Cómic: Reseña de "BRIBONES" #2, El Barco Frío. [Dibbuks].

Entre sus novedades para este noviembre de 2015, la editorial Dibbuks nos congratulaba notablemente con el lanzamiento del segundo volumen de BRIBONES, que en esta ocasión responde al subtítulo de "El Barco Frío".

Con ello continuamos con las aventuras de los divertidos aventureros creados por el gran El Torres a finales de los años noventa: Bram el guerrero norteño y Weasel la comadreja, fruto de su colaboración con Juan Jose Ryp, quienes alejándose de su trabajo en el cómic erótico se metían en el nacimiento de una revista de fantasía y rol llamada "Barbarian".

En el primer volumen (¡qué ya deberíais poseer!) su propio creador nos hablaba de la irregular historia editorial a la que se enfrentaron los dos héroes, finalmente la obra logro llegar a buen puerto publicándose en USA a través de la editorial mencionada Amigo, una independiente de su propia cosecha.

Ahora la obra al fin navega entre nuestras librerías gracias a Dibbuks, que nos permiten disfrutar una vez más con este segundo tomo que, encuadernado en una rústica de 136 páginas a todo color de 17x26 centímetros, recopila los números 1 al 5 de ROGUES: THE COLD SHIP, publicados originalmente en USA bajo el mencionado sello de AMIGO COMICS.

Lo mejor del ROL, al cómic.
Para aquellos que ya conocen a Bran y Weasel del primer volumen de Bribones/Rogues, este ya era un tomo muy esperado. Para los que no, no os preocupéis, no es necesario leer la primera entrega para disfrutar como un niño pequeño de esta historia - aunque recomendamos encarecidamente que consumáis el primer volumen en cuanto tengáis opción de ello.

Nos encontramos ante dos personajes de los más irreverentes y con más jeta que espalda que nos trasladan a un universo de fantasía al más puro estilo D&D (Dragones y Mazmorras para los más profanos), un entorno que no es en absoluto ajeno para el lector medio de cómics - mucho menos para aquellos que además son usuarios de los juegos de rol - y que en ocasiones parece ya tener poco que ofrecer.

Sin embargo, aquí es dónde entra la maestría de El Torres.
Y es que este valorado guionista desata toda su imaginación en Bribones, dando una nueva vuelta de tortilla al género gracias a una frescura y un humor que todo el mundo puede disfrutar.

Si, la fantasía está muy trillada a estas alturas, pero Bran y Weasel aportan un ingrediente que no se puede menospreciar: son unos cabrones.

Todos los que hemos jugado alguna vez a rol de mesa podemos detectar enseguida a este tipo de personajes: aquellos jugadores que, ficha en mano, fueron capaces de crear en aquellas sesiones de juego a unos aventureros que convertían cualquier mazmorra en una experiencia divertida, y que en más de una ocasión y gracias a su actitud socarrona lograban que el director de juego se arrancara los pelos de la cabeza.

Así es, Bran y Weasel son dos personajes en un mundo de fantasía con una actitud arrancada de una película de acción de los 80, dos caraduras imparables e incorregibles que, aunque sea el fin del mundo, son capaces de arrancar una carcajada incluso al lector más experimentado.
Y es que, ¿quién no le cogería cariño a estos indeseables?

Weasel de congela el culo.
Bien, quizá este título ya ha captado totalmente vuestra atención (culo y Weasel en la misma frase suelen causar esa reacción).

La historia que nos reúne en El Barco Frío nos traslada a la ciudad de Gerada, una importante ciudad de la civilización humana en cuyo puerto se citan todos los navíos y mercancías posibles.
Sin embargo, en sus costas y contra todo lo que podría esperarse del verano, el frío se cierne sobre los marineros augurando nada bueno...

Estos pronósticos se cumplen cuando un barco repleto hasta los goznes de terribles Draugr llega al puerto, exigiendo su líder, Hakon El Sin Muerte, la presencia del perjuro Bran el Matadragones y, ante la negativa, organizando una terrible masacre entre aquellos que deciden intentar expulsarles.


El hombre al que buscan es por supuesto Bran, que junto a Weasel se encuentra en la ciudad realizando sus timos y trapichéos habituales hasta que la guardia de la ciudad decide ir a buscarles para solucionar este entuerto.

Una vez Bran es conocedor de la situación, decide dejar de resistirse y acudir ante Hakon para cumplir con lo prometido, solucionando con ello la presencia de los Draugr en Gerada.

Sin embargo y a pesar de sus intentos, será incapaz de evitar que Weasel la Comadreja se una a esta nueva aventura cuando por sus propios medios la sensual pícara se hará su propio sitio entre la tripulación del Barco Frío.
Una tripulación que, ahora que sus trece miembros está completa, partirá hacia el norte para liquidar al último de los dragones.

Con esta más que prometedora introducción comienza este segundo volumen, que cubrirá un arco argumental bastante más serio (pero sin pasarse) que lo visto anteriormente, sin abandonar esos toques que convierten a Bran y Weasel en indispensables.

A la maestría narrativa totalmente indiscutible de la que hace gala El Torres, se une en esta ocasión el para nada menospreciable arte de Lolita Aldea, quién retrata a los ya conocidos aventureros con todo lujo de detalles, haciendo gala de unos trazos magistrales que no se alejan demasiado de los Bribones de Ryp.

Una nueva versión de estos Bribones a la que no nos costará acostumbrarnos más de dos viñetas, ayudados por el trabajo de color que ha apartado Sandra Molina, logrando que las viñetas nos trasmitan el frío más intenso del norte, y el calor más inadecuado de las vestimentas (o la ausencia de ellas) de nuestra Comadreja favorita.
El Torres es el único guionista español que publica regularmente en Estados Unidos a través de Amigo Comics.

Conocido por sus obras de terror como El velo, El bosque de los suicidas y Las brujas de Westwood; así como por las tentativas de llevar sus obras al cine.

También es un apasionado de la fantasía heroica. Sus cómics se han publicado en Estados Unidos, España, Francia, Alemania y Japón.

Lolita Aldea (Ceuta, 1982) estudió Bellas Artes. Tras finalizar sus estudios, trabajo como ilustradora para Imageneer Games, realizó portadas para UNESCO y Ediciones Babilon, además de crear varios carteles para encuentros de manga y anime. Ganó el Certamen de Cómic Desencaja con El hogar de los juguetes rotos y el de Manga de Norma Editorial con El síndrome del hilo enredado. También ha colaborado en la creación de manuales de dibujar mangas como Shonen Manga: Action-Packedpublicado por Harper Collins. En 2015 participó en la creación del cómic Elrubius: Virtual hero para el famoso youtuber El Rubius. Actualmente trabaja para Amigo Comics donde se publicó para el mercado americano el segundo volumen de Rogues!, hoy publicado en España por Dibbuks como Bribones.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...