimos a aventuras de Jay Garrick, Barry Allen y el propio Wally West en las que se enfrentan al Dr. Mota, un villano obsesionado con la energía nuclear al cual derrotan repetidamente, mientras Fox fracasa una y otra vez en su objetivo.

Finalmente Fox regresará a su tiempo, solo para descubrir que este viaje por la corriente temporal le ha dado acceso a la Fuerza de la Velocidad, convirtiéndole en un nuevo Flash que podrá luchar por salvar a su propia gente en su tiempo.

Flash: Nacido para Correr
Superada esta saga futurista llegamos al arco que da título a este volumen y, sin lugar a dudas, el más brillante que encontramos en su interior: Nacido para Correr.

En ella veremos como Wally West recorre en base a una serie de flashbacks sus primeras aventuras junto a Barry Allen, rememorando aquel verano en el que viniendo de visita para ver a su querida tía Iris West, su encuentro con el anterior héroe terminaría reproduciendo accidentalmente la fórmula que dió sus poderes a Barry, pasando así a convertirse en Kid Flash.

A lo largo de sus enfrentamientos contra villanos clásicos como Mr. Elemento o Azul Cobalto, recorreremos unas primeras aventuras en las que un joven Wally aun no dominaba por completo sus poderes de velocista, poniendo en más de una vez en un aprieto o en un quebradero de cabeza al ya por aquel entonces veterano Barry Allen.

Flash: Nacido para Correr

Flash: Nacido para Correr
Tras una saga que solo podemos tildar de brillante y que nos narra con una maestría ejemplar estos primeros años tras el cristal de la nostalgia, asistiremos a una cuestionable aventura en la que junto a Aquaman se enfrentará a la  Merodeadora Marina por una vieja corona que otorga poder sobre los océanos.

A continuación pasaremos a una nueva aventura con viajes al futuro gracias a la aparición del villano clásico Abra Kadabra, que terminará por mostrarnos la cuestinable moralidad del siglo 64 del cual proviene.

El siguiente arco argumental propicia una colaboración con Green Lantern cuando Hammon y Gorila Grodd colaboran en un malévolo plan evolutivo que llevará a los dos héroes a viajar a África, dónde harán frente a estas dos avanzadas mentes del Universo DC en compañía de unos cuantos animales inteligentes entre los que se encuentra el perro Rex.

La última historia retornará el protagonismo en solitario al bueno de Wally, quién se verá metido en un embrollo entre un timador y El Alquimista... una aventura que por otro lado nos llevará a un importante avance en su relación con Linda y con ello a un precioso final de volumen.

Flash: Nacido para Correr
Sin duda nos encontramos con un volumen de lo más completito en el que conocemos al Flash de Wally West de una manera mucho más profunda, alejándole gracias a ello al clásico Barry Allen que marco toda una era y que aun hoy sigue protagonizando las historias del velocista escarlata.

Unas historias que en muchas ocasiones se plantean bastante ridículas, llevándose la palma la de Aquaman y la Merodeadora cuyos guiones son especialmente lamentables, pero que olvidamos fácilmente al leer la obra maestra que supone todo el arco de Nacido para Correr.

Sea como fuere, llevar el manto de Flash nunca fue fácil, y más cuando toda una galería de vilanos heredados quieren hacerte la vida imposible: La época de Wally West fue dura, pero tuvo un buen maestro en Barry Allen.

Probablemente el mejor.
Mark Waid
LOS AUTORES
Mark Waid (Hueytown, Alabama; 1962.) Todo un erudito del cómic de superhéroes, Waid renunció a su cargo de editor en 1992 para emprender una extensa etapa como guionista de Flash que muchos seguidores del Velocista Escarlata no han olvidado. 

A esta siguieron numerosos proyectos entre los que se encuentra la imprescindible Kingdom Come, una reivindicación de los justicieros tradicionales dibujada por Alex Ross. Actualmente, compagina sus labores en Boom! Studios con colaboraciones con otras editoriales.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...