Cómic: Reseña de "Surface Tension" de Jay Gunn [Medusa Comics]

Surface Tension
Entre sus sus lanzamientos de cara a enero y febrero de 2017, la editorial Medusa Cómics del sello Hidra presentaba un impactante tomo autoconclusivo titulado Surface Tension, creado, escrito y dibujado por Jay Gunn, conocido habitualmente por sus aportaciones al universo comiquero de Dr. Who.

A estas alturas el sello Medusa Cómics empieza a ser de sobras conocida, después de haberla visto llamando nuestra atención en las librerías con Colder y tras la detonante noticia de que a partir de ahora queda bajo su tutela la publicación del Universo Valiant en España.

Pero lo que tenemos entre manos se aleja mucho de esto último; Surface Tension se acerca más al espíritu apocalíptico que hasta ahora ha rodeado a las obras publicadas, y que más allá de Colder hemos podido ver en otros grandes como The Woods o Kiss Me Satan, que de alguna manera van entretejiendo la personalidad de la editorial.

Surface Tension se publico originalmente en USA bajo el sello Titan Comics a lo largo de cinco entregas de mayo a octubre de 2015, y ahora nos llega de forma integra en un fantástico rústica de 192 páginas a todo color, entre las que encontramos además de la historia como tal, una enorme cantidad de material adicional en el que podemos ver el camino que atravesó Jay Gunn para llegar a crear su obra, desde las primeras ideas a los diseños de sus personajes. Toda una maravilla que cualquiera que disfrute la obra encontrará indispensable para la experiencia completa.

Surface Tension
Surface Tension
SURFACE TENSION
El terror por lo que se oculta en el fondo de nuestros desconocidos océanos es exactamente el mismo que despierta la profundidad inalcanzable de la oscuridad del universo. Echando mano de ello han surgido enormes obras de terror, echando mano del punto ciego del subconsciente humano para extraer los relatos más escalofriantes.

Gran maestro de ello es el ahora reverenciado H.P.Lovecraft, cuya obra es ahora considerada de culto y habiéndose sus primigenios establecido como cultura popular a estas alturas. Podemos decir de forma inequívoca que buena parte de la ciencia ficción y el terror actual bebe de su obra; hecho que podemos apreciar también en Surface Tension por partida doble.

Pero para hacernos entender, entremos en materia. La obra que aquí nos reúne nos sitúa cronológicamente unos meses tras lo que ha sido la mayor hecatombe en la historia de la humanidad. Sin previo aviso, unas inmensas torres cliclópeas de lo que parece coral emergen de los océanos, y como respondiendo a su reclamo, prácticamente toda la raza humana camina hasta sumergirse en el interior de los insondables mares para no dejar ningún rastro.

Surface Tension
Tras este suceso, la acción toma lugar en la diminuta isla de Breith, dónde una serie de pocos supervivientes han vuelto a reestructurar su sociedad en una suerte de pequeña colonia que lucha día a día por salir adelante bajo la atenta mirada de una de estas torres, encontrándose de repente en un ecosistema totalmente transformado.

Sin embargo esta frágil paz se ve perturbada cuando dos de los desaparecidos emergen desnudos en sus playas: Megumi y Ryan, dos jovenes que ahora regresan con su pigmentación transformada en un misterioso tono azul y sus memorias vacías desde el día en que abandonaron la tierra por el mar.

Asustados ante lo desconocido, los habitantes deciden poner a los recién llegados en cuarentena hasta que se demuestre que no es contagioso, quedando únicamente acompañados por aquellos que quizá puedan ayudarles: Por un lado Shauna, la novia de Ryan, y por el otro Mary, una anciana metida en temas esotéricos.

Surface Tension
Lo que ni ellos ni los habitantes de Breith saben aun es que solo son el heraldo de un enorme cambio que, inexorable, se acerca a las costas para cambiar para siempre el destino del planeta...

Con esta premisa y mucha moral ecológica de carácter catastrófico, Jay Gunn  da pie a una historia que se desarrolla a buen ritmo, abordando cada uno de los pilares que la sostienen en base a ir rotando el protagonismo de sus personajes, cuyos flashbacks irán poco a poco dando sentido a la caótica situación en la que se encuentran.

El autor echa mano de un tipo de desarrollo que se aleja un poco de lo habitual en el noveno arte, pero que sin embargo es cada vez un recurso más utilizado en la series de televisión que tan de moda se encuentran desde hace unos años. Pero esto no significa que solo viva de clichés; Surface Tension se aguanta por si misma, y aporta detalles de lo más originales como el Pueblo Concha, que aporta a la trama un mal rollo que nos va a perseguir en nuestros sueños más profundos y que, por otro lado, provocará las carcajadas más grandes en nuestros amigos argentinos.

Surface Tension
El pueblo concha. Todo colegueo oiga.
Surface Tension
Con esto solo nos resta hacer un apunte sobre el grafismo del cómic, que como podéis apreciar en las viñetas que acompañan a este artículo, es excelente y rico en detalles, aunque quizá se eche de menos algo de dinamismo y unas líneas cinéticas que nos alejen un poco de ese aspecto "fotográfico" que nos transmite.

En definitiva, una obra como la copa de un pino, la cual, si aun no la ha comprado la HBO, Netflix o similares para adaptarla a serie de televisión, le debe quedar más bien poco para dar el salto a la pantalla.

Publicar un comentario

No te pierdas...

No te pierdas...
Madrid Otaku: 17 y 18 de junio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...