Anime: Review de "Dragon Ball Super", episodios 73 y 74.

Great Saiyaman
¡Buenas noches Guerreros Z!
Esta semana hemos decidido dar inicio a una nueva iniciativa con la primera, de esperemos muchas, review semanal del capítulo de Dragon Ball Super (ドラゴンボール超(スーパー), empezando con los dos últimos episodios emitidos por aquello de que entre ambos formaban un pequeño arco argumental.

Os avisamos nada más empezar que estas reviews están llenas de SPOILERS, por lo que si aun no habéis visto el capítulo, os aconsejamos no seguir. El artículo está destinado a aquellos que ya los hayáis disfrutado. Por supuesto, la finalidad es analizar el capítulo y nosotros no lo sabemos todo, así que todos los comentarios serán bienvenidos. ¡Incluso tú, pequeño troll de foro!

Como aquellos que seguís la serie ya sabréis, ahora nos encontramos en una etapa de capítulos de calma entre sagas principales, llamemosle relleno, destinados a llenar el hueco entre lo que fue el final del arco de Black Goku y el que dará inicio el próximo 5 de febrero de 2017 bajo el título Universe Survival.

Con esto dicho, vamos al turrón.

EPISODIOS #73 y #74
¡Gohan tiene problemas! ¡¿La película de Great Saiyaman?!
¡Por quienes él ama! ¡¡El invencible Great Saiyaman!!

Con estos dos capítulos los abandonados y maltratados fans de Son Gohan están de enhorabuena - según se mire - ya que el primogénito de Goku ¡Vuelve a ser protagonista!
Hasta la fecha, Son Gohan se ha visto afectado por un efecto Yamcha en lo que llevamos de Dragon Ball Super presentándose como un académico sin demasiado interés en aquello de repartir estopa, felizmente casado con Videl y padre de Pan, algo que le ha costado ver como su estado Saikyo no Senshi (aka Ultimate) era brutalmente vapuleado en la saga de Bills para a posterior ser únicamente capaz de convertirse en Super Saiyan (nivel 1 vista la ausencia de rayos) y recibir una paliza bastante deplorable en la saga de Golden Freezer.

Son Gohan se vuelve Yamcha
Lo que quieren los fans VS lo que nos da la Toei.
Con el fandom del mestizo saiyan con un cabreo que no te menees y las esperanzas puestas en el nuevo look que ha mostrado en Universe Survival, ahora nos llega una pequeña píldora en forma de protagonismo en estos dos capítulos. No es lo que esperábamos, pero al menos Gohan tiene un combate y no pierde. Todo un record hasta la fecha.

Esto además se ve aderezado por que estos dos episodios son el sucesor espiritual de aquella brillante saga de Gohan en el Instituto Orange que sirvió de previo a la saga de Majin Buu, con sus movidas de Great Saiyaman y el inicio de su romance con Videl

Watagash
Con estas cartas sobre la mesa da inicio el episodio 73, presentándonos a nuestro querido y desastroso patrullero galáctico Jaco echándose un ramen en una paradita alienigena tras haber llevado a buen termino una misión de caza y captura de un ente peligroso con aspecto más bien inofensivo llamado Watagash.

Por supuesto el funcionario de la súper élite la caga y por haberse parado a comer el bicho se escapa (milagrosamente no rompiéndole la nave) y, por supuesto, pone rumbo a la Tierra. Ya tenemos lío.

Con esto pasamos a la Tierra, dónde para sorpresa de Son Gohan y Videl, se enteran mediante un anuncio emitido en la televisión que se está realizando una película de próximo estreno llamada ¡Great Saiyaman contra Mr. Satan!

¡Great Saiyaman contra Mr. Satan!
La peli de tu vida.
Una revelación un poco fuerte si tenemos en cuenta que Satan sale en la película y no ha tenido la decencia de decírselo a su propia hija, que se tiene que enterar por la caja tonta. Y luego el mal padre es Goku, tócate la breva.

El tema es que Son Gohan, que como ya es de demonio público es un friki de su propia identidad secreta de superhéroe, termina visitando los estudios de grabación con su familia aprovechando el enchufe de su suegro, dónde conoce a Barry Kahn, la estrella que interpretará a Great Saiyaman en la película y quién, así a priori, parece el hijo perdido del General Blue.

Barry Kahn
Parecidos razonables
Por desgracia el hedonista actor nada más ver a Videl pierde el culo y decide darle un autógrafo a tan bella mujer, quedándose con un palmo de narices cuando la hija de Satan básicamente lo deja más tirado que un pañuelo de mocos. Barry automáticamente se convierte en el villano de esta saga, al ser incapaz de aceptar el rechazo de una mujer, y decide ir a por Son Gohan a modo de venganza. Pobre tío.

Barry Kahn

Review de "Dragon Ball Super", episodios 73 y 74.
Para llevarla a cabo, al chaval no se le ocurre otra que proponer al saiyan como su doble técnico par auna escena de riesgo; tarea que Gohan acepta, supera y pasa a ser contratado casi en el acto por el estudio y su director, quién alucina pepinillos con las habilidades físicas del hijo de Goku. Director que, por cierto, está claro que es Steven Spielberg, o lo que sería su versión en Dragon Ball, haciendo clara alusión al buen humor del que suele hacer gala la obra de Akira Toriyama.

Con ello, Gohan se lleva el traje de Saiyaman a casa (una decisión un poco incomprensible) y de manera fortuita, da con un atraco a un bando perpetrado por unos delincuentes a los que ya detuvo en el pasado. ¡Ah! ¡El frikazo dentro de mi se emociona con estos detalles! Una escena que tampoco aporta mucho pero que despierta el otaku que tenemos dentro.

Review de "Dragon Ball Super", episodios 73 y 74.
Desgraciados aleatorios.
Con lo anteriormente sucedido en el set se desata el drama, y Barry pone en marcha un plan aun más bruto: hacer que la chica de la película, la idol Cocoa pida a Gohan de practicar sus papeles en el film, para que pasen la noche juntos y la prensa rosa lo destape como un ilícito romance.

Barry tío, mira que eres cabrón, la madre que te parió.

Gohan que es más tonto y más bueno que hecho de encargo pica, y la coaccionada muchacha (que en realidad es buena tipa) termina descubriendo que él es el auténtico Great Saiyaman, obligandole a un paseito volador que termina llevándoles hasta Jaco, que viene tras la pista de Watagash y que, pensando que es Gohan, tiene un pequeño encontronazo con él hasta que finalmente le explica lo del alien fugado.

Great Saiyaman - Son Gohan y Cocoa

Tras un encontronazo que incluye un cañonazo por parte de la nave de Jaco que más bien parecía el Final Flash que le endiñó Super Vegeta a Perfect Cell, la pareja va al piso de Cocoa a practicar dichos papeles, y en un despiste, la idol se enchocha del héroe casado, dando pie a una escena que recordaremos eternamente.

Great Saiyaman - Son Gohan y Cocoa
Gohan It's a TRAP!
Fotos en plan paparazzi en mano, Barry se planta en casa de Gohan para enseñárselas a Videl y destruir un hogar, ganándose nuestro más profundo odio y una crisálida justo al ladito de Freezer en el infierno. Pero Videl demuestra ser la MEJOR MUJER SOBRE EL PLANETA y decide que pasa de mierdas, que confía en su marido y que todo eso seguro que tiene una explicación.

Great Saiyaman - Son Gohan y Cocoa
No eres consciente del tesoro que tienes en casa.
Barry con cabreo con Videl y Gohan de los que hacen historia, termina despertando el interés de un itinerante Watagash que pasaba por ahí buscando un corazón lleno de rencor, después de la anterior paliza. Esto da pie a una escena que parece protagonizada por Eddie Brock y el simbionte Venom, tras lo que Barry vuelve poseído por el ente en una versión más peludita que da pie a la batalla que todos esperábamos.

Barry Kahn Watagash

Barry Kahn se ve de repente no solo dotado de un nuevo poder abismal y una estúpida antena en el cogote, si no que la posesión potencia tanto sus poderes como su odio en algo bastante parecido a lo que hacía Babidi o que más reciente hemos visto en la saga Xenoverse de la mano de Demigra.

Demigra
Ideas reutilizadas por the win.
El asalto al hogar de Gohan hace que el héroe y el villano terminen atravesando media ciudad, mientras Barry Kahn va aguantando cada vez mejor las tortas que el pega el Saiyan y comienza a transformarse una y otra vez hasta que, finalmente, adopta una forma que está entre el Super Saiyan 4 y un Troll de David el Gnomo.

Barry Kahn Watagashgoku ssj4Troll de David el Gnomo

Por suerte para nuestra salud mental, su forma final es otra que se parece más a un enemigo de One Punch Man, una forma gigantesca que dispara rayos por los ojos y pega unos sopapos que parecen salidos de un Ozharu y que terminan poniendo al propio Son Gohan en órbita.

Barry Kahn Watagash

Pero Son Gohan no ha aparecido en este capítulo solo para comerse una paliza, Esta vez no.
Cuando todos dan por hecho que ha perdido, Spielberg se encuentra grabando la batalla para su película y Cocoa llora dándole por muerto, Videl y Pan aclaman el nombre del hombre al que quieren y, envuelto en el aura dorada de un Super Saiyajin, regresa para derrotar ante la mirada de las dos mujeres de su familia al monstruo infame. Utilizando para ello por supuesto, un Kame Hame Ha de los gordos o, perdón, ¡el Rayo del Super Great Saiyaman!

Rayo del Super Great Saiyaman

Con esto la batalla, que es bastante mejor de lo que uno podría esperar del relleno, llega a su final con Barry Kahn salvando el culo, Son Gohan manteniendo a salvo su identidad y la película llegando a su estreno en cines ¡Final feliz para todos!

Videl

En la escena final, podemos ver como Goku y Chichi salen en compañía de la familia de su hijo del cine, habiéndose, por supuesto, dormido Son Goku durante un film que no tenemos dudas era un tostón. Chichi lo siento, este no es el momento estelar de tu hijo. Fue cuando venció a Cell (o en su defecto cuando se pinchó a Videl).

Goku Chichi

Y con esto llega a su fin esta mini saga dedicada a Gohan y el Great Saiyaman, en el que hemos descubierto que a pesar de todo este tiempo, Son Gohan sigue siendo capaz de luchar por los suyos, que Videl es tan maravillosa como suponíamos y que, quizá, el primogénito de Goku se pueda salvar.

Y con esto os dejamos hasta el próximo episodio 75, en el cual supuestamente veremos como Krilin recuerda viejos tiempos de entrenamientos con Goku...
Pobre Krilin, ya veremos si sale andando.

¡Hasta pronto Guerreros Z!

Krilin
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...