Manga: review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Este pasado viernes 13 de septiembre del 2013 salió a la venta el Blu-ray/DVD de la esperadísima Dragon Ball Z: Battle of Gods / Kami to Kami (ドラゴンボールZ 神と神), y como buenos otakus y fans del manga del celebre Akira Toriyama (鳥山 明) la vimos en cuanto nos fue posible este mismo fin de semana.

La película, que aun no tiene fecha oficial en España, tuvo su estreno en los cines de Japón el 30 de marzo del 2013 (la primera tras 17 años), viéndose implicados en el proyecto tanto Toei Animation como el propio Toriyama, confirmando la historia canónica de la historia como una continuación canon de su manga, a diferencia de muchos otros films que nunca cuadrarían en la cronología de su obra o la terrible secuela Dragon Ball GT, que gracias a esta película queda totalmente fuera de la saga oficial.

Esto de por si ya es una alegría para los fans que nos vimos abofeteados por las historias espaciales de Goku, su nieta y Trunks, pero sin embargo, no nos quitaba el miedo en el cuerpo. ¿Qué íbamos a encontrar con Battle of Gods? ¿Sería una decepción? ¿Lograría lo esperado?

La espera ha sido larga, pero finalmente tenemos los resultados. Ojito que hay SPOILERS por doquier.
El argumento, un buen toque Toriyama.
review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
La historia es bastante conocida por todos:
Bisuru (o Bills), el dios de la destrucción, despierta tras un largo sueño con una obsesión en mente fruto de una profecía: enfrentarse al Super Saiyajin God. Descubriendo gracias a Wiss que quedan muy pocos saiyajins, sale en su búsqueda, apalizando a Goku por el camino y terminando en la fiesta de cumpleaños de Bulma, donde tras unas situaciones bastante peculiares terminará enfrentándose a todos los Guerreros Z.

Aburrido, Bisuru decide destruir el planeta, pero Goku descubre gracias a Shenron como traer al Super Saiyajin God; se necesitan cinco saiyans de corazón puro para convertir a otro en dios. Con el foco en Goku para tal transformación, el saiyan convertido en dios se enfrentará al caprichoso Bisuru para evitar la destrucción del planeta a sus manos.

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).

Esto, a grandes rasgos, es lo que nos trae la película Battle of Gods en sus 85 minutos de animación. Así a priori encontramos dos primicias: un enemigo más fuerte que todo lo conocido hasta ahora y una nueva transformación Saiyajin. Pero antes de centrarnos en estos temas, quiero hacer varios apuntes.

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Lo primero es la narrativa de esta historia. Muchos de vosotros estáis acostumbrados al anime de Dragon Ball, donde las batallas se alargaban eternamente, pero los que hemos podido disfrutar de la obra original de Toriyama sabemos que esas batallas suelen ser bastante menos tediosas (que no menos épicas), y por lo tanto la narración suele ser un tanto más desenfadada, repleta de gags que hacen que ames a los personajes nacidos de los lápices de Tori-sensei.

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Me atrevería a decir que ya pudimos ver este toque mucho más Toriyama en la última animación previa a este film, llamada Ossu! Kaette kita Son Gokū to nakamatachi!! (オッス!帰ってきた孫悟空と仲間たち! - Ossu! Vuelven Son Gokū y sus amigos), estrenada el 21 de septiembre de 2008 durante el Jump Anime Tour, donde conocíamos a Table, el hermano pequeño de Vegeta.

Así pues nos encontramos con que Birusu no es otro Freezer/Cell, si no un enemigo entrañable, caprichoso y comilón que se apunta a un bombardeo para entretenerse entre que aparece el Super Saiyajin God, provocando un buen montón de escenas hilarantes que te sacan una risa involuntaria.

Birusu se hace de querer nada más aparecer, lo cual es algo sorprendente si tenemos en cuenta que barre el suelo con los Guerreros Z como si fuesen unos niños de parbulitos. 

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Pero esta no es una película con una historia solo enfocada a un duelo final titánico. En lugar de eso, Toei nos trae todos los personajes y toma la fiesta de cumpleaños de Bulma como centro para crear un buen montón de escenas y situaciones entrañables, como ver al equipo de Pilaf convertidos en niños de primaria inentando obtener las Bolas de Dragón, y como esto crea una situación de amorío entre los infantes Trunks y Mai. 
Es simplemente imperdible.

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Dejando de lado el tono desenfadado que tanto encandilará a los fans de Tori-sensei, la historia respeta TODO el canon del manga, sin olvidarse nada por el camino. La actitud fanfarrona de Satán, el interés pesetero de C-18, los chistes verdes del maestro Muten, el súper-oído de Piccolo y un sinfín de detalles que convierten este film en todo lo que esperaba de él.

En cuanto a la batalla, la película no para de mostrarnos combates salpicados equitativamente a lo largo de todo el metraje, y que por supuesto llevan a la batalla épica final entre el Super Saiyajin God y Bisuru. 
No quiero destriparos la película por completo a todos, pero he de añadir que, aunque el final es abierto, tiene un cierre correctísimo, sin perder en ningún momento el espíritu dragonbolero hasta los mismos créditos.

Ampliando y purgando el universo Dragon Ball.
review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Akira Toriyama y Toei Animation lo han logrado; han tomado la historia clásica del manga y, purgando toda la basura que se creó en torno a ella, han ampliado el universo hasta el infinito.

- La mitología saiyan: Bisuru y Vegeta añaden más detalles a la historia saiyan, explicando el primero que el Super Saiyajin God ya apareció anteriormente, cuando el planeta Vegeta tuvo un conflicto interior entre saiyans benignos y malvados. Este conflicto llevó a que el bando de los saiyans de corazón puro invocasen al dios, pero finalmente fueron derrotados por sus antagonistas cuando el tiempo de este estado terminó abruptamente, y los malvados terminaron reinando entre los suyos.

Por otro lado, nos hacemos conocedores de que Birusu ya visitó el planeta Vegeta y humilló al rey Vegeta cuando el pequeño príncipe homónimo era solo un infante.

- Los doce universos: Bisuru revela que toda la historia que hemos conocido pertenece solo al séptimo universo, donde su maestro Wills es el más fuerte, siendo él el segundo y Goku (en su forma God) el tercero. Esto nos deja once universos más donde puede haber muchos más rivales de poder incalculable.
Quizá uno de estos universos ubique al Trunks del futuro, otro al futuro del que venía Cell, y otro a la saga de GT, pero esto son meras especulaciones.

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
- Dragon Ball GT, imposible: Con esta nueva historia canon, la continuación anime de Dragon Ball Z queda totalmente fuera de lugar. La película está situada entre los capítulos 517 y 518 del manga, donde se hacía un salto de 10 años entre la saga de Boo y la aparición de Oob. Para empezar, encontramos con que en la película parecen Pilaf y su tropa (Shu y Mai) rejuvenecidos hasta ser unos niños por un deseo fallido al Dragon Shenron. Esto es totalmente incompatible con el hecho de que al inciarse GT, Pilaf apareciera hecho un anciano y pidiese al dragón por error que Goku volviera a ser un niño.
Por otro lado, en esta película podemos ver que Goku alcanza un nuevo estado de poder que en GT obviamente no existía, a causa de lo cual terminaba existiendo el horroroso SSJ4.
La lista es bastante larga, pero claramente GT ha quedado fuera de la cronología canon oficial de Dragon Ball.

Los niveles de poder.
review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Como comentábamos antes, Bisuru revela que toda la historia que hemos conocido pertenece solo al séptimo universo, donde su maestro Wills es el más fuerte, siendo él el segundo y Goku (en su forma God) el tercero.
Durante el film podemos ver que Bisuru vapulea literalmente a todos los Guerreros Z, incluido Goku en SSJ3, Majin Boo, Gotenks y Gohan en Saikyō no senshi entre otros.
Obviamente, el único que logra pelear de igual a igual con él es Son Goku cuando obtiene gracias a sus congéneres saiyan el estado de Super Saiyajin God, el cual, curiosamente, no parece poseer una energía palpable, ya que cuando Goku obtiene este estado ninguno de los Guerreros Z es capaz de saber cual es su poder.
A esto tenemos que añadirle que de la misma forma, ningún personaje de la película es capaz de estimar el poder que posee el propio Birusu, dejando claro que la escala en la que ellos se encuentran está fuera del Ki, de la misma manera en que lo están los androides como C-18.


Por otro lado, cabe destacar otro detalle... aunque como dijimos arriba, ninguno de los personajes conocidos más poderosos (Goku en SSJ3 y Gohan en Saikyō no senshi) son capaces siquiera de hacer pestañear al dios de la destrucción, el príncipe Vegeta es capaz de golpearle repetidamente y soportar sus ataques cuando reacciona con un arrebato de furia al ver caer a Bulma.

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).

Tras ello el propio Goku reconoce que Vegeta le ha superado claramente... algo realmente sorprendente cuando Vegeta se encontraba en forma SSJ (o eso intuimos a juzgar por la ausencia de relámpagos) y Goku en SSJ3.
Con esto parece ser que al fin le han devuelto la dignidad al príncipe saiyan, a pesar de que en la película Vegeta añade una de las más grandes notas cómicas al despojarse de su orgullo para proteger a los suyos.
Bravo, Vegeta.

El Super Saiyajin God.
review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Aparte de la leyenda y el proceso para lograrlo (cinco saiyans de corazón puro deben imbuir con su poder a un sexto), confirmamos ciertos aspectos de esta nueva forma de Goku.

El pelo se torna rojizo, así como sus ojos en los que se puede ver una pupila similar de tono oscurecido, y el guerrero ve reducida su masa muscular, quedando "rejuvenecido". Todo esto acompañado de un aura de llamas y un ki que el resto de Guerreros Z no puede captar y/o medir.

Añadido a esto, y OJO A LOS SPOILER, esta el tema de que esta forma tiene un tiempo limitado, lo cual ya fue su perdición en el pasado (ver más arriba en mitología saiyan). Sin embargo, cuando esta forma llega a su fin Goku ni se entera, y continúa peleando con Birusu en su forma SSJ (tal y como hizo Vegeta previamente) desempeñando un buen papel contra él. El propio Birusu reconoce que Goku solo ha bajado levemente el listón perdiendo su forma de dios, peleando en SSJ bastante por encima de lo que hizo anteriormente en SSJ3, y por lo tanto conservando buena parte de su estado God.

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Sin embargo, no es hasta el final que Goku parece despertar, brevemente, el verdadero Super Saiyajin God, cuando todo ya está perdido y la tierra va a ser destruida, pensando en su esposa y sus amigos.

Aquí tenemos algunas dudas, ya que se puede ver claramente como una ráfaga de energía azul llega hasta el desde la tierra dotándole de nuevas fuerzas, pero por otro lado podría tratarse de que las verdaderas fuerzas del Super Saiyajin God despiertan cuando debe proteger a los suyos.

La animación.
Toei Animation ha hecho un buen trabajo en la película; aunque no se puede decir que sea el proyecto anime mejor animado de la temporada, el dibujo es correctísimo, los diseños siguen la linea clásica y en general los movimientos son fluidos.

Por desgracia, desde mi punto de vista introducir efectos de CG y Cel shading ha sido un error absoluto. Aunque algunos quedan bien (como las nubes estallando), en general son cutres y quedan feos y ortopédicos, pegando más bien nada con la animación clásica.
Hay un momento en que Goku y Bisuru se ven modelados con Cel shading que dan ganas de llorar, y alguna roca se parte que parece un gráfico de Playstation. Y personalmente el aura de llamas del God es fea como matar a la madre de bambi.

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
El horror.
No acierto a comprender por que los han incluido, cuando casi no salen en el metraje, si no solo en algunos momentos determinados que podrían haber animado con las técnicas tradicionales. Este aspecto, fatal.

La banda sonora.
review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Salvo por el homenaje de FLOW con su versión de Cha-La Head-Cha-La encontramos una banda sonora con temas instrumentales totalmente nuevos que quedan bien y no pierden el espíritu de la serie original.

Algunos quizá no estén de acuerdo, pero es normal que actualicen la música, ya que la anterior suena bastante a gramola a estas alturas para una película de cine. Por otro lado, suena otro tema en la película llamado Hero, también de FLOW, que queda absolutamente épico en la escena que ambienta.

Conclusión.
Battle of Gods es un éxito.
Francamente, como fans, estabamos tan, tan flipados que me temía que esta película fuese una inmensa decepción, pero no lo ha sido. Es más, me ha dado todo lo que esperaba de ella, e incluso más.

No podemos si no decir que es... ¡Absolutamente recomendable! ¡No podemos esperar a su continuación!
¡Gracias por todo, Guerreros Z!

review de Dragon Ball Z Battle of Gods (ドラゴンボールZ 神と神).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...