Cómic: reseña de "Legenderry, Una Aventura Steampunk" de Bill Willingham y Sergio Dávila [Aleta Ediciones].

El pasado mes de mayo de 2015, coincidiendo con la celebración del 33º Salón del Cómic de Barcelona, Aleta Ediciones enriquecía su catálogo y nuestras estanterías con la publicación de Legenderry, Una Aventura Steampunk, una genial novela gráfica dónde los personajes más icónicos del sello Dynamite se daban cita en una suerte de crossover en un universo alternativo steampunk.

Obra del reputado guionista Bill Willingham, ganador del premio Eisner por la famosa franquicia Fábulas, y contando con el esplendido dibujo de Sergio Dávila, la colección de ocho números fue lanzada inicialmente en USA como una miniserie bajo el sello Dynamite en enero de 2014, para posteriormente ser recopilada en enero de 2015.

Del mismo modo, Aleta Ediciones nos ofrece la colección completa integramente a lo largo de 208 páginas a todo color encuadernadas en rústica, en una reproducción fiel del producto original, dónde se dan cita Red Sonja, Vampirella, Green Hornet, Kato, Flash Gordon, The Phantom, Silver Star, Capitán Victory, el Hombre de los Seis Millones de Dólares y el Zorro.
Una Aventura Steampunk
La historia nos traslada a la tierra de Legenderry, un mundo aun gobernado por la edad victoriana sobre cuyas ciudades surcan dirigibles y sus habitantes visten galas pomposas, rodeados por una tecnología pseudo-avanzada dónde el vapor es la mayor fuerza motriz.

En este ambiente steampunk conocemos bruscamente a la misteriosa Magna Spadarrosa cuando huyendo de unos asesinos enmascarados entra a la carrera en el Club Escarlata, un local dónde se reúne las más altas esferas.

Por suerte para la bella pelirroja en peligro, la propia dueña del local, que no es ni más ni menos que Vampirella, da cuenta de los asaltantes en una salvaje masacre que no deja títere con cabeza.

Tras este brutal asalto, la señorita Spadarrosa explica que se encuentra a la búsqueda de su hermana Sonja, y que durante dicha búsqueda se ha visto perseguida por estos misteriosos asesinos hasta que desesperadamente terminó entrando en el Club.

Pero dicha entrada fortuita, dará inició a una aventura con todas las de la ley para Magna, quién conducida por Vampirella dará inicio a la búsqueda de su hermana en compañía de los más variados héroes mientras recorre Legenderry en dirección a Desembarco, dónde quizá pueda encontrar las respuestas que busca.

Así conocerá a Green Hornet y Kato, recorrerá la jungla salvaje tratando de escapar de monstruosidades mediohumanas para vivir un romance con The Phantom e incluso conocerá al propio Flash Gordon, el héroe espacial.

Todo esto mientras escapa del grupo de villanos que la persigue, dónde encontramos la antítesis de los héroes que conocerá en su viaje, como pueden ser Ming, Feliz Avalon, el Doctor Moreau, el General Tara o la reina For Zora, quienes la buscan para utilizarla como novia y sacrificio necesario para invocar a este mundo a un terrible mal: Blackmass.

Toda una aventura repleta de acción en la que la señorita Spadarrosa irá conociendo y colaborando con todos los héroes clásicos de Dynamite que se dan cita en esta colección, en un crossover hilado con una soltura pocas veces vista en este tipo de series, recibiendo cada uno de ellos la atención y detalle merecido; todo un logro por parte del renombrado Bill Willingham.

Por su parte Sergio Dávila nos deleita con un arte estupendo, repleto de todos esos pequeños detalles milimétricos y cuidados que permiten que el espíritu steampunk no se pierda en ninguna de sus viñetas, nunca abandonando ese recargado victoriano repleto de tuercas y válvulas.

A todo esto hay que añadirle los preciosos extras que pueblan el final del volumen, dónde podremos disfrutar de portadillas y arte original, entre otras cosas.
Sin lugar a dudas, nos encontramos ante una aventura que divertirá a todos, conozcáis o no a los héroes que la protagonizan gracias a la independencia de la que goza de sus respectivas colecciones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...