Manga: Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 13 de Suzuki Nakaba [Norma Editorial].

Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 13 de Suzuki Nakaba [Norma Editorial].
Este pasado 20 de enero se lanzaban al mercado las novedades de Norma Editorial de febrero 2017, entre la que encontrábamos el tomo 13 de uno de los shonen más populares del momento: SEVEN DEADLY SINS (Nanatsu no Taizai 七つの大罪) obra original de Suzuki Nakaba (鈴木央).

Este manga de fantasía heróica, aventuras y humor empezó a serializarse en la revista japonesa Weekly Shōnen Magazine en octubre de 2012, teniendo hasta la fecha recopilados 22 volúmenes.

El tomo nos llega en una edición idéntica a la japonesa de 192 páginas, con la clásica sobrecubierta con solapas de 11,5 x 17,5 cm.

Una adaptación a serie de anime empezaba el 5 de octubre de 2014 a emitirse en Japón de la mano de A-1 Pictures, y este verano recibe una nueva miniserie.

Hace diez años, la orden de caballería Seven Deadly Sins fue acusada de traición por intentar derrocar al rey de Britania. Los caballeros sagrados lograron derrotarles, y desde entonces estos peligrosos malhechores desaparecieron del reino. Pero quizá esa no es la verdad.
Meliodas, un descarado muchacho que sirve buena cerveza y comida malísima resulta ser el capitán de los Seven Deadly Sins, y en compañía de la princesa Elizabeth comienzan su búsqueda de sus otros compañeros para salvar al reino de su auténtico enemigo... Los Caballeros Sagrados.

SEVEN DEADLY SINS
Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 13 de Suzuki Nakaba [Norma Editorial].
La batalla final contra Hendricksen.
La batalla en el reino de Liones se torna más cruenta a cada segundo, cobrándose montones de víctimas tras haberse revelado toda la verdad tras los Caballeros Sagrados y la perfidia de los planes de Hendricksen, quién tras haber liberado sus poderes demoníacos escapa tomando como rehén a la princesa Elisabeth.

Sin embargo el rescate del Capitán Meliodas y el resto de los Seven Deadly Sins no evoluciona como esperaban, y uno tras otro caen presa del abrumador poder de su enemigo hasta que finalmente se encuentran entre la espada y la pared frente a una absoluta derrota. Así nos quedábamos en el tomo anterior, con Meliodas y Elisabeth a punto de ser borrados del mapa bajo otro nuevo ataque de energía de Hendricksen, con una inesperada intervención en el último momento: Hawk, el último compañero que hubiésemos tenido en cuenta en la batalla, corriendo para salvar a sus compañeros.

Pasado este punto, da inicio este nuevo tomo, que supone el final del arco argumental actual y, por lo tanto, se encuentre repleto de SPOILERS los cuales, aunque trataremos de evitar, son inevitables en esta situación.

Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 13 de Suzuki Nakaba [Norma Editorial].
Así pues, continuando con lo anteriormente contado, este tomo da inicio con la carga suicida del Rey de las Sobras, quién sin dudarlo un segundo, se lanza de cabeza para interceptar el ataque que se hubiese cobrado la vida de sus compañeros... lo cual por supuesto, termina con la suya.

Así es amigos, el pequeño Hawk se sacrifica por sus amigos como todo buen héroe hubiese hecho, y ese pequeño retraso, ese gesto desinteresado, se clava profundamente en los corazones de sus amigos, y en especial, en el de la noble e inocente Elisabeth, quién, contra todo pronóstico, despierta un poder latente de su interior que se desata sobre todo Liones como un baño de luz que renueva la vida y cura todo a su paso.

Revelándose como la Apóstol de las Diosas, la luz mágica y milagrosa planta cara a la oscuridad de Hendricksen con un poder sobrecogedor que lo barre todo a su paso, bendiciéndolo con el amor de la muchacha. Un milagro que, a su paso, también logra recuperar la salud de los heridos héroes caídos. Gracias a ello, la carga del contraataque no tarda.

Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 13 de Suzuki Nakaba [Norma Editorial].

Reseña de "SEVEN DEADLY SINS" vol. 13 de Suzuki Nakaba [Norma Editorial].
Tanto Meliodas como los Seven Deadly Sins DianeBan, Gowther y King regresan al combate, cargando con todo su poder contra su malvado rival sin lograr hacer mella en su ofensiva, al menos hasta que finalmente surge el plan definitivo: Mientras Meliodas detiene a Hendricksen, todos y cada uno de los Caballeros Sagrados hace llover sobre ellos sus ataques más agresivos, una lluvia de muerte continua que se desata sin parar, destrozando cada vez más a Meliodas mientras Hendricksen a penas se tambalea.
¿Qué extraño plan tiene el Capitán de los Seven Deadly Sins en mente?

No lo revelaremos aquí... pero lo que si podemos contar sin tapujos es que en este tomo tiene fin la batalla contra Hendricksen, logrando con ello el volumen más épico, memorable y lacrimógeno hasta la fecha, en el que veremos unas viñetas cargadas de sentimiento en la que nuestros héroes lo darán todo.

Pero por supuesto, este final no es tal, y el gran Sensei Suzuki Nakaba aun tiene mucho que contarnos. Así lo veremos al final del volumen en el que dará inicio un nuevo e interesante arco argumental que parece tener como foco inicial a Ban y King y el Bosque de las Hadas. Una nueva historia que promete dar muchísimo que hablar, y cuya continuación esperamos ansiosos.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...