Cómic: Reseña de "Sinestro #4" de Cullen Bunn y Brad Walker [ECC Ediciones].

Nuevamente estamos aquí con otra de nuestras reviews de cómics americanos, sin embargo la de hoy es muy especial porque se trata del último número de la colección, el tomo #4 de Siniestro.

Cuesta despedirse de una serie tan buena, pero por ahora ECC Ediciones cierra la serie publicando este último ejemplar que llegó al mercado el pasado mes de noviembre con una edición en rústica en la que encontramos en su interior 184 páginas a color divididas en los capítulos del #16 al #23 USA.

Autores:
Cullen Bunn es un escritor estadounidense de cómics, historias cortas y novelista, conocido por su trabajo en cómics como Deadpool Kills the Marvel Univers, y The Damned and The Sixth Gun por Oni Press. Su trabajo en novelas incluye la serie de terror Crooked Hills y dentro de las historias cortas se incluye la colección antológica de Creeping Stones & Other Storiess.

Brad Walker es un artista profesional del cómic. Comenzó su carrera en 2004 trabajando para DC Comics en el volumen de Detective Comics Batman. Más tarde trabajó en títulos como Batman: Legends of the Dark Knight, Manhunter, Birds of Prey, Nightwing y muchos más. Finalmente, fue contratado por Marvel Comics y ha trabajado en títulos como Guardianes de la Galaxia, El Imperativo Thanos, Héroes de Alquiler, y unos cuantos más.


Sinestro #4
El jefe de los yellow lanterns sigue en su búsqueda para destruir a los seres que traen el palidecer, esos que buscan destruir todo aquello lleno de emoción a lo ancho y largo de las galaxias, y su siguiente paso le lleva a Khandak, Reino en el que Black Adam es el soberano indiscutible. Este les recibirá con los brazos abiertos y muchas noches de fiesta y aunque a la mayoría de los lanterns eso les parezca el recibimiento adecuado, eso no es lo que quiere Sinestro.

Tras explicarle la situación al ser inmortal, ambos se irán de peregrinaje buscando el secreto de la ciudad y como esta y el mismo Black Adam consiguieron frenar la amenaza generada por estos seres hace millones de años. Y aunque este secreto no cae muy lejos, para el lantern amarillo se le hace un suplicio. Por suerte la espera será corta y en mitad del desierto encontrarán la gruta donde mora la repuesta a sus preguntas, pero lo que les será revelado no será de su agrado.


En las profundidades de la gruta encontrarán el cuerpo reseco del obispo del palidecer, pero este retornara a la vida y mostrará estar ligado al anillo amarillo en cuanto Siniestro haga uso de su luz amartilla, ya que debajo de todas esas vendas y andrajos aún queda algo de un antiguo guardián del universo. Os seres que precisamente crearon los primeros anillos de poder, los de los green lanterns.

Con las fuerzas renovadas y de nuevo despierto en este mundo lleno de emociones, el palidecer será aún más fuerte alimentándose de las emociones y la rabia de los que tiene a su alrededor, capaz incluso de hacer arrodillarse al mismo Black Adam, por surte Sinestro le salvará el culo aunque no será capaz de evitar que el villano huya camino al planeta tierra.

Allí los humanos, tanto héroes como villanos, tendrán que hacerles frente, pero no estarán solos. El líder de los lanterns amarillos ya predecía una amenaza similar, por lo que aprovechando la potencia de su mundo guerra y de los recientes manhunters lanzará al espacio la salvación de la humanidad, un sinfín de anillos amarillos que encontrarán entre los héroes y villanos de la tierra a sus nuevos portadores.


Así dará comienzo una guerra masiva en el planeta azul, en la que gracias a los nuevos poderes de construcción de los anillos, los humanos podrán hacerle frente en mayor o menor medida.

 Pero la lucha no seguirá el camino esperado, las fuerzas de la tierra y los lanterns se veran sobrepasados rápidamente por el palidecer y Sinestro tendrá que acudir a su último recurso. Utilizar la fuerza, el poder de infundir el miedo de todos estos nuevos lanterns, reuniéndolo en su persona para atacar con todas sus fuerzas.

Una gran batalla que nos dejará un triste desenlace y dará lugar a un nuevo comienzo.


Crítica:
Siempre resulta difícil despedirse de una serie cuándo esta llega a su final y Sinestro no va a ser menos por mucho que sea uno de los villanos de DC y menudo villano. 

En apenas estos cuatro números la serie no sólo ha seguido un buen ritmo, si no que el personaje principal se ha ganado toda nuestra simpatía pese a contar con una de las personalidades mas difíciles ya que tanto el resto de sus compañeros como el mismo lector nos tenemos que parar a pensar si nos está mintiendo o simplemente está jugando con nuestra mente.

Y es que aunque la historia como tal, todo el camino con la búsqueda del palidecer y su consiguiente derrota haya podido gustar más o menos a los lectores, que personalmente no me ha parecido mala si no algo más bien previsible, lo que realmente se ha ganado toda la fama ha sido el mismo sinestro. 


Gracias a esta serie hemos podido conocerlo más, sus motivaciones más ocultas, los sentimientos sinceros hacia su hija y hacia los de su especie, así como hacer un pequeño repaso a sus aliados y enemigos. A estos también hemos podido conocer y apreciar aunque realmente ha sido en menor medida

Cabe destacar su relación con los otros lanterns, tensa siempre, de general a soldado y con un claro carácter marcial y de superioridad pero sin llegar a despreciables nunca. 

Es una pena que se haya mostrado tan pocos aspectos sociables del protagonista, pero también forma parte de su personalidad.


El mayor fallo que encuentro en esta serie han sido los capítulo en los que en lugar de contar con Sinestro como personaje principal este a sido el nuevo Lobo. 

No estoy ni a favor ni en contra de este personaje, pero con una serie de tan poco números parece un desperdicio el dedicar casi medio tomo a otro personaje que tampoco es que se haya llegado a desarrollar.

Por suerte quien sí ha contado con un profundo cambio tanto de mentalidad como de traje, ha sido solanik, quien ha pasado por tres etapas muy diferenciadas y se ha desarrollado de una forma muy interesante. 

Se nota que la presencia de su padre ha hecho mella en ella y aunque en un principio haya sido reticente, finalmente es capaz de mostrable el respeto que el líder amarillo buscaba.


Arte:
En el apartado artístico el volumen se mantiene estable, consiguiendo buenas escenas y un gran ambiente de batalla y tensión. Sus peleas y movimientos están muy bien coreografiados, logrando que nadie tenga poses extrañas o que las batallas sean confusas.

Además a Brad Walker se le da especialmente bien las composiciones de imágenes, mostrando de una forma ingeniosa los pensamientos de los personajes, como por ejemplo en este caso Black Adam al ser sondeado por el obispo del palidecer o la recepción masiva de anillos amarillos en la tierra.

Finalmente los paisajes tanto los de tipo urbano en la tierra, alienígenas o en el espacio, se notan realistas y estan bien enfocados, ayudando a la ambientación, concretamente en los momentos de despliegue de los personajes.


Conclusión:
Estamos ante una serie corta que podría haber seguido tranquilamente varios números más ya que será por enemigos en el espacio. Sin embargo se entiende su cierre al contar con un nuevo líder a la cabeza de los lanterns amarillos.

Personalmente me ha parecido una serie muy interesante, consiguiendo con ella comprender parte de las motivaciones del personaje principal y explorar así un poco más allá de la superficie el basto universo de los lanterns.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...