Cómic: review de 'Batman: La broma asesina' [ECC Ediciones].

Review de 'Batman: La broma asesina' [ECC Ediciones].
Tío, esto mola mucho.

No hay mejores palabras para comenzar la reseña de este cómic que las ya dichas por Tim Sale en su presentación de 2008. Porque sin lugar a dudas, esto mola, y mucho. Claro que diciendo esto nos quedaríamos cortos al hablar de una obra que, si bien es breve (apenas 46 páginas), es enorme en otros muchos sentidos.

Batman: La Broma Asesina’ es uno de los clásicos imprescindibles que todo fan del hombre murciélago debe tener en su estantería, o como mínimo, usurpar temporalmente a alguien que lo tenga para disfrutar de tan magnífica historia. Sea del modo que sea, tiene que caer en vuestras manos, y para ello ECC Ediciones ha lanzado el clásico en la colección ‘Grandes Autores de Batman’, con una fantástica edición de lujo en cartoné y a todo color.

Los culpables de semejante “monstruosidad” fueron el inigualable Alan Moore (guión), conocido por grandes obras como ‘Watchmen’, ‘V de Vendetta’ o ‘La Liga de los Hombres Extraordinarios’, y Brian Bolland (dibujo y color), célebre ilustrador de portadas y cómics como ‘Camelot 3000’, ‘Juez Dredd’ o ‘Fables: 1001 Nights of Snowfall: What You Wish for’. La obra original de 1988 contaba además con John Higgins para darle color a las páginas, tal como hizo junto a Moore en Watchmen y otros de sus cómics, pero Bolland en la reedición quiso rehacer el trabajo anterior y darle su toque personal.


Review de 'Batman: La broma asesina' [ECC Ediciones].
En un principio se barajó realizar una historia que tuviese por protagonistas a Batman y Juez Dredd, algo realmente curioso de ver, pero que seguro más de uno ha agradecido al haberse descartado. En su lugar, pidieron que el cómic de Batman que iba a crearse tuviese únicamente personajes de la serie, con lo cual, tomaron al villano por excelencia, el némesis absoluto del Caballero de Gotham: Joker.

Es cierto que hay otros villanos en Gotham que bien podrían haber servido de puente para una historia fantástica, pero debido a la estrecha relación, casi simbiótica, que guardan Joker y Batman, probablemente no habría resultado nada tan grandioso como la obra que nos ocupa. Se trata de una obra maestra, pese a que Alan Moore no esté conforme con ella y la tenga en mala estima. Aunque sea por una vez dudad de su criterio y catalogarla como se merece.

Batman: La broma asesina.
Review de 'Batman: La broma asesina' [ECC Ediciones].

La historia empieza con lluvia, hojas caídas de un árbol por los achaques del otoño y los faros del Batmóvil. Las viñetas iniciales producen una tensión oscura, con los primeros pasos de Batman adentrándose en el asilo de Arkham. Ninguna palabra, sólo miradas y gestos junto a algunos rostros conocidos hasta llegar a la celda de un demente sin nombre. Unas manos mortecinas, pálidas como los naipes que sostiene. El desconocido cartel de la celda da paso a una silueta conocida, un villano ensalzado por sus fechorías y el tiempo: Joker.

Había una vez dos tipos en un manicomio…”.

Review de 'Batman: La broma asesina' [ECC Ediciones].
Así comienza esta historia, como un chiste. Un chiste en el que Batman, en un principio, trata de detener el fatídico destino que parece perseguirlos a él y a Joker. Su propia muerte, la de alguno de los dos. Una batalla que llevan librando desde hace demasiado tiempo y aún no ha finalizado. Probablemente jamás lo haga hasta que uno de los dos se manche las manos con la vida del otro.

Las intenciones de nuestro héroe se ven truncadas cuando el hombre que tiene frente a él no resulta ser quien esperaba. Un poco de tinte en sus manos y la sorpresa se gesta: el Joker ha vuelto a fugarse. Uno de los villanos más retorcidos y temibles de Gotham y el mundo entero campa a sus anchas.

Llegados a este punto, el interés está servido. ¿Qué nuevas locuras llevará a cabo? Como es de esperar en un personaje de su talla, por su mente no pasa nada bueno. Tratará de demostrar algo, crudo y visceral que removerá las entrañas del lector si empatiza con los personajes implicados, si logra ponerse en la piel de las marionetas de la obra de Moore.

La aparente sencillez de la historia está plagada de simbolismos y detalles que facilitan más de una lectura. Todo está perfectamente conectado, mostrándonos una historia de Batman que profundiza en la dualidad del héroe así como en los orígenes de su némesis (hilando con la vieja historia surgida en Detective Comics #168). Puede verse cómo héroe y villano comparten una misma base que los ha llevado a tomar caminos opuestos, dos caras de una misma moneda, inseparables.

Review de 'Batman: La broma asesina' [ECC Ediciones].

Lo acontecido en la historia ha sido inspiración de muchos, pero quizá el caso más claro sea la segunda entrega de la trilogía de Christopher Nolan, ‘Batman: The Dark Knight’ (2008). En ella el director explora la estrecha relación de héroe y villano, además de tratar la visión particular del Joker sobre su origen, algo que cambia dependiendo de a quien se lo cuente (“¿Quieres saber de qué son estas cicatrices?”). A veces lo recuerda de un modo, a veces de otro, una muestra más del saltador olímpico que tiene por cerebro.

En ‘La broma asesina’ tenemos una nueva versión de este importante hecho. Una historia contada a modo de flashback que no dejará indiferente a nadie. Diferenciada del resto de la historia por su tono en blanco y negro (junto a algunos detalles en rojo y naranja, claro), justifican, por así decirlo, cómo el Joker llega a ser lo que es.
Review de 'Batman: La broma asesina' [ECC Ediciones].

Siguiendo con el dibujo de Bolland, así como el nuevo coloreado, más oscuro y acorde con el tono de la historia, mantiene el listón bien alto, al nivel de un guión de estas características. Sin demasiadas florituras o estilo distintivo, su dibujo muestra la realidad, con expresiones y movimientos calculados que logran transmitir las emociones de los personajes a la perfección. Un punto más a favor de la obra.

Extras

Como no podía ser de otro modo en una obra de estas características, nos encontramos con una sección de extras breve pero curiosa. Aparte de los típicos prólogos y epílogos, esta vez realizados por Tim Sale (mencionado al principio del texto) y Brian Bolland respectivamente, nos encontramos con una breve historieta dibujada y escrita por Bolland, además de algunos de los bocetos de 'La broma asesina', entre los que se cuenta la fotografía en la que se inspiró para dar forma a la portada.

En cuanto a 'Un tipo inocente', nombre de la historia que encontraremos al final, es un extra imprescindible de rápida lectura. Es original e interesante, el breve relato de un chico que muestra sus reflexiones y oscuros deseos, queriendo, por una vez, hacer algo realmente malo. Una historia en la que incluye aquello que no pudo introducir en 'La broma asesina', como un homenaje al Batman de Dick Sprang.

Review de 'Batman: La broma asesina' [ECC Ediciones].

Antes de terminar, volveré a repetirme, pero esto es algo de “obligatoria” lectura, es una obra maestra. Desde el primer momento la historia te engancha por el pescuezo y no te suelta hasta que tus ojos terminan de descubrir la broma final. Una broma perturbada que podemos llegar a explicar tanto por la sencilla vía de una batalla entre enemigos, o de un modo mucho más trascendental y retorcido que rompe la pared que separa el cómic de la misma realidad. Conociendo a Moore, cualquiera de las dos opciones es viable.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...